¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
INGRESAR Explora tu perfil

Amigo lector,

Haz disfrutado 5 de 10 contenidos gratuitos.

Nuestro deseo es que continues informandote y disfrutando de todo nuestro contenido, por eso te invitamos a iniciar sesión ó crea tu cuenta gratis en nuestro portal.

SUSCRÍBETE
Opinión

Economía y crisis ambiental

¿Puede la economía dar respuestas frente a la crisis ambiental global?

Para dar respuesta a esta pregunta iniciemos por aclarar que Aristóteles señaló en diversos textos, incluida la Ética a Nicómaco y la Política, la distancia fundamental entre economía  y crematística, siendo esta última entendida como el arte de hacerse rico y de adquirir fortuna. La economía proviene del griego oikonomos, que hace referencia al cuidado o administración del hogar. Con el paso de los siglos hemos confundido el uso de estos dos términos y con nuestros modelos de bienestar basados en nuestros deseos y preferencias hemos olvidado que habitamos en un hogar común.

Nos hemos dedicado a  buscar transformar y dominar la naturaleza. Y lamentablemente una gran parte de la humanidad sigue considerando que los denominados ¨recursos naturales¨ son ilimitados y que cada cual debe focalizarse en maximizar su felicidad y su espacio de dominio: hemos confundido la riqueza con la grandeza. Vivimos en el apogeo de la crematística, un éxtasis que no conoce el sentido de  los límites planetarios y que no ve necesario pensar en las generaciones futuras.

El matemático rumano Nicolas Georgecu-Roegen señaló en su gran obra La Ley de la Entropía y el proceso económico (1971) el gran desacierto que implicaba entender la degradación ambiental como una externalidad insignificante en los modelos financieros;  situación que aún persiste a escala global. Es evidente, hemos herrado el camino olvidando el cuidado de nuestro hogar común y consagrándonos con esfuerzo a la conquista de los entes.

Posiblemente si logramos recuperar el fundamento originario de la economía aceptaríamos que tenemos una gran responsabilidad como especie en relación a la estabilidad global y con las generaciones futuras. Debemos renunciar a la idea espuria de ver en el planeta una máquina de los deseos que podemos estrujar sin restricción alguna.  Afortunadamente existen en nuestro país y en otras regiones del mundo emprendimientos que le apuestan a procesos basados en la economía circular y que ven en la sostenibilidad una oportunidad para mejorar la calidad de vida.

Es importante resaltar que desde hace varias décadas está de moda teñir de verde las empresas usando el prefijo ¨eco¨  o imágenes de animales en muchos productos, así como  las tonalidades del verde en las imágenes corporativas, lo que les granjea muy buenos dividendos manteniéndose distantes de la sostenibilidad y de la justicia ambiental. Por eso nuestro papel como consumidores es determinante y debemos ser muy agudos a la hora de diferenciar una estrategia crematística de una verdadera formulación económica que busque dar una sana respuesta a la actual crisis ambiental global. Así las cosas, si el gobierno nacional adopta como política financiera la prevención del daño ambiental, la llamada economía naranja dejará de ser mera crematística del siglo XXI para volver a las raíces de la oikonomos.

*Vocero Movimiento Ambientalista Colombiano

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

Álvaro Villanueva

Covid-19 y el camino al desastre

La llegada de la Covid-19 desde finales del 2019 ha marcado un camino con grandes cambios para la humanidad. Como sucede siempre en estos casos, los mayores perdedores son los más débiles, los más abandonados y en general los más pobres, aumen

Leer
María Isabel Ferro

Una cuestión de género

Ruth Bader Ginsburg murió el pasado viernes 18 de septiembre. Su muerte deja un vacío profundo en la Corte, sobre todo ahora cuando faltan contadas semanas para una elección presidencial que puede cambiar el rumbo de la nación americana.

Leer
Hernando Baquero Latorre

Fútbol, citas y fraude

A pesar de trabajar hace muchos años en una institución donde la internacionalización es un pilar de su plataforma estratégica y que se materializa año tras año en diversas actividades debo reconocer que solo hasta esta semana me enteré de

Leer
Kelina Puche

Inseguridad alimentaria

Uno de los fenómenos por medio de los cuales se manifiesta la pobreza urbana es la inseguridad alimentaria. La Encuesta de Percepción Ciudadana que elabora Barranquilla Cómo Vamos, demostró que entre 2018 y 2019, el porcentaje de barranquiller

Leer
Ver más Columnas de Opinión
La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web