El Dominical | EL HERALDO

¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
INGRESAR Explora tu perfil

Amigo lector,

Haz disfrutado 5 de 10 contenidos gratuitos.

Nuestro deseo es que continues informandote y disfrutando de todo nuestro contenido, por eso te invitamos a iniciar sesión ó crea tu cuenta gratis en nuestro portal.

SUSCRÍBETE
Álvaro Enrique Ríos Luna desde la Estación de Policía San José .
César Bolívar
El Dominical

Un ataque que afianzó los valores de un policía

 Álvaro Enrique Ríos Luna salvó la vida de dos de los 42 heridos que dejó la explosión de la Estación San José la mañana del 27 de enero de 2018  

«Sentí que lo más correcto era salvar la vida de mis compañeros. No podía dejarlos allí,  jamás me hubiese perdonando un actuar distinto ante todo lo que ocurrió». Esa consideración la hace Álvaro Enrique Ríos Luna al recordar, después de dos años, su papel tras el estallido  de un artefacto explosivo en la Estación San José la mañana del 27 de enero de 2018.

Salvar las vidas de los patrulleros Cristian Ortiz Palacios y Jean Carlos Quintero Ruiz era la prioridad, según señala el agente,  a pesar de que se encontraba herido con esquirlas en diferentes partes del cuerpo.

«Recuerdo que toqué a varios de mis compañeros que pensé que estaban muertos y busqué a otros; en ese momento no sabía qué hacer, quedé solo junto a otro compañero herido», asegura Ríos al tiempo que resalta que en ese momento de su vida no solo le afianzó los valores, que considera son intrínsecos a él —solidaridad y empatía—, sino que le demostró lo vulnerable que puede ser una persona en cualquier circunstancia de la vida y cómo su humanidad puede depender de otros.

El también patrullero de 36 años, señala que luego del suceso  comprendió que  al mundo le falta «más tolerancia y respeto por la vida».
«Este es un mundo de sonido, y tras la explosión me he detenido a ser muy observador y más analítico de las cosas. Me he dado cuenta que las personas tienden a ser muy egoístas, se olvidan de los demás», dice Ríos.

Minutos después del estallido, cuenta el patrullero, que se percató como hubo personas que se acercaron a la escena solo para ver qué provecho material podían obtener de sus 6 compañeros fallecidos y de los 42 heridos que quedaron tendidos en el patio de formación de la estación de policía. 

Imagen de archivo de la conmemoración del primer año del ataque. Archivo EL HERALDO

«Muchos llegaron fue a ver qué podían recoger o que pertenencia se podían llevar. Nuestros compañeros estaban muertos y heridos y fue bastante triste ver de frente esa situación. Por eso insisto que a este mundo le falta solidaridad y aprender a no sacar ventaja de una situación (buena o mala) que le pueda ocurrir a otros», enfatiza el agente quién  dice que no ha vuelto a pisar el patio en el que ocurrió el atentado, a pesar de que sigue siendo miembro de la Policía. Las restricciones físicas que le dejó el bombazo fueron pocas, pero psicológica y emocionalmente tiene muchos limitantes. 

El ataque marcó la historia reciente de la ciudad y, aún más, a la institución policial tras la muerte de seis de sus integrantes durante los ataques. Luego de la explosión los uniformados heridos que  auxiliados por sus compañeros y traslados a la clínica Campbell de la calle 30, Clínica Murillo, Clínica La Victoria y el Hospital General de Barranquilla.
El ataque cobró la vida de los patrulleros: Yosimar Márquez Navarro, 29 años; Fredy de Jesús López Gutiérrez, 27; Freddys de Jesús Echevarría Orozco, 24; Anderson René Cano Arteta, 31; Yamid Rada Muñoz, 29; y ahora Willy Savier Rhenals Martínez.

«Yo recuerdo que uno de mis compañeros arrastró hasta donde yo estaba y con su mirada me pidió ayuda. Después él bajó la cabeza y boto sangre por la boca. Yo lo vi, pero cuando giré mi cabeza a la derecha vi a otro compañeros que estaban más graves y corrí hacia allá», cuenta Ríos señalando el lugar desde una distancia prudente como para evitar adentrarse por completo en ese recuerdo. 

Muchos llegaron fue a ver qué podían recoger o que pertenencia se podían llevar. Nuestros compañeros estaban muertos y heridos y fue bastante triste ver de frente esa situación».

«Estar aquí y mirar hacia allá (lugar del atentado), recordar ese momento es doloroso. Quiero recordar a mis compañeros vivos y alegres, porque, más que compañeros, éramos amigos; entonces verlos ahí me llena de tristeza, pisar ese lugar me da dolor porque yo levanté a compañeros que estuvieron en el piso».
Explica que desde los hechos ha experimentado un estrés postraumático  que inició desde que se encontraba en etapa de recuperación. «Yo intenté ayudar a mis compañeros, pero siento que me quedé corto. ¿Qué haces tú en eso? ¿Qué haces para evitar toda esa situación? Me hice muchas preguntas cuando me estaba recuperando de las heridas y sentía de todo. Rabia, dolor, impotencia».

Esto no solo le ha impedido pasearse por el patio de la Estación San José, donde trabaja, sino que desde el 27 de enero de 2018 no ha podido volver a utilizar el uniforme de la Policía que caracteriza e identifica a los miembros de dicha institución, pues este era el mismo que llevaba cuando se convirtió en una víctima del terrorismo.

 «Seguir aquí con mis compañeros, que de otra forma siempre hablamos de lo que pasó, hace que compense la tristeza cargándome de trabajo. Ese ha sido como el contrapeso para no perder el equilibrio. Tengo compañeros que se han remitido a clínicas de reposo, que se deprimen demasiado o a veces se tornan violentos. Hay momentos buenos y momentos tristes, no hay malos porque en esta estación son muy buenas personas, pero sí hay momentos tristes».

Asimismo, dice que ya no siente rabia contra los responsables del atentado, pues para él lo más sano, física y emocionalmente, es tratar de estar tranquilo.
«Ellos verán si quieren vivir con ese odio a la humanidad porque demostrar fuerza matando a otras personas, para mí, no es fuerza».

Álvaro Enrique Ríos no ha vuelto a usar el uniforme de policía por el estrés que le ocasionó el atentado. César Bolívar.
Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más noticias de:

  • ataque a policias
  • Atentado estación San José
  • Heroicos
COVID-19 🚷 Se aplicará en todo el Distrito la medida de toque de queda durante este viernes 3 de julio 🔴 Los nuevos casos se dieron en Bogotá (1402) 🔺 Barranquilla (354) 🔺 Valle (297) 🔺 Antioquia (283) 🔺 Atlántico (253) 🔺 Cartagena (211) 🔺 Nariño (102) 🔺 Cesar (93) 🔺 Cundinamarca (68) 🔺 Sucre (59) 🔺 Tolima (48) 🔺 Santander (35) 🔺 Risaralda (24) 🔺 La Guajira (23) 🔺 Córdoba (22) 🔺 Santa Marta (22) 🔺Casanare (15) 🔺 Chocó (14) 🔺 Bolívar (14) 🔺 Meta (12) 🔺 Cauca (11) 🔺 Magdalena (7) 🔺 Norte de Santander (7) 🔺 Boyacá (7), 🔺 Putumayo (4) 🔺 Huila (4) 🔺 Amazonas (3) 🔺 Quindío (1) 🔴 X
La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web