Mundo | EL HERALDO

¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
SUSCRÍBETE
Si ya eres suscriptor, actívate sin costo
Mundo

Donald Trump, a juicio político por segunda vez

Acusado de incitar la insurrección se convierte en el primer mandatario en pasar por dos Impeachment.

La Cámara de Representantes de EE.UU. aprobó este miércoles la apertura de un nuevo juicio político contra el presidente saliente, Donald Trump, en esta ocasión bajo la acusación de "incitación a la insurrección", por el asalto de la semana pasada al Capitolio.

Trump se convierte así en único presidente en la historia de EE.UU. que es enjuiciado políticamente en dos ocasiones.

La votación de este miércoles se saldó con 232 votos a favor y 197 en contra, con diez legisladores republicanos (Dan Newhouse John Katko Jaime Herrera Beutler Adam Kinzinger Fred Upton Liz Cheney Peter Meijer Anthony Gonzalez Tom Rice David Valadao) sumándose a la totalidad de la bancada demócrata. 

Estados Unidos vive una tensión política sin precedentes recientes después del violento asalto al Capitolio de la pasada semana por una turba de seguidores de Trump, que dejó cinco muertos.

El mandatario saliente criticó el nuevo juicio político en su contra como algo "absolutamente ridículo" y "una continuación de la mayor caza de brujas de la historia de la política".

Todo ello a menos de una semana de que se lleve a cabo la ceremonia formal de traspaso de poder, prevista para el 20 de enero, en la que el demócrata Joe Biden asumirá la Presidencia. 

Guardia Nacional de EE.UU. ocupa Capitolio para garantizar posesión de Biden

Ampliaron a más de 20.000 el número de uniformados desplegados para los días previos y durante la ceremonia de investidura el próximo 20 de enero.

EFE
EFE
EFE
EFE
EFE
EFE
EFE
EFE
EFE
EFE
EFE
EFE
EFE
EFE
EFE
Lo que viene

El proceso de destitución del presidente Donald Trump llega en un momento de transición para la oficina y el Senado.

Sin embargo el proceso que viene no es tan rápido o certero como se cree pues aunque los demócratas lograron ganar los dos escaños faltantes en el Senado y tienen a la vicepresidente Kamala Harris como la encargada de resolver cualquier “empate” en una votación, esto no se hará efectivo sino hasta después del 20 de enero cuando ella tome juramento.

Esto quiere decir que si el juicio político de Donald Trump empieza antes de la fecha de la investidura de Joe Biden como el presidente 46 de Estados Unidos, el Senado sigue siendo mayormente republicano y Mitch McConnel sigue siendo el líder de la mayoría, además de Mike Pence que sigue estando al frente.

Georgia tiene que certificar sus resultados a más tardar el 22 de enero, así que esta fecha serviría para iniciar el juicio político y así los demócratas tengan control casi que absoluto en la resolución pues durante la votación consiguieron tener sus 222 votos exactos, más 10 republicanos “volteados”.

Esto obviamente retrasaría las decisiones con respecto al gabinete de gobierno de Joe Biden pues usualmente el Senado de Estados Unidos no toma otro tipo de decisiones mientras se avanza en un juicio de destitución pues el líder de la mayoría decide cuanto tiempo tomará dicho juicio y hasta si se llaman testigos o no.

El juicio político como tal será hecho por el Senado y es necesaria una mayoría de dos tercios para que haya condena. Hasta el momento ningún presidente ha sido condenado pues de los otros cuatro intentos, tres fueron absueltos (incluído el primer juicidio de Trump) y uno renunció.

La condena implica la destitución inmediata del mandatario pero si este se realiza después de que termine su presidencia, esto implicaría inhabilitación a otros cargos políticos y un freno total a la carrera por la presidencia nuevamente en 2024.

Otros “impeachment”

La constitución de Estados Unidos le da al Congreso la autoridad para destituir y remover al Presidente, Vicepresidente y todos los oficiales civiles del país, a excepción de los Representantes a la Cámara y Senadores que en este caso no son considerados como tal.

Entre los cargos posibles están traición, soborno, perjurio, abuso de poder y otros cargos como el de incitación a insurrección, que fue el usado en esta ocasión contra el actual presidente Donald Trump.

El país ha utilizado esta figura de destitución contra presidentes en otras cuatro ocasiones. Solo tres de ellos han pasado al Senado y los juicios han durado 83, 37 y 21 días, respectivamente

La primera fue en 1868 contra Andrew Johnson quien fue acusado de romper la Ley de permanencia del Cargo cuando removió al Secretario de Guerra Edwin Stanton y la ley establece que él no podía realizar esta acción sin primero obtener permiso del Senado. El voto en este caso fue de 126 a 47. Sin embargo el juicio político, que duró 11 semanas, lo absolvió al no poder alcanzar los dos tercios necesarios.  

El segundo caso no pasó hasta más de un siglo después  con Richard Nixon en 1974 y uno de los mayores escándalos políticos y periodísticos de Estados Unidos: Watergate.

Las investigaciones al expresidente empezaron desde octubre de 1973  aunque la votación no se aprobó sino hasta julio de 1974. Sin embargo el proceso fue iniciado más no terminado pues Nixon renunció el 8 de agosto de 1974.

Bill Clinton fue el siguiente y empezó todo un revuelo desde 1994 pues estaba lidiando con escándalos de tipo sexual y una investigación financiera.

Paula Jones lo demandó acusándolo de acoso sexual y Clinton alegó inmunidad presidencial en casos civiles pero en 1997 el argumento fue rechazado por la Corte Suprema.

El “clavo en el ataúd” para Clinton fue cuando negó, bajo juramento, que había tenido un romance con una interna de la Casa Blanca (Mónica Lewinsky), algo que tiempo después fue confirmado con numerosas pruebas como la del vestido azul.

En julio de 1998 Clinton enfrentó a las acusaciones de perjurio y un mes después las aceptó, con más pruebas saliendo a la luz en los meses siguientes como transcripciones de conversaciones y audios. Sin embargo no fue hasta diciembre de ese año que la Cámara de Representantes aprobó continuar con el juicio político y fue acusado de varios cargos adicionales como obstrucción de la justicia y abuso de poder.

Los votos fueron 228-206 y en febrero de 1999 fue absuelto por el Senado.

En el caso de Donald Trump, este se convirtió en el primer presidente en pasar por un proceso de destitución dos veces. Uno en 2019 y otro ahora en 2021.

En aquel momento fue acusado de abuso de poder y obstrucción del Congreso después de una acusación de un testigo que dijo que el presidente había abusado de su posición para obtener información de investigaciones en contra de su oponente y su hijo (Joe Biden y su hijo Hunter Biden).

Trump negó todos estos cargos y que hubiese incurrido en algún tipo de intercambio de favores durante sus conversaciones con el presidente ucraniano Volodymyr Zelensky, quienes habrían sido los encargados de llevar a cabo las investigaciones que involucran correos electrónicos y que trajeron de nuevo el fantasma de los correos de Hillary Clinton.

El proceso empezó en diciembre de 2019 con una votación de 229 a 198, pero en febrero de 2020 el Senado lo absolvió.

En esta ocasión los cargos fueron incitación a la insurrección después de los hechos ocurridos en el Capitolio.

Ahora solo queda esperar la fecha de inicio del juicio político en el Senado.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias

Más noticias de:

  • Estados Unidos
  • Congreso de EEUU
  • Donald Trump
  • destitucion
  • Joe Biden
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web