El Heraldo
Opinión

Cuando el comportamiento nos puede salvar

El comportamiento humano entendido como el resultado de actuaciones del  ser humano, o forma de proceder ante diferentes situaciones,  está determinado  principalmente por el medio ambiente en donde se vive y por su entorno. 

Tiene influencias, sociales, ambientales y genéticas. Desde el principio de la especie humana hasta la actualidad, se ha tratado de comprenderlo para aprovechar sus manifestaciones, con el fin de lograr una integración beneficiosa para las sociedades, reconociendo sus características, tratando de disminuir sus debilidades y fortaleciendo principios impactantes en el desarrollo de las comunidades. Con el comportamiento se crearon los principios de la responsabilidad, la solidaridad, la honestidad, y en general todos aquellos que nos han permitido subsistir. La lucha por preservar estos principios, nos ha llevado a establecer leyes y reglamentos, para evitar, los ya también conocidos principios contrarios, de la irresponsabilidad, la desobediencia, el incumplimiento, la deshonestidad, y otros que nos han llevado al fracaso y hasta la destrucción progresiva de las poblaciones por sus propios habitantes.

 Ante un enemigo destructor, que no conoce el respeto, ni tiene límites para actuar, la respuesta más importante está en el cambio de comportamiento, el cual debe tener una respuesta fuerte, adecuada, rápida que nos permita al menos si no podemos eliminarlo, contrarrestarlo con las medidas hasta ahora conocidas por la ciencia, las investigaciones con evidencia, fundamentadas en un método que por siglos ha salvado la humanidad. Nadie puede negar que muchas enfermedades no solamente se han podido contrarrestar, sino en algunos casos se han logrado desaparecer, como la viruela, la poliomielitis y muchas otras que de no ser por el descubrimiento de importantes vacunas y medicamentos nos seguirían destruyendo y afectando inclementemente.

Se llegó el momento de tener un comportamiento urgente, que cambie lo que la Covid-19 viene haciendo, destruyendo vidas, acabando con los sistemas de salud, deteriorando los sistemas económicos y manteniéndonos en un aislamiento social, que solo tienen comparación con otras épocas, con la peste, y otros grandes desastres de la humanidad. 

El comportamiento humano nos puede salvar de esta gran catástrofe que vivimos, y que para muchos pareciera que no existe, desobedeciendo las mínimas normas de comportamiento, protégete y protege a los demás. Con el comportamiento irresponsable, la pandemia ha seguido su curso utilizando cada vez más sus elementos destructores, acabando inicialmente con uno de los componentes más importantes de una sociedad los trabajadores de la salud. A quienes ahora se colocan como héroes, pero mejor mártires, para una población que no cumple con los mínimos principios de distanciamiento, uso adecuado de tapabocas, lavado de manos uso de alcohol, y aislamiento en caso de contactos o manifestaciones de la enfermedad. 

Lo que determina muchas veces el cumplimiento de las normas, de las medidas estipuladas y en general de la ley,  es que la forma de subsistencia es cada vez más difícil, por no existir empleo, trabajo, ni producción, para satisfacer las necesidades mínimas y poder vivir con dignidad. Los gobiernos tienen que intervenir con actuaciones de emergencia, en medio de poblaciones ya previamente pobres, sin vivienda, sin buena alimentación, sin servicios públicos, ni educación.

Aristóteles, describe en su libro Política, que el ser humano es un animal social. “La persona no se puede separar por una parte en individuo, y por otra en ciudadano, es en la sociedad donde el ser humano se hace un ser moral en lo individual y en lo público". 

Todos debemos ayudar, con el gran ejemplo de los trabajadores de la salud, ofreciendo hasta sus vidas por los demás. Es el momento de lograr un cambio esencial, el cual, solo se conseguirá, cuando logremos convencernos de que la lucha contra la Covid-19, tiene la mejor vacuna en nuestro comportamiento.

 

 

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
Javier Castell Lopez

“Fútbol es fútbol, gol es gol”

Vujadin Boskov fue un entrenador serbio que dirigió al Real Madrid entre 1979 y 1982, y condujo a la Sampdoria de Italia a la final de la ‘Champions’ (antes Copa de Europa) ante el Barcelona dirigido por Johan Cruyff. A este ya fallecido homb

Leer
El Heraldo
Iván Cancino G.

#ElCoco

Se habla mucho en estos días de los delitos de lesa humanidad, sin duda alguna son conductas que por su gravedad merecen el mayor reproche y la mayor contundencia para rechazarlos e investigar su comisión dentro del respeto a las garantías proc

Leer
El Heraldo
Remberto Burgos

Reflexiones académicas

Recibo con inmensa alegría la decisión gubernamental de gratuidad en educación superior. Beneficia al 99% de los estudiantes de la Universidad de Córdoba. Estas líneas son pincelazos de la presentación del libro del señor rector.

Leer
El Heraldo
Indalecio Dangond

Autoridad y justicia

Los colombianos nunca habíamos visto tan amenazada nuestra Nación, como la estamos viendo ahora por los llamados grupos de terroristas urbanos. Los bloqueos a las vías nacionales, saqueos al comercio, destrucción de bienes públicos, intimidac

Leer
Ver más Columnas de Opinión
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.