Últimas noticias

20:24

El anuncio fue hecho en la tarde de este jueves. 

20:16

Este índice departamental de innovación evalúa las...

20:05

Este jueves fue radicada la ponencia y se prevé que se...

Julio Comesaña, técnico de Junior.
19:33

El entrenador asegura que Junior ahora solo piensa en la...

Ángela María Orozco, ministra de transporte.
19:27

El anuncio lo hizo la ministra de transporte, Ángela...

19:18

El hecho se presentó hacia las 7 de la noche de este jueves...

El plantel del Junior de Barranquilla, antes de partir a Brasil.
19:17

El guajiro habló luego de regresar de Brasil, donde el...

Julio Comesaña junto a Luis Grau, José Pazo y Luis Amaranto Perea.
19:13

El conjunto rojiblanco estuvieron descansando en la mañana...

18:55

Policía francesa mata al presunto atacante del mercado...

Donald Trump, presidente de Estados Unidos.
18:54

Tras una serie de revelaciones embarazosas, varios...

El uruguayo Gustavo Daniel Iturburo tuvo tres ciclos exitosos con el Unión.
El uruguayo Gustavo Daniel Iturburo tuvo tres ciclos exitosos con el Unión.

Entrevista Gustavo Iturburo

“El Unión es lo que más quiero en la vida, junto a mi esposa y mi hija”

El titulo es:“El Unión es lo que más quiero en la vida, junto a mi esposa y mi hija”

El exdelantero uruguayo ha sido uno de los grandes goleadores que ha vestido la camiseta del Ciclón. Vibró, gozó y se emocionó con el ascenso del equipo samario a la primera división, luego de 13 años en la ‘B’.

Gustavo Daniel Iturburo llegó al Unión Magdalena en 1995, estuvo en tres ocasiones en el ‘Ciclón Bananero’, y en todas sus etapas se cansó de hacer goles con el equipo samario. 

El exdelantero uruguayo es una voz autorizada para hablar del Unión. Desde su país natal celebró como un niño el ascenso del equipo que lo hizo grande en el fútbol colombiano.

En diálogo con EL HERALDO, Iturburo habló de su presente y de su paso goleador por el Ciclón.

P. ¿Qué hay de la vida de Gustavo Iturburo?

R.

La vida de Gustavo Iturburo actualmente está en Uruguay. Desde hace unos años trabajo para el Estado. Manejo un camión y por suerte encontré tranquilidad, porque desde hace un tiempo este país está muy difícil. Yo duré cuatro años trabajando en temas del deporte en una escuela, enseñando a niños de 10 a 15 años, y después tuve que dejarlo porque era un colegio privado y cerró. Ahora lo único que hago es manejar un camión que va recogiendo los residuos que hay en las calles. Uruguay es muy sucio, de hecho de las enseñanzas que recibí allá en Colombia fue con Leonel Álvarez. Estaba en Medellín, recuerdo que estábamos comiendo algo y tiré el empaque en la calle. Ahí mismo Leonel me dijo: ‘No, no uruguayo, esas cosas no se hacen acá porque nosotros somos los que tenemos que mantener la ciudad limpia’. Y sí que es verdad. 

P. ¿Cómo se dio su llegada al Unión Magdalena?

R.

Mi llegada al Unión se da gracias a Jorge Luis Pinto, con quien sigo agradecido hasta ahora. Él conocía a Roberto Fleitas, que fue un técnico campeón de América y del Mundo con Nacional de Uruguay, en el 88. Entonces andaba buscando un ‘9’, yo había quedado libre con Independiente de Argentina y Fleitas me recomendó; después me puse en contacto con Pinto, acordamos que inicialmente me iba a probar por tres meses. Yo me fui con toda mi familia porque para mí ellos son mis pulmones. Llegué en el año 95, un 2 de febrero, a las 2 de la mañana al Rodadero, al edificio ‘Juanela’. La verdad que esos tres meses fueron muy duros, me costó mucho adaptarme al clima, pero me tenía mucha confianza. Poco a poco me fui adaptando gracias a mis compañeros y creo que finalmente hice las cosas bien. 

P. ¿Qué fue lo que más le costó cuando llegué al Unión?

R.

El clima, porque yo venía del frío y pasar a la temperatura de Santa Marta me pegó muy duro, pero cuando uno se pone metas y verdaderamente lucha por lo que quiere no hay nada que lo detenga. 

P. ¿Cómo califica su paso por el Ciclón?

R.

Las tres veces que estuve para mí fueron buenas. Por algo quiero al Unión y es la camiseta que yo amo. No hay otro equipo que esté por encima del Unión; está de primero segundo y tercero. Por eso el ascenso me puso muy feliz, porque después de 13 años pudo subir a la ‘A’ y estoy seguro de que eso le vendrá muy bien a Santa Marta. 

P. ¿Qué es lo que más recuerda en los tres ciclos como bananero?

R.

Lo que más recuerdo son los goles con la camiseta. Hacerle goles a Junior, los clásicos y todos esos partidos que uno vivía a muerte. Un equipo humilde como el Unión enfrentando a otro tan grande y con figuras como Junior, con sus monstruos, como ‘El Pibe’ Valderrama, lo motivaba a uno a entregarlo todo durante los 90 minutos. 

P. ¿Siente que el Unión fue el equipo donde mejor le fue?

R.

En Colombia sí, porque siempre tuve la confianza del cuerpo técnico y de los directivos. Durante los tres primeros meses, que las cosas no me salían, todo el mundo hablaba y decía que este uruguayo es un tronco, que esto, que lo otro, pero ahí fue donde sentí ese apoyo del equipo. Pinto tuvo una espalda muy ancha para aguantarme, después logré demostrar mis cualidades y tapé bocas como dicen allá en Colombia. 

P. ¿En esos tres primeros meses sintió que iba a tirar la toalla?

R.

No, jamás, porque yo creía en mis condiciones, de hecho cuando firmé el contrato por tres meses, yo sabía que se iba a extender.

P. ¿Qué anécdota recuerda con Jorge Luis Pinto?

R.

Cuando llegué a Santa Marta hice un trayecto con muchas escalas. Primero estuve en Bogotá, luego pasé a Barranquilla y de ahí me fui por carretera a Santa Marta. Terminé llegando al edificio a las 2 de la mañana. El mismo Pinto me recibió, me acogió bien y a las 6 a.m. fue a tocar a mi apartamento para levantarme a entrenar. Fue la única vez que lo quería ahorcar (risas). Pero es un fenómeno como persona y como entrenador. 

P. ¿Cómo era jugar en el Eduardo Santos?

R.

Era algo inexplicable. Los equipos del interior del país ni siquiera querían salir a formar para los actos protocolarios porque se sentía un fogaje que salía de la cancha. Me acuerdo que Bermúdez y todos esos monstruos me decían que acá no se podía jugar. Además de noche salía la brisa loca que también molestaba mucho para jugar.

P. ¿Cuál es el gol que más recuerda en su paso por el Unión?

R.

Recuerdo goles que le hice a Junior, me acuerdo de un clásico que estábamos jugando en Santa Marta, con una brisa bárbara, y saqué un remate de 25 metros y el arquero no lo pudo atajar.

Uno que le hice al Envigado allá en Medellín, fue un remate como de 40 metros. También me acuerdo de goles que le hice a ‘Miguelito’ Calero. Teníamos una rivalidad muy buena, si le tiraba dos o tres penales por lo general me tapaba uno. Para mí todos los goles que hice con el Unión fueron lindos y especiales.

P. ¿Qué significa el Ciclón para usted?

R.

Para mí, mucho. El Unión es lo que más quiero en la vida, junto a mi esposa y mi hija. De los momentos difíciles ni me acuerdo, ahora me acuerdo de los momentos felices, de las cosas grandes, de los compañeros y entrenadores. Yo siempre digo que algún jugador extranjero que viste la camiseta del Unión, algo le debe quedar en el corazón. 

P. ¿Cree que su paso por el Unión se quedó en la memoria de la gente?

R.

Sí, ni hablar. Incluso yo tenía una barra que siempre me estaba alentando. En la calle veían a mi señora o a mi hija y las arropaban. 

P. ¿Qué es lo que más recuerda de los clásicos ante Junior?

R.

Cuando uno iba a Barranquilla se sentía la afición. Junior, con jugadores de selección, como Mendoza, ‘El Pibe’, Valenciano, ‘Pachequito’. Nosotros con un equipo humilde, estaba Ibáñez, Ospina, Gamero, Garay, Zuleta. Le jugábamos de igual a igual tanto en Barranquilla como en Santa Marta. Eran partidos que uno esperaba desde una semana antes del día del partido. Uno estaba obligado a dejar todo en la cancha. 

P. ¿Cómo vio el ascenso del Unión?

R.

Fue como una bomba, como si se hubiesen caído las torres gemelas. La verdad es que me ilusioné mucho porque el equipo venía de luchar durante 13 años por conseguir ese objetivo.

En algunas ocasiones estuvieron cerca de lograrlo, pero esta vez gracias al trabajo que hicieron desde las directivas, cuerpo técnico y jugadores lograron llevar al Unión donde siempre ha debido estar. Ahora tenemos que ponernos las pilas y toca hacer un equipo competitivo. Ya se consiguió el primer objetivo, que era subir, ahora viene uno más complicado, que es mantenerse. 

P. ¿Qué cree que debe mejorar el Ciclón de cara a la primera división?

R.

¡Hay que reforzarlo! Para pelear de media tabla para arriba hay que reforzarlo. No quiero sonar atrevido, ni que los jugadores se vayan a enojar, porque no soy quién para estar diciendo esto, pero sí creo que las directivas deben darle las armas necesarias al entrenador para poder jugarle de igual a igual a cualquier rival. 

P. ¿Qué se siente ver nuevamente al Unión Magdalena en la ‘A’?

R.

Mucha alegría. Me entusiasma que se vuelva a tener el clásico costeño en la primera división. Tanto mi mujer, mi hija y yo no cabemos de la felicidad por todo esto que está viviendo el equipo. Es que ya me imagino al Unión jugando en Barranquilla ante Junior en un estadio mundialista o en El Campín contra Santa Fe o Millonarios. Eso es algo que no tiene precio para mí.

P. Futbolísticamente hablando, ¿qué opina que dos equipos como el Unión y el Cúcuta regresen a la primera división?


R.

Es algo fabuloso, son dos equipos con hinchadas muy grandes que llenan el estadio. Si hacen bien las cosas pueden competirle a cualquier equipo y por qué no pensar en que alguno de estos dos puede ser campeón

P. ¿Pudo ver el partido ante el Quindío?

R.

Lo vi en mi casa, con mi esposa y mi hija, pero se cortaba mucho porque el internet estaba fallando, eso me subía más la adrenalina, porque no sabía que estaba pasando en Santa Marta.

Cuando sacaron la tarjeta roja al primer minuto del partido dije que las cosas iban bien, cuando llegó el gol me tranquilicé más y ni hablar cuando el Unión metió el segundo gol. En el momento en que Quindío marca el descuento se me volvió a subir el sufrimiento. 

P. ¿Hace cuánto no viene a Colombia?

R.

 Hace muchos años, ya ni me acuerdo. Pero si Dios quiere el próximo año, en abril, estaré viajando con mi señora y mi hija. Intentaré visitar a tantos amigos que dejé allá. Por su puesto iré al club, quiero ir al estadio Eduardo Santos. Me han dicho que está muy deteriorado, pero igual quiero recordar allá todos esos momentos que viví.

Noticias más populares

  • EN EL HERALDO
  • EN Deportes
  • EN VÍDEOS
  • EN FOTOS
¡Hola!

Recuerda que puedes usar tu cuenta de EL HERALDO en cualquiera de nuestros portales:

Inicia Sesión
Regístrate
¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
sssssss
La sesión ha sido cerrada con exito
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web
#Rusia2018 ¿Cúal es tu marcador? Juega aquí
¿Quieres asistir a la inauguración? Compra tus entradas aquí
¡Estamos listos! marcadores en cero, inicia la segunda fase. Haz tus predicciones AQUÍ
Continuar al sitio
Noticias más leídas del 2017 1
Aumenta tus posibilidades de ganar, suscríbete a EL HERALDO desde $30.000
Cocina sin aceite, ¡Compra Air Fryer digital a precio de locura, solo con EL HERALDO!
Tu música en todas partes, COMPRA el nuevo Sound Bar Slim bluetooth con radio FM y ranura para SD
Dale color a tu cocina, COMPRA YA set de cuchillos con cubierta antibacteriana + pelador de ceramica