El Heraldo
Néstor Osuna Patiño, nuevo ministro de Justicia del gobierno de Gustavo Petro. Cortesía
Colombia

“La situación de las cárceles es dramática”: Minjusticia Osuna

En diálogo con EL HERALDO confirmó que el Inpec será reformado para que su talante sea más civil.

Apocas horas de haberse posesionado como ministro de Justicia, Néstor Osuna Patiño aseguró a EL HERADO que uno de sus principales retos al frente de esa cartera será la de atender la actual crisis carcelaria e impulsar una serie de reformas relacionadas con la rama judicial y el Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec).

Este abogado de la Universidad Externado, además de haber sido magistrado del Consejo Superior de la Judicatura, fue designado por el presidente Gustavo Petro la mañana del pasado domingo, a pocos instantes de tomar posesión. “La independencia judicial, la lucha contra la corrupción y el acceso de la ciudadanía al sistema judicial serán pilares de una reforma a la justicia”, escribió el jefe de Estado en su cuenta de Twitter, en donde fijo los lineamientos generales que deberá liderar este funcionario. 

Osuna ha tenido una larga trayectoria académica, y se le suma a su hoja de vida el título de doctor en derecho de la Universidad de Salamanca, además de ser profesor durante los últimos años de la universidad de donde egresó.

P.

Llega con el reto de mejorar la situación carcelaria, ¿cuál es el diagnóstico que tiene de estos espacios?

R.

La situación de las cárceles en este país es dramática. En esos espacios se da la negación de toda dignidad humana con establecimientos que no tienen servicios médicos y donde hay un alto porcentaje de hacinamiento y sin servicios públicos. Eso es una cosa que es conmovedora. Yo creo que la sociedad colombiana no debería permitir eso; más que ser las cárceles lugares de castigo, estos deben ser lugares dignos y decorosos que le den a la persona que está castigada la posibilidad de resocialización y de volverse a reinsertar en la sociedad después de pagar la pena.

 

P.

¿Qué propone para transformar esa situación?

R.

Lo que se hará implica un esfuerzo económico muy grande, pues se pretende ampliar la capacidad carcelaria y el mejoramiento de las existentes. Todos sabemos que el presupuesto público es limitado y no alcanza para todo lo que se quiere hacer, pero habrá que combinarlo con medidas de descriminalización y la despenalización de algunas conductas o delitos menores que seguramente se resuelven mejor con medidas diferentes a la cárcel, es decir, a través de un sistema penitenciario abierto. 

Eso también implica un cambio cultural; más que cambiar una ley, nuestra ciudadanía debe dejar de pensar que las cárceles sirven para reparar o que a estos sitios deba ir cualquier persona que causó algún agravio, desde luego que la víctima merece reparación, pero esa reparación muchas veces se da a través de medidas diferentes a la cárcel, estas pueden ser económicas y con trabajos. De esa forma se logra reparar mucho más fácil que con cárcel.

P.

Lo anterior lleva a una pregunta que estaría relacionada con ese desafío, ¿qué pasará con el Inpec?

R.

Un ministro no tiene una agenda distinta a la del presidente. El presidente Petro ha anunciado unas reformas al Inpec que pasan por cambiarle el talante militar al instituto por uno civil. Me corresponderá ejecutar esas decisiones. En el Inpec hay que erradicar la corrupción y para eso hay que combinar muchas herramientas que conllevarían a lograr una mejor organización, por supuesto, con el control ciudadano, sumado a buenas prácticas administrativas para evitar todas esas cosas que han ocurrido. Y si vuelven a pasar estas deben ser castigadas y reparadas.

 

P.

Se le encomendó luchar de frente contra la corrupción, ¿cómo lo hará?

R.

La corrupción se deberá erradicar en toda la administración pública y el Estado deberá recuperar el dinero que se le fue robado, si se comprueba que ha sido así, o si fue por abuso de autoridad. Lo que sabemos es que esto no puede volver a ocurrir y debe haber una reparación del daño causado. Todo eso implica una serie de reformas más.

 

P.

¿Se continuará con la transformación digital de la justicia?

R.

Este aspecto fue algo de las pocas cosas buenas que nos dejó la pandemia. Por fortuna, gracias a una ley aprobada por el Congreso, la digitalización se volvió permanente, pero hay que fortalecerla y seguir apoyando ese proceso. Tenemos que familiarizar a más ciudadanos y abogados con el funcionamiento de este sistema, además de favorecer más acceso a internet. La digitalización llegó para quedarse porque es una herramienta que mejora significativamente la administración de justicia. 

Esto ofrece muchas ventajas al funcionamiento de los juzgados, a la satisfacción de los derechos de los ciudadanos y al ejercicio de la profesión de los abogados. Esto es una herramienta que ya estaba, pero que la pandemia aceleró.

 

P.

Tiene pensado cómo serán esas líneas para la lucha antidrogas…

R.

Ya he conversado con el ministro de Defensa (Iván Velásquez) y no hemos acordado nada diferente a lo que el presidente ha mencionado. Coincidimos en la constatación de que la guerra contra las drogas ha sido un fracaso y que hay que buscar alternativas, pero aún no tenemos propuestas concretas.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.