El Heraldo
Colombia

Claves para entender crisis de Monómeros

La compañía es uno de los temas prioritarios en la agenda del gobierno Petro.

El presidente Gustavo Petro ha dejado en claro que, en el marco del proceso de restablecimiento de relaciones con Venezuela, uno de los temas prioritarios es superar la crisis de Monómeros Colombo Venezolanos S.A., filial de Petróleos de Venezuela (Pdvsa) y que opera hace 54 años en la ciudad de Barranquilla.

“Es la empresa que hacía en Colombia la mayor parte de los fertilizantes para la agricultura, que ahora estamos importando a unos precios tres veces mayores que los precios que existían al comienzo de la crisis y eso ha producido el crecimiento de todos los precios de los alimentos”, dijo Petro en ‘La W’.

Sostuvo además que su gobierno trabajará por recuperar “la producción subsidiada de fertilizantes en Colombia”, que ahora mismo depende de la importación de Rusia, con lo que estaría “solucionando un tema mayúsculo en este momento que no da espera que es el hambre”.

Sus inicios

Monómeros fue creada en 1967 como propiedad de Colombia y Venezuela en el marco de un proyecto binacional, encargándose de la producción de fertilizantes para el sector agroindustrial.

En 1971 se inauguraron las instalaciones del complejo en Barranquilla, una de las ciudades portuarias más importantes de Colombia.

En 2006, Ecopetrol y el Instituto de Fomento Industrial vendieron su participación accionaria al socio venezolano Petroquímica de Venezuela (Pequiven), quedando este como único propietario.

Paso a gobierno interino

Tras no reconocer los resultados de las elecciones presidenciales de 2018 que dieron como ganador a Nicolás Maduro, Juan Guaidó se autoproclamó presidente interino de Venezuela en enero de 2019 con el respaldo de unos 50 países, incluido Colombia, y tomó el control de Monómeros.

La Asamblea Nacional venezolana designó a una junta directiva ad hoc que se puso al frente de la empresa en abril de ese año.

Esto tensó las relaciones entre el sector opositor y el oficialismo, que hasta la fecha sigue luchando por recuperar la administración de la organización.

Tras ser suspendida desde 2017, Monómeros recuperó la licencia de la Oficina de Control de Bienes Extranjeros de Estados Unidos (Ofac) en 2019 cuando la compañía pasó a estar bajo control de Juan Guaidó.

La licencia de la Ofac es un documento que permite a la empresa acceder a créditos internacionales, cobertura de seguros y créditos de proveedores para seguir avanzando en sus planes de crecimiento.

En ese sentido, las sanciones impuestas restringían la importación de materia prima por parte de Monómeros ya que los proveedores solo les podían dar un plazo de 30 días para el pago, lo que dificultaba el flujo de caja de la empresa. Además, tenía inconvenientes para acceder a las divisas.

La crisis

El punto de quiebre de la empresa llegó en agosto de 2021, cuando la Superintendencia de Sociedades de Colombia sometió a control Monómeros Colombo Venezolanos S.A.

“El control es el máximo grado de supervisión que ejerce la Superintendencia de Sociedades sobre una sociedad comercial, para ordenar los correctivos necesarios para subsanar una situación crítica de orden jurídico, contable, económico o administrativo.

“Esta es una atribución de carácter administrativo que se limita, entre otras, a la facultad de promover la presentación de planes y programas de mejoramiento para subsanar situaciones críticas, que deben preparar y aprobar  los órganos de administración y dirección de la misma sociedad, respectivamente”, explicó Supersociedades en ese momento.

De acuerdo con la resolución de la entidad, una de las razones de la toma de control es la crítica situación económica de la empresa por los efectos secundarios de haber sido enlistada entre 2017 y 2019 en la lista Ofac.

También alertó sobre el alto número de demandas laborales (218) que enfrentaba la compañía en relación con los 555 empleados directos que reportó a corte del mes de junio de 2021.

Además, según la resolución, dentro de la empresa se habrían realizado cambios de personal como respuesta a las diferencias de algunos empleados frente a algunas políticas administrativas en la contratación de funcionarios para cargos en los que los seleccionados no contaban con el perfil adecuado.

Estas irregularidades de gobierno corporativo serían las razones por las que la banca internacional no habilitaba las transacciones financieras de la empresa agroindustrial.

Levantan sanciones

Aunque el presidente Gustavo Petro dice que Monómeros está casi en quiebra, la compañía ha obtenido buenas noticias en los últimos meses.

El pasado 28 de junio, Monómeros confirmó que vuelve a contar con la licencia de Estados Unidos para llevar a cabo transacciones internacionales.

El gerente de Monómeros, Guillermo Rodríguez Laprea aseguró que recibieron una carta de Story en la que se indica que la renovación va hasta el 2023.

Luego, el 9 de agosto, la Superintendencia de Sociedades decidió exonerar del grado de supervisión de control a Monómeros, indicando que ahora pasará al grado de supervisión de vigilancia.

La entidad recalcó que con el grado de supervisión de vigilancia “queda facultada para ejercer sobre la Sociedad las facultades establecidas de inspección y vigilancia y demás normas que los complementen o modifiquen”.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.