El Heraldo
Aroldis Chapman no hizo el trabajo ante Astros. AFP
Deportes

“No podía creerlo cuando Altuve pegó el jonrón”

Aroldis Chapman habló del batazo del venezolano. El taponero fue el principal responsable del adiós de Yanquis.

Hay una expresión facial que algunas personas en el juego hacen después de un fracaso. Es un dispositivo de enmascaramiento, a menudo involuntario, y está diseñado para ocultar la sorpresa y el dolor que conlleva una derrota devastadora en el béisbol.

La explicación anterior era la cara de  Aroldis Chapman mientras veía el jonrón ganador de José Altuve rebotar en el letrero sobre el muro del jardín central izquierdo en Minute Maid Park, en la parte inferior de la novena entrada del Juego 6 del estadounidense League Championship Series el sábado por la noche, terminando las esperanzas de la Serie Mundial de los Yanquis.

Congelado en el montículo mientras Altuve rodeaba las bases con deleite, y con los fanáticos de Houston entrando en erupción a su alrededor, Chapman sonrió con incredulidad. Luego, regresó al clubhouse visitante donde se sentó frente a su casillero con una toalla durante 10 minutos aturdido. Chapman solo levantó la vista cuando sus compañeros de equipo vinieron a darle una palmada en la espalda después de la derrota de los Yanquis por 6-4. La sonrisa ya se había ido. La realidad se había establecido y la temporada había terminado.

“En ese momento, cuando salió la pelota, no podía creerlo”, dijo Chapman. “No podía creer que salió en ese momento del juego. Por esa fracción de segundo, simplemente no podía creerlo”.

Chapman entró con el juego empatado a 4 y ponchó al primer bateador que enfrentó, el receptor de los Astros Martin Maldonado, en cinco lanzamientos que incluyeron dos bolas rápidas, dos plomos y un deslizador. Tres de los cinco lanzamientos que lanzó al siguiente bateador, el jardinero derecho Josh Reddick, fueron deslizadores, no su bola rápida característica. 

Los primeros dos lanzamientos de Chapman a Altuve fueron bolas rápidas fuera de la zona de strike, por lo que volvió a su control deslizante dos veces más. El último que lanzó colgó en el aire, y Altuve lo lanzó para el jonrón.

“Me quedé atrás en el conteo y quería seguir adelante con el control deslizante, y no lo hice”, dijo Chapman. “No aterrizó en el lugar donde quería, y él aprovechó al máximo eso. Eso es lo que estaba tratando de hacer en ese turno al bate”, agregó el taponero.

“Para mí, cada vez que salga, será una batalla, y no importa si es el mejor o el peor bateador de la liga”, concluyó.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.