El Heraldo
Giancarlo Mazzanti (izq.) y Ricardo De Castro (der.)
Orlando Amador Rosales, Carlotta Mazzanti, Juan Pablo Salgado
Qué ha pasado con

Arquitectos de la tierra que brillan en el exterior

Los barranquilleros, que fueron reconocidos en los RTF Architecture Awards 2020, cuentan sobre su trayectoria y su apuesta por la sostenibilidad. 

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Barranquilleros, apasionados por los edificios, los espacios y por crear construcciones sostenibles, referentes nacionales de la arquitectura y los primeros colombianos en ser premiados en los Rethinking the Future Architecture Awards 2020. Estas son algunas características que comparten Ricardo De Castro y Giancarlo Mazzanti, quienes compartieron con Gente Caribe las enseñanzas que les ha dejado su amplia trayectoria como arquitectos.

Giancarlo Mazzanti, quien cuenta con más de 25 años de trayectoria profesional, dice que, para él, los momentos más difíciles de su profesión se dan cuando los proyectos no prosperan, pues le producen una “obsesión y un cansancio muy grande”, y también cuando las ideas no se llevan a cabo como espera.

“Fue muy fuerte cuando me gané la Bienal Iberoamericana de Arquitectura hace más de 10 años, ya que de manera muy loca atacaron (críticas en blogs) muy fuerte mi trabajo; fue muy difícil manejar esas situaciones en mi vida laboral. Creo que esto es lo normal cuando uno tiene éxito”, dice. 

Al arquitecto, según cuenta, cada día más le interesa que su trabajo sea “un acto de placer”. Confiesa que disfruta lo que hace y que el simple hecho de pensar en los proyectos lo llena de alegría. 
“No pienso en usar la carrera como una plataforma para algo, sino en hacer las cosas bien. Ese es mi objetivo”, comenta. 

Y es que, aunque en su etapa escolar soñaba con ser biólogo, cuando visitaba ciudades como Cartagena no podía dejar de mirar la infraestructura de la Ciudad Vieja y del Castillo de San Felipe. Allí –dice- se enamoró de la carrera de Arquitectura. 

El barranquillero cuenta con experiencia académica como profesor invitado de cátedra en numerosas universidades colombianas, así como en universidades de prestigio mundial como Harvard, Columbia y Princeton; y es el primer arquitecto colombiano en tener sus obras en la colección permanente del Museo de Arte Moderno de Nueva York (MoMa) y en el Centre Pompidou, en París.

Sobre sus referentes, confiesa que siente interés por la obra de Rem Koolhaas y de Cedric Price, pues estos se preocupan por lo que produce la arquitectura, y por cuál es el comportamiento que genera.  
“Ellos hacen trabajos experimentales y de investigación, en los que la importancia no radica solamente en la forma de la arquitectura, sino en la capacidad que tiene de construir bienestar social, generar nuevas formas de comportamiento. Mi arquitectura, por ejemplo, trata de entender lo que ella produce, es capaz de crecer, de ser adaptativa, es resiliente, puede cambiar en el tiempo”, explica. 

En cuanto a su ciudad natal, resalta la labor de arquitectos como Rodrigo Chain, Francisco Ricardo, Ricardo Vives, Andrés Ollaga, “entre otros arquitectos jóvenes que están transformando la ciudad”. Para él estas “son personas muy estudiadas que están logrando cambiarle la cara a Barranquilla”. 

“Y a nivel internacional otro barranquillero que está haciendo cosas geniales es Mario Serrano Puche. Él está haciendo una carrera bastante bonita”, afirma. 

Para el arquitecto hoy día todas las construcciones deben ser sostenibles, ya sea desde la parte ambiental o la social. “Estoy trabajando ahora mismo en un edificio para el Corriere della Sera, en Milán, un centro médico en Bogotá, y en Barranquilla estamos haciendo los proyectos de dos espacios públicos, pero aún no puedo dar detalles de estos”. 

La arquitectura para Ricardo De Castro 

El barranquillero Ricardo De Castro, otro galardonado en los RTF Architecture Awards, afirma que desde que empezó a estudiar Arquitectura entendió que nunca debe detenerse, aunque le digan que es bueno, pues no será suficiente. 

“Cuando fui a estudiar la carrera me hicieron un examen de dibujo a mano alzada, el profesor me dijo que estaba bueno, pero que le faltaba. En ese momento entendí que tenía que esforzarme, estudiar mucho y echar pa’ delante”.

Para él es necesario que las personas siempre busquen cómo ser su mejor versión, “pues eso siempre ayuda a superar cualquier momento malo o difícil de la carrera”.

Uno de los aspectos más complejos, según Ricardo, es lograr hacer empresa porque los arquitectos “están vistos únicamente como artistas y no como los que hacen la base de cualquier proyecto”.
Afirma que se inspira en el entorno de las infraestructuras y de las ideas de sus clientes para “armar” y “organizar” el proyecto. Desea seguir trabajando en la arquitectura sostenible para dar su “grano de arena en el combate contra el cambio climático”.

“Hace más de 14 años abrí mi oficina de arquitectura en Miami, y en Barranquilla abrimos desde hace siete años. Tengo muchos sueños, siempre he pensado que el gran reconocimiento de los arquitectos es el Premio Pritzker de Arquitectura, así que es un anhelo obtenerlo, estamos caminando hacia allá. Creo que todo premio que reconozca un buen trabajo y que sirva de guía para otros arquitectos vale la pena”. 

Admira la arquitectura y la historia del Hotel El Prado, entre otros espacios de la ciudad. “En unos años Barranquilla fácilmente puede ser una capital de Latinoamérica a nivel de infraestructura. La ciudad tiene a mucha gente creativa, es de aplaudir. Lo que nos hace falta es un poco de organización empresarial, pero eso llega”. 

Uno de los secretos de Ricardo es divertirse al diseñar, pues para él la actividad se vuelve didáctica, todo le fluye y lo hace con más cariño. 

El arquitecto actualmente está participando en la Bienal Panamericana de Arquitectura de Quito (Ecuador) con un proyecto sostenible en Guayaquil, del cual  no pudo adelantar detalles.
“Desde que empecé mi carrera le he apostado a la sostenibilidad, lo he ido desarrollando y como tal mi empresa trata de divulgarlo a través de las redes sociales y con nuestros clientes para que estén habituados en el tema. Creo que nosotros como arquitectos debemos darle la charla a nuestros clientes sobre lo que viene detrás de un material y cómo va impactar en el planeta”. 

Dos arquitectos barranquilleros son premiados en el exterior

Los barranquilleros se convierten en los primeros colombianos en ser premiados en los Rethinking the Future Architecture Awards 2020.

Alejandro Arango
Alejandro Arango
Alejandro Arango
Alejandro Arango
Alejandro Arango
Alejandro Arango
Alejandro Arango
Alejandro Arango
Archivo particular
Archivo particular
Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias

Más noticias de:

  • arquitecto
  • Arquitectura
  • barranquilleros
  • Giancarlo Mazzanti
  • Ricardo De Castro
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.