El Heraldo
Editorial

El Editorial | Gesto humanitario

Colombia hace historia al otorgar un Permiso por Protección Temporal que beneficiará a 2 millones de venezolanos que residen de manera regular e irregular en el país garantizando su integración económica y social.

En Colombia estarían residiendo más de un millón 730 mil venezolanos, de los cuales cerca de un millón se encuentra de manera irregular tras haber ingresado al territorio nacional por trochas o pasos prohibidos, arriesgando sus vidas sometidos a los infames abusos de las mafias de ambos lados de la frontera e incluso de la Guardia Bolivariana. Migración Colombia dice que 6 de cada 10 son mujeres y hombres entre los 18 y 39 años de edad, y 3 de cada 10 menores de edad.

Colombia acoge, por tanto, al 34% de los más de 5 millones de venezolanos que, en los últimos años, huyeron de su tierra agobiados por los devastadores efectos de una profunda y prolongada crisis socioeconómica y política que mantiene al pueblo hambriento, sumido en la precariedad más absoluta, sin acceso a alimentos, productos básicos, servicios de salud o medicinas, mientras la inflación aumenta, literal, con el paso de las horas; por no hablar del desbordante incremento de la violencia.

En un hecho sin precedentes que ratifica la voluntad del Gobierno colombiano de acoger a esta población extremadamente vulnerable, se crea el Estatuto de Protección Temporal para Migrantes que dará respuesta a la compleja realidad de los venezolanos en el país. Sin su situación migratoria regularizada, estas personas no pueden incorporarse al mercado de trabajo formal y terminan siendo explotados laboralmente o convertidos en víctimas de organizaciones delictivas por la urgencia de conseguir recursos para enviar a sus familias. Indignidad dentro y fuera de su nación.

Este mecanismo de flexibilización migratoria que otorgará regularidad especial a través del Permiso por Protección Temporal, un documento plástico con vigencia de 10 años que incorporará datos personales biométricos, facilitará la integración de los venezolanos en el país posibilitando su tránsito de un régimen temporal a uno ordinario durante este lapso en el que podrán solicitar un visado si deciden quedarse. Una forma de garantizar la permanencia en condiciones dignas de los migrantes regulares, de los solicitantes de asilo y de quienes, en situación de irregularidad, demuestren que vivían en suelo colombiano a 31 de enero de 2021. Estos ciudadanos podrán solicitar su ingreso en el Registro Único de Migrantes y tras quedar debidamente identificados accederán a beneficios sociales y a los servicios del sistema de salud, entre ellos la vacunación contra la covid-19.

Es una decisión acertada del Gobierno centrarse en la situación humanitaria de los migrantes en Colombia asumiendo que la crisis de Venezuela no va a variar en el mediano plazo, o en otras palabras que el infausto régimen de Nicolás Maduro se mantendrá por tiempo indefinido, con lo que miles de ciudadanos del vecino país seguirán llegando a territorio colombiano. Sin embargo, con este estatuto, quienes lo hagan de manera regular durante los dos próximos años podrán obtener el beneficio del permiso para vivir y trabajar en el país, lo que envía un mensaje contundente a quienes persistan en la irregularidad y a las estructuras criminales que se lucran de ello. Ingresar por los puestos fronterizos regulares es lo adecuado porque traerá beneficios reales.

 A los venezolanos que delincan en el país el permiso se les cancelará. Este se debe entender como una medida de protección de los derechos humanos e integración económica de los migrantes que también redundará en beneficios tributarios, parafiscales y en la regulación de la oferta laboral y de salarios en Colombia, pero los venezolanos que cometan hechos ilícitos, independientemente de su nacionalidad, como cualquier colombiano, deben ser tratados como una amenaza a la seguridad. Es el ejercicio pleno de una ciudadanía con derechos, pero también con deberes.

Colombia hace un notable esfuerzo en materia económica, técnica, física y tecnológica para poner en marcha esta estrategia de largo alcance reconocida por organismos internacionales como la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), que la calificó como un “gesto humanitario histórico”. Sin duda lo es, una decisión que cambiará la vida de millones de migrantes, también la de los colombianos que pondrán a prueba su humanidad frente a la dolorosa historia de los hermanos venezolanos.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Editoriales

El Heraldo
Editorial

El Editorial | Recuperar la Triple A

En pocas semanas, tras adelantar los “trámites de validación de información técnica, financiera y jurídica” para concretar la valoración de la empresa, la Sociedad de Activos Especiales (SAE) debería dar respuesta a la solicitud del Dis

Leer
El Heraldo
Editorial

El Editorial | Perseverar en desminado

La pandemia de la covid-19 ha dejado su nefasta huella en cada área, en cada sector, en cada grupo poblacional de Colombia y del mundo, y de ella no ha escapado la titánica labor de pretender dejar al país libre de minas antipersonal a 2025.

Leer
El Heraldo
Editorial

El Editorial | Y ahora, la fatiga de Zoom

A la larga lista de indeseables efectos de la pandemia de coronavirus, que un año después de su aparición sigue desencadenando un devastador impacto en la vida de las personas, hay que añadirle ahora uno más que se veía venir tras la innegoc

Leer
Ver más Editoriales
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web