El Dominical | EL HERALDO

¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
INGRESAR Explora tu perfil

Amigo lector,

Haz disfrutado 5 de 10 contenidos gratuitos.

Nuestro deseo es que continues informandote y disfrutando de todo nuestro contenido, por eso te invitamos a iniciar sesión ó crea tu cuenta gratis en nuestro portal.

SUSCRÍBETE

En video | Una aldea que danza y toca a la naturaleza

Al ritmo de la kajá, la kuizi y la maraca, hombres y mujeres de la comunidad kogui danzan por la naturaleza y por la posibilidad de encontrar soluciones. El defensor del Pueblo dice que llevará los reclamos al Gobierno nacional.

El centro de la aldea toma vida. El fuerte sol que caía perpendicularmente ha pasado. La temperatura desciende rápidamente y pasa de 27 grados a 24. Una fresca brisa comienza a correr.

Suenan unos tambores y unas flautas. Aparecen cuatro hombres bailando y son seguidos por cuatro mujeres. Todos bailan en fila y hacen la forma de un círculo.

El segundo hombre de la fila toca un tambor llamando por los kogui como kajá, el tercero hace sonar con su boca una kuizi (flauta); mientras que el cuarto toca una maraca. Los hombres son liderados por el mamo Zaleh Nulavita quien lleva el Bastón de Mando.

Las mujeres van detrás del que hace sonar las maracas. La primera de ellas toca un kukui (tambor hembra), la segunda solo baila; las dos últimas también bailan, pero cargan sobre sus espaldas un bebé. Cada uno va metido dentro de una mochila que va sujetada de la cabeza de las bailarinas.

El grupo le toca y le baila a las especies de la tierra. Hombres, mujeres y niños los observan. «La danza y la música le dan importancia a la naturaleza. Es algo que siempre mantenemos vivo», dice un hombre kogui que observa el ritual.

A un lado de donde se celebra el baile, está la misión de la Defensoría que, por tres días, acompañó a los miembros de la comunidad kogui en la búsqueda de soluciones para los problemas que los aquejan.

Los danzantes realizan cuatro vueltas hacia la derecha y luego cuatro a la izquierda. El baile demora unos 10 minutos y finaliza. Todos los presentes aplauden.

El baile tradicional también es usado en las épocas de cosechas, o sequías para llamar la lluvia hacia la Sierra.

«Este baile representa la alegría que sentimos en la comunidad por la visita de la misión. El compromiso que adquirieron, no solo con los kogui, sino con todos los indígenas de la Sierra. Celebramos que nos hayan oído y que lleven el mensaje a las autoridades pertinentes», manifestó un hombre kogui.

El mamo Zaleh le pidió a la misión, que la visita no quedara en una sola. «Los esperamos de nuevo. Creemos que los compromisos necesitan hasta de 4 reuniones para conocer los avances de las peticiones que les hicimos llegar. Nuestros espíritus acompañarán todos los días  sus almas. Cuidaremos de ustedes, nuestros hermanos menores», dice el mamo.

Al final del acto, el defensor del Pueblo, Carlos Negret, devolvió el Bastón de Mando al mamo Zaleh y a las autoridades de las cuencas de los ríos Tukurinca y Sevilla, pero estas no lo aceptaron y se lo regresaron al funcionario alegando que su período «no había finalizado» y que además lo necesitaba para que llevara el mensaje de los indígenas de la Sierra y de todo el país, a la reunión anual de la Gahnri, el próximo 12 de marzo en Ginebra, como un mamo más.

Mujer kogui con el kukui o tambor hembra. Hansel Vásquez

Un compromiso  con los indígenas

Luego de estar cinco días internado en la Sierra Nevada de Santa Marta visitando los distintos asentamientos indígenas de la montaña, el defensor del Pueblo, Carlos Negret, asumió el compromiso de llevar todas las inquietudes ante las distintas entidades del Estado y Gobierno nacional. El funcionario, durante la visita, cuestionó el decreto emitido por el Mininterior que da vía libre a las asociaciones indígenas de celebrar contratos con el  Estado.

«Están abriendo la posibilidad de dividir a los pueblos de la Sierra. Trabajaremos con el Ministerio de Interior y su oficina de Etnias. Esas decisiones no se pueden tomar desde Bogotá, sino desde el terreno», señaló Negret. Otros de los puntos que llamó la atención del funcionario fue el estado ambiental de la Sierra que calificó como «una tragedia». «La llegada el turismo es algo que está afectando considerablemente. La gran mayoría de los miembros del resguardo no quieren el turismo y no lo quieren porque no les está dejando nada distinto de lo que se ha visto; mucha basura y desorden. Los mamos dicen que antes pasaban muchas guacamayas y ahora solo pasan unos cuantos periquitos», explicó.

El tema del ascenso de las bandas criminales en esta zona también es un aspecto que le preocupa por lo que sugirió «denunciar» esa situación ante las entidades que corresponda. «Lucharemos contra eso», enfatizó y reiteró que expondrá los temas al gobierno Nacional. «Le diremos lo que hemos encontrado y las recomendaciones que no serán distintas de la voces de la comunidad», dijo.

Hansel Vásquez

⚡ Vive la experiencia de una Feria Virtual 🏠 ¡Desde la comodidad de tu casa! 👉 VISITANOS 🚀

Has llegado al límite de acceso a noticias para usuarios no registrados.

Registrate con tu correo y disfruta gratis las noticias.

¿Ya tienes una cuenta?

Disfruta de los siguientes beneficios:

Acceso ilimitado
Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más noticias de:

  • Baile
  • Defensoría del Pueblo
  • koguis
La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web