Deportes | EL HERALDO

¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
INGRESAR Explora tu perfil

Amigo lector,

Haz disfrutado 5 de 10 contenidos gratuitos.

Nuestro deseo es que continues informandote y disfrutando de todo nuestro contenido, por eso te invitamos a iniciar sesión ó crea tu cuenta gratis en nuestro portal.

SUSCRÍBETE
El presidente de la Dimayor, Jorge Enrique Vélez, pide la unión de todos los sectores para salvar el fútbol.
Archivo
Deportes

“Nosotros no estamos pidiendo que nos regalen, sino que nos presten”: Jorge E. Vélez

El dirigente, junto a los 36 clubes que la conforman la Dimayor, espera recibir un espaldarazo del Gobierno para poder paliar los estragos económicos producidos por la crisis del coronavirus.

El fútbol colombiano vive hoy una crisis económica bastante fuerte, a raíz del cese de actividades producido por la propagación del coronavirus en nuestro país.

Aún sin fecha para el reinicio de las actividades, la Dimayor busca alternativas para poder paliar los golpes recibidos en el último mes y los que aún faltan por llegar.

Su presidente, Jorge Enrique Vélez, junto a los 36 clubes que hacen parte del máximo organismo de nuestro fútbol, esperan recibir un respaldo por parte del Gobierno, al que acudieron la semana anterior a través de una carta firmada por todos.

En diálogo con EL HERALDO, Vélez habla de los estragos que ha dejado en el fútbol una crisis que aún no tiene fecha de vencimiento en el calendario.

P.

¿Cuál es la real problemática de la Dimayor y sus clubes, tras esta crisis sanitaria por el coronavirus que ha azotado a todo el país?

R.

Aquí lo que hay que tener claro es que es un problemática del fútbol. ¿Qué implica que no haya fútbol en Colombia? Primero, es un tema de liquidez. El turismo, el fútbol, la aviación no tienen en estos momentos ingresos de ninguna clase, pero los gastos se mantienen, hay que pagar los contratos de los jugadores y la estructura. Pero la preocupación más grande es por la cantidad de personas que viven del fútbol colombiano. Déjeme y yo le hago un pequeño recuento: empezamos por los empleados de los 36 equipos, a eso súmele las familias de los árbitros, todos los periodistas deportivos del país, los vendedores ambulantes, los bares y restaurantes que viven también de esto. Si usted revisa, sobre el fútbol pueden vivir alrededor de 50 mil familias. Entonces, tiene que haber una responsabilidad muy grande de parte nuestra al decir: ‘oiga, debemos tener mucho cuidado con lo que va a pasar con el fútbol’. El fútbol es una empresa que genera no solo entretenimiento, sino que también carga sobre su espalda con una cantidad de personas que viven directa e indirectamente de él.

P.

¿En cuánto se han calculado, aproximadamente, las pérdidas económicas?

R.

Las pérdidas son incalculables. Nosotros lo que analizamos es cuánto deja de recibir el fútbol colombiano en estos dos o tres meses, y es más o menos unos 80 mil millones de pesos, que en su gran mayoría son para pagar salarios, ya sea de los jugadores, de los directivos y de las personas que viven del fútbol… el jardinero, el que hace mantenimiento a los estadios y muchas personas más.

P.

¿Cuál es el pedido que ustedes, como entidad privada, le realizaron al presidente Iván Duque a través de la carta enviada la semana anterior?

R.

Nosotros no estamos pidiendo que nos regalen plata. Nosotros lo que estamos diciendo es, ‘hombre, entre las líneas de crédito que está estableciendo el Gobierno, nosotros queremos estar ahí y, como gremio, que nos tengan en cuenta para poder salvar toda esta organización, que implica salvar 50 mil familias que dependen directa e indirectamente del fútbol. Entre otras cosas, si alguien ha sido coherente con todo esto ha sido el fútbol, porque cuando el Gobierno dijo ‘hay que cerrar’, nosotros ya nos habíamos adelantado. El fútbol colombiano ha estado siempre pendiente de los que nos diga, nos aconseje y nos ordene el Gobierno y el Ministerio de Salud.

P.

¿Cree que se ha malinterpretado el pedido de la Dimayor?

R.

Así es. Además no tendríamos por qué pedir plata regalada, porque creemos que en el país hay necesidades mucho más grandes para dar subsidios. Esto realmente no es un tema del presidente de la Dimayor ni de los 36 presidentes de los clubes, aquí estamos pensando es en la estructura de todo lo que se maneja alrededor del fútbol. Todos tenemos que jalonar para el mismo lado para que el fútbol pueda continuar, porque sería un desastre que el fútbol no continuara.

P.

Existe aún mucho inconformismo con el tema del Canal Premium. ¿Cree que eso también ha ayudado a que no se vea con buenos ojos cualquier decisión o pedido que venga por parte de la Dimayor, especialmente en estos momentos de crisis?

R.

Por eso y por muchas cosas más, pero hay que entender que cuando se montó el canal privado también se hizo para poder sostener el fútbol. Y es que el problema del fútbol no se desata por la situación que se vive hoy. Nosotros tenemos equipos, alrededor de seis o siete, en reestructuración y otros que se iban a ir a proceso de liquidación. Entonces lo que estamos buscando es reestructurar el fútbol para salvarlo como lo hace cualquier país, a través de un Canal Premium. Yo entiendo que a la gente obviamente no le gusta pagar, pero deben entender que esto es una empresa privada y como empresa privada para poder invertir tiene que tener ingresos.

P.

¿A raíz de esta dura experiencia, se ha pensado en cambiar algo entorno al canal privado o todo se mantendrá igual después que pase la crisis?

R.

Ese es un tema que lo maneja Win, no es un tema de la Dimayor. Nosotros le entregamos todo a ellos y recibimos solo una parte de los ingresos.

P.

¿Qué opina de la decisión que tomó el club Jaguares de Córdoba de rescindir temporalmente el contrato de 13 de sus jugadores?

R.

La situación económica es muy difícil. Aquí tenemos que ayudar todos. Cuando usted tiene 20 jugadores y tiene que pagarles dos pesos a cada uno, y a usted no le ingresa nada, qué tiene que hacer, debe buscar una alternativa y esa alternativa es el diálogo con los jugadores. En algunos casos no ha habido ninguna dificultad, pero en otros no se ha podido entablar ningún diálogo. Entonces, obviamente los clubes tienen que buscar alternativas respaldadas por la ley.

P.

¿Se ha manejado alguna fecha tentativa para el reinicio de actividades en la Liga BetPlay I-2020?

R.

No, esto hay que manejarlo día a día, y la verdad para nosotros hoy lo que prima es la vida. Cuando el Gobierno considere que se puede empezar de nuevo a jugar, pues lo iniciaremos.

P.

¿Se ha pensado en cambiar el formato de la Liga o realizar, por ejemplo, un solo torneo este año para cuadrar nuevamente el calendario?

R.

Claro que sí, estamos pensando y trabajando en eso. Nosotros tenemos a todo nuestro equipo de trabajo pensando en qué pasaría si reiniciamos en mayo, en junio o en cualquier otra fecha. Sobre cualquier caso tenemos una alternativa, que más adelante, cuando se desarrollen los hechos, las vamos a dar a conocer.

P.

¿Considera que su nombre divide mucho al país?

R.

Lo mismo me ha pasado en todas partes. Cuando llega uno a transformar y a hacer cambios, pues obviamente tiene amigos y enemigos. Lo único que yo tengo es una responsabilidad con el fútbol. Todo lo que hago es planificado con los clubes y tiene como objetivo el crecimiento de nuestro fútbol.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más noticias de:

  • coronavirus
  • COVID-19
  • Dimayor
La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web