Millennials

Mary Lau: una voz que no conoce de límites

La condición de la artista barranquillera se ha convertido en su mayor impulso para cumplir sus objetivos de cantar y promover la inclusión.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Ausencia de melanina en su cuerpo, pero presencia de optimismo, ganas y perseverancia. El albinismo oculocutáneo que padece María Laura Ávila, de 24 años, no ha significado limitación ni obstrucción en la realización de sus metas y proyectos.

A lo largo de su vida, la joven barranquillera ha tenido que encontrar soluciones para enfrentar su condición. El trastorno le ha producido baja visión y nistagmo (movimiento involuntario de los ojos), aparte de piel pálida, cabello blanco y ojos claros. Como ella lo explica su cuerpo no produce la enzima que genera la melanina, razón por la cual tiene el riesgo de sufrir quemaduras ocasionadas por el sol.

“Tengo dos monturas formuladas para mi vista. Una es para ver de lejos y otra de cerca, no es que yo me ponga las gafas y ya logre ver, porque mi baja visión no me lo permite, pero me ayuda un poco más a tener claridad a la hora de identificar los objetos y a la protección de las pantallas”.

Mary Lau, como es reconocida artísticamente, estudia música en la Universidad del Norte y es la voz principal de Puerto Luna, una banda que fusiona sonoridades con distintos géneros que transitan entre la cumbia, la balada, el jazz y el pop, por mencionar solo algunos.

Su pasión musical viene desde pequeña y el apoyo de sus padres ha sido fundamental para su desarrollo profesional. Confiesa que su papá al principio no estaba de acuerdo con la carrera, pero ahora es el hombre “más orgulloso” cuando la ve montada en una tarima.

Cantar siempre ha sido su deseo. Beyoncé, Mariah Carey y Whitney Houston fueron algunas de las mujeres que le sirvieron de fuente de inspiración. A esta barranquillera la ‘avispa’ de la música la empezó a picar cuando estaba en el colegio.

Cuenta que disfrutaba al máximo coger un micrófono e interpretar canciones en inglés, mientras que atravesaba la etapa más compleja para ella, la primaria y el bachillerato.

“La primaria me dio bastante duro porque no había la tecnología con la que cuento hoy en día, me tocaba poner el pupitre pegado al tablero para poder copiar. Otra alternativa que encontramos fue levantarme, caminar, retener una frase, copiar, y así de forma repetitiva. Me demoraba muchísimo, pero esas eran las soluciones. Luego pasé a tener una grabadora de reportero o mi mejor amiga me dictaba, ya que no podía ver bien”.

Orlando Amador

La condición de la artista barranquillera se ha convertido en su mayor impulso para cumplir sus objetivos de cantar y promover la inclusión.

El pan de cada día de Mary Lau es la búsqueda de alternativas que le permitan desarrollarse en diversos espacios. Haber superado la etapa escolar es un objetivo chuleado, ahora la estudiante de Música se enfrenta a otros retos en su profesión. Aprendió braille (sistema de lectura y escritura táctil pensado para personas ciegas), como una forma de atravesar las barreras comunicativas en la universidad.

“Yo aprendí braille, pero no fue del todo una solución porque no soy completamente ciega. Fui voluntariamente a aprenderlo y sí puede ser una alternativa, pero para mí fue mejor coger una tablet y ponerla en zoom máximo para leer mis partituras. Es un proceso más lento y difícil pero sí se puede. He adquirido una memoria muscular para aprenderme las canciones”.

También son muchos los retos sociales que ha tenido que enfrentar, sobre todo en su movilización con la infraestructura presente en la ciudad para personas con condiciones como la de ella, además del clima, a veces agreste. Sin embargo, Mary Lau es capaz de desenvolverse sola y liderar sus pasos.

“En la universidad me hacía la vida añicos caminar de un lado a otro. Antes no había un policía de tránsito y me tocaba cruzar la calle sola, así que forzaba los ojos y le pedía a Dios que no me atropellaran. Era muy difícil para mí calcular la velocidad a la que venía un carro, pero lograba atravesar”.

La artista indica que a “Barranquilla le falta muchísimo para ser más incluyente”. En ocasiones se siente insegura al transitar por los andenes y por eso prefiere salir acompañada. También ha escuchado comentarios de personas a su alrededor que busca contrarrestar a través de sus redes sociales, donde promueve la inclusión y se muestra sin tapujos. Poco a poco ha ido creciendo de manera orgánica, mostrando su arte y concientizando sobre que “no todos somos iguales”. El apoyo por parte de sus seguidores, resalta, ha sido “increíble”.

En cuanto a su faceta artística, María Laura espera incluir los orígenes de su tierra en sus composiciones, fusionar el pop con sonidos caribeños y cantar en otros idiomas como el inglés y el francés. Haber participado en distintos festivales de música y subirse a diferentes escenarios ha sido pieza clave en la autorrealización de la barranquillera, lo que le ha permitido conocer otros artistas talentosos que la han inspirado.

“Tengo dos caminos: una banda en la que básicamente tomamos un poco de todo lo que sentimos y construimos las canciones con nuestras raíces. También hacemos fusiones con otros géneros como jazz y balada. Y, por otro lado, está la María Laura solista que está buscando hacerse su propio camino”.

Mary Lau se ha convertido en una voz para aquellos que tienen una condición especial, pero que han trabajado durante toda su vida en la aceptación, amor propio y cumplimiento de sus sueños. Básicamente, ser feliz.

“Nunca me he sentido limitada ni sufrí de bullying. Yo sí me llegué a preguntar ¿por qué soy así?, pero lo acepté, seguí adelante. Mi prioridad siempre ha sido encontrar soluciones”.

Te digo algo extra

En la actualidad, Mary Lau se encuentra en el proceso de realización de un EP (formato de grabación musical extendido) con su banda ‘Puerto Luna’, en el que estará de estreno con cinco canciones en escenarios colombianos donde la naturaleza, el amor propio, la belleza y las despedidas son las temáticas. Su vena musical está ligada con sus orígenes. Resalta, además, que se siente “orgullosa de su tierra” y que eso quiere verlo plasmado en sus temas. Se inspira en vivencias propias y sigue de cerca la música de artistas como Adriana Lucía, Vicente García y Aída Bossa.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias

Más noticias de:

  • artista barranquillera
  • albinismo oculocutáneo
  • condición especial
  • Superación
  • estudiante
  • música
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web