El Heraldo
Opinión

Cinismo y engaño

Todo lo demás, devolver sus fondos escondidos totalmente y el resto de delitos igualmente, o si no para la cárcel por veinte años.

Las últimas informaciones oficiales de los organismos encargados de hacer cumplir el proceso de paz, cerca de una docena, acaban de señalar que fue establecido el monto de las reservas de la  FARC en dinero depositadas en cuentas del exterior, principalmente en Turquía e Islas Británicas del Atlántico en manos de testaferros que cobran comisión, en una suma aproximada al billón doscientos mil dólares, una cantidad escalofriante, increíble, no confesada por estos delincuentes quienes con un cinismo impactante hasta el momento han confesado y devuelto solo siete millones de dólares de conformidad al Acuerdo de la Paz y con destino a la reparación de las víctimas.

Es decir, otro engaño más de la FARC. Porque tampoco han cumplido en confesar la totalidad de sus crímenes, extorsiones, secuestros, víctimas de desplazamientos y lo peor, reclutamiento de menores en sus filas, violaciones y embarazos a niñas adolescentes. Entonces la pregunta que millones de colombianos nos hacemos es: Donde está la justicia de nuestro país,  donde el cumplimiento de pactos que durante cuatro años se tejieron bordado sobre bordado para intentar acabar con un infierno que duró cerca de  sesenta años?  La otra pregunta que nos carcome el alma es y será siempre: Hasta cuándo vamos a seguir soportando ese océano de impunidad que arropa indeleble la corrupción generalizada y sepulta bajo los misterios de los cínicos todos los horrores que sufrió el país y que aún está padeciendo, de todos los pelambres, títulos,  características y modalidades? Como puede el país soportar que 10 delincuentes estén sentados con curules en el Congreso de la República intentando participar en la formación de leyes que nos van a estructurar nuestra ciudadanía? Cuando hace pocas semanas presenciamos presidiendo el Senado de la República a la compañera por años del más temido asesino su Jefe máximo Marulanda estandarte histórico de la FARC, sentimos tanta vergüencita y repudio que rogamos no lo supieran en el exterior para no quedar en el máximo ridículo. Y de paso, quisimos no vivir aquí para no presenciar tanta barbaridad. Por ello lo que puedan después nuestros nietos opinar a nadie va a extrañar porque llegara el día en que el delito será superior a la Ley y el mundo en Colombia se dividirá entre los nuevos dueños que serán los asesinos y los que vivirán encerrados sin  asomarse a una   ventana quizás no por miedo o quizás sí, pero que al mismo tiempo empiezan a morir de amargura.

Parece  ser que ahora hay unos cambios burocráticos en la JEP entidad que  tiene la responsabilidad, léase bien,  enorme responsabilidad de devolverles la confianza y la fe a los colombianos en su justicia. Este es un principio fundamental en un Estado de Derecho porque una nación sin castigo para el delito premiando delincuentes es un Estado fallido inviable para la consolidación de cualquier clase de sociedad. Los plazos para la FARC deben ser absolutos: Hasta determinada fecha tienen la obligación de confesar todos sus horrores entre ellos los secuestros que decidieron rebautizar como retenciones como si la Ley se reformara con un título. Todo lo demás, devolver sus fondos escondidos totalmente y el resto de delitos igualmente, o si no para la cárcel por veinte años. Veremos si la JEP pasa la prueba.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
Jesús Ferro Bayona

Mueren jóvenes

Eran las cuatro de la madrugada cuando la despertó un llanto de una mujer mayor que no paraba de susurrar una especie de plegaria.  Se quedó asustada bajo la sábana con que se tapaba tratando de ignorar aquella lúgubre voz de cementerio.

Leer
El Heraldo
Tatiana Dangond

Pedir perdón

Entre 2002 y 2008, los años de mayor fuerza de la política de Seguridad Democrática, según las estimaciones hechas por la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), 6.402 civiles fueron víctimas de ejecuciones extrajudiciales.

Estos

Leer
El Heraldo
Alberto Linero

Parar e interiorizar

Necesitamos esos momentos en los que hacemos silencio para escucharnos. Nos desconectamos de toda la ruidosa y trepidante dinámica de la vida diaria para encontrarnos con nuestra voz interior, con esa que nos entiende y nos expresa. Nos conectamo

Leer
Ver más Columnas de Opinión
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.