El Heraldo
Orlando Amador Rosales
Sin photoshop

El espíritu inquebrantable de una emprendedora

Gloria Redeondo vio desvanecer su segunda idea de negocio a causa de un incendio, pero en pandemia renació como el ave fénix y hoy día sigue en pie.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

En algún punto de nuestra existencia nos cuestionamos si valoramos más lo que nos cuesta. En lo que respecta a la barranquillera Gloria Redondo, de 39 años, su historia de vida lo ratifica.

Sentada en su oficina, enfocada en un punto fijo, reconoce que su camino no ha sido fácil. Su relato es esperanzador y profundo, cargado de tropiezos y enseñanzas.

Crecer le significó sacrificios como —por ejemplo— ausentarse del colegio porque en casa era difícil sacar dinero para sus transportes. Esa realidad, que la tocaba día y noche, la fue impulsando a querer hacer algo para salir adelante.

Empezó vendiendo chocolates, un primer paso que la llevó a convertirse en “una dura de las ventas”.

A los 15 años seguía vendiendo hasta que llegó a otros negocios donde logró sobresalir por su talento, mismo que en muchas ocasiones la hizo merecedora del puesto de administradora. A sus 20 años eligió estudiar la carrera de Contaduría Pública, la cual pudo  pagar con el fruto de su trabajo.

“Yo retiraba materias para no tener tanta carga y así poder pagar (...) Me enfoqué en la contaduría porque soy muy buena con los números, además, pensaba en que antes de estudiar Administración de Empresas, con la contaduría podía ejercer las dos profesiones. Al terminar pude trabajar durante nueve años en Ipanema, empresa dedicada a importar oro goldfield y plata”.

Culminado su ciclo en la organización  decidió emprender. Partió de la idea de apostarle a un negocio que se relacionara con su gusto por la decoración, que tomó fuerza en 2009 cuando, en medio de una conversación con una de sus amigas, encontró que “la decoración estaba en boga”.

Dice que fue así como pensó en crear una casa de diseño de interiores que decidió llamar Kubika. Ese nombre —según cuenta— se traduce en los espacios  amplios y guarda relación con los rincones que antes de ser decorados “lucen como cajones vacíos”.

“Yo siento que con mi negocio todo se fue dando, aunque está claro que emprender no es fácil, pero la pasión nos hace pujantes para sacar nuestros sueños adelante”.

Para ella Kubika es amor. Cree que cuando el ser humano involucra este sentimiento en lo que hace surge la inspiración y aunque vengan tiempos difíciles puede llegar a mantenerse. Su emprendimiento —señala— reúne palabras como elegancia, paz, tranquilidad y cumplimiento y es, además, un espacio donde las personas pueden encontrar artículos para la decoración del hogar.

Luego de tener materializado su primer emprendimiento visionó otro, uno enfocado en la decoración de fiestas que, adicionalmente, tuviera peluchería, artículos de belleza y escolares y una línea de tecnología. Viajar mucho, como suele hacerlo, fue su fuente de inspiración. De hecho, estando en México conoció una tienda que sembró en ella la idea de trasladar un concepto similar a La Arenosa.

Gloria tiene 10 tatuajes. El de su antebrazo, el árbol de la vida, simboliza a la figura paterna que nunca tuvo. Orlando Amador Rosales

Este, que decidió llamar Glow Party (nombre inspirado en la abreviatura que emplean sus amigos para llamarle), se convirtió en un sueño que hizo realidad luego de trabajarlo durante dos años. Verlo en pie el 26 de agosto de 2019 le significó muchas alegrías, aunque esa luz se apagó el 28 de noviembre del mismo año cuando una chispa de soldadura generó un incendio en el Centro Comercial Luxury Plaza, lugar donde se encontraba su tienda.

“Cuando llegué a la tienda vi quemado parte de mis sueños. Todo estaba incinerado y dañado por el humo. Fue un momento duro porque para crear este negocio me tocó hacer muchos sacrificios. Aún veo los videos del siniestro o me hablan del hecho y me resulta muy difícil. Creo que de esa experiencia aprendí porque siento que fue todo un reto”, relata Gloria mientras las lágrimas recorren sus mejillas y su voz se torna trémula.

A pesar de lo sucedido, la barranquillera asegura que decidió tranquilizarse y tomarse un tiempo.

Después llegó la pandemia y en septiembre de 2020 le abrió un espacio a Glow party en el mismo local de Kubika.

La creatividad y las ganas de seguir adelante fueron —y siguen siendo— claves para mantenerse en medio de un panorama tan sombrío como es el de la crisis sanitaria.

“Yo empecé a hacer arreglos florales y cojines, y alterno las personas en sus casas se estaban animando a hacer cambios pequeños en paredes, en los accesorios, en sus cojines o en sus mesas. Es así como puedo decir que con mi casa de decoración del hogar tuvimos mucho éxito; la gente se volcó a adecuar su casa para encontrar paz en medio de la situación”.

Gloria Redondo considera que “ha venido de la nada para darlo todo” en el mundo. Orlando Amador Rosales

Gloria no permanece quieta. De hecho, dentro de sus dos negocios constantemente trabaja junto con su equipo para crear nuevos productos y tener nuevas ideas.

Karen Madera, quien trabaja junto con Gloria hace tres años en Kubika, dice que su experiencia a su lado ha sido ganadora.

“De la mano de ella he aprendido mucho. Es una persona talentosa, amorosa, trabajadora y luchadora. Lo que más admiro de ella es que cada día se levanta con más ganas de ver crecer a sus emprendimientos”.

Gloria se declara espiritual, así que sus aciertos se los debe a Dios. Cree que los sucesos no tan buenos son respuestas positivas para la vida de las personas y que “la fe lo es todo”.

En su cuerpo reposa la tinta de 10 tatuajes. Uno de ellos en honor a sus dos hijos: Matías, de 11 años, y Helena, de dos, quienes —para ella— son su fuente de energía. Otro, que es el árbol de la vida, representa a su papá, a esa figura que nunca existió en su vida porque murió cuando su madre la llevaba en su vientre.

Gloria, también especialista en Revisoría Fiscal y Auditoría, estima que ha venido “de la nada” a darlo todo, así que sigue viviendo sus días entre la fe, la fortaleza y las ganas de salir adelante.

Emprender no es nada fácil, pero la pasión nos hace pujantes para sacar nuestros sueños adelante

Más sobre Gloria...

Hace dos años se capacitó como ‘coach’ de vida, formación que realizó para enriquecer su espíritu. En 2020, además de seguir apostándole a sus negocios, realizó  algunas obras sociales. Junto con el influenciador ‘El Camus’ —cuenta— hizo donaciones de camas y juegos de sala a personas de escasos recursos.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias

Más noticias de:

  • Entrevista
  • Pandemia
  • emprendimiento
  • emprendedores
  • Incendio
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web