El Heraldo
Opinión

La pandemia, conflictos y soluciones

Se necesita, presupuesto, buena voluntad, diagnóstico claro de la situación, y ejecuciones.

El desequilibrio social, como fenómeno creciente en el universo, se ha hecho también notar en  Colombia, un país que se mantiene en permanente lucha por el poder entre quienes, lo  detectan y quienes aspiran a él, con muchas veces el direccionamiento de obtener réditos personales, olvidándose de los demás, que por cualquier circunstancias tienen una vida por debajo de las condiciones humanas, empeoradas con el desempleo, la  falta de vivienda adecuada, servicios básicos, alimentación, educación, y mucho menos entretenimiento.

Las enfermedades como la producida por el actual coronavirus, Sars-Cov-2, responsable de la covid-19, y muchas otras, han mostrado un desbalance cada vez mayor en los núcleos familiares, algunos ya desorganizados, sin respeto entre sus componentes, con altos grados de descomposición, impulsados con la criminalidad organizada, tráfico de drogas, violaciones, sicariatos, feminicidios, robos y muchos más, dirigidos por grupos que se aprovechan de estas debilidades para realizar actividades delictivas, al cual son llevados, muchas veces en forma obligadas desde edades tempranas..

Aunque muchos son fenómenos que no se pueden combatir sino a largo plazo, en el corto plazo existen necesidades que no nos dejarán salir de la epidemia de la covid-19, conociendo que fundamentalmente, no tenemos que permitir que  un caso siga transmitiendo muchos más, diagnosticar los paciente en forma tardía, retrasa su aislamiento y manejo,  ocasionando serias complicaciones, hospitalizaciones, muertes, y por su puesto gastos directos relacionados, que están conduciendo a una situación  financiera de país muy  difícil, en donde solamente unos pocos se han podido mostrar beneficiados, aunque al final también pueden ser perjudicados, ante la pérdida de su movilidad y de sus favorables condiciones de vida, es decir tienen la plata pero no la pueden gozar.

El control de la pandemia es un beneficio para los grandes necesitados, pero también para todos. Para obtener resultados,  tenemos que llevar a un gran grupo poblacional, a condiciones de vida dignas que en Colombia, un país en donde, alrededor de un 42.5% de la población es pobre, (Dane 2020), con una alta proporción que recibe solo dos comidas al día, y cuando lo hacen es con alimentación de baja calidad nutricional. Muchas no tienen vivienda propia y cuando la tienen, habitan en hacinamiento, con malas estructuras sanitarias, y sin servicios básicos de agua, energía, alcantarillado y otros. Tampoco hay facilidades suficientes,  para una buena educación y mucho menos, para el entretenimiento sano. Las cifras ha aumentado en los últimos años. Como un punto a favor, la  ONU enfatiza que algunas medidas tomadas durante la pandemia impidieron que Colombia retrocediera de 8 a 10 años en índices de desigualdad.

No hay dudas de que la pandemia es un factor desestabilizarte del crecimiento y aumento del gasto público, unido a la sindemia innegable que vivimos, que seguirá uniéndose a otras enfermedades que no sabemos cuándo van a llegar.  Nada es más importante en la actualidad, que el control de la pandemia.

Las soluciones las tenemos a nuestro alcance, recomposición del gasto del Estado, reestructuración o reforma del sistema de salud, con participación de todos los estamentos, instituciones y personas, en forma solidaria. Es un trabajo para los buenos políticos, congresistas, diputados, concejales, y gobernantes en general, con el consiguiente cuidado de evitar que los recursos creados sean robados y dilapidados. Es el momento que esas personas que pueden colaborar, ahora, lo hagan, Inicialmente en forma voluntaria, solidarizándose con la situación difícil que vivimos, sin necesidad que sea la ley la que se los exija. Se necesita, presupuesto, buena voluntad, diagnóstico claro de la situación, y ejecuciones.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
Tatiana Dangond

Cero garantías

La suspensión de la ley de garantías supone un riesgo electoral que a todas luces amenaza la transparencia en la administración de los recursos públicos y que podría afectar los resultados de las próximas elecciones. El proyecto de ley de pr

Leer
El Heraldo
Ismael Cala

El camino sobre el destino

Estos días en Santiago de Compostela me han servido para reflexionar acerca de la importancia del camino por encima del destino.

¿Cuántas veces no nos sentimos impacientes por compararnos con otros y no ser capaces de ver que cada per

Leer
El Heraldo
Jesús Ferro Bayona

Academia y política

Que los académicos no son buenos para gobernar, es un prejuicio que todavía subsiste en la opinión pública. El gobierno de los filósofos es una tesis que Platón desarrolló en su tratado “De la República”, libro que muchos consideran mu

Leer
El Heraldo
Alberto Linero

Morir sin haber vivido

Los humanos vivimos con la conciencia de la muerte. Sabemos que vamos a morir. Tenemos esa certeza que determina nuestras acciones diarias. La experiencia espiritual es una manera de enfrentar esa condición y tratar de darle sentido a nuestra exi

Leer
Ver más Columnas de Opinión
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.