Columnas de opinión |

Yago en la posverdad

Otelo, el moro de Venecia no es la obra maestra de William Shakespeare, pero sí su mejor obra dramática. Es un juego de ajedrez que se deja dominar por su antagonista, quien a través de su astucia le hace jaque mate al protagonista. Yago logra un resultado casi perfecto: destruye a Otelo, un hombre honesto. Sus herramientas son su inteligencia y la capacidad que tiene para manipular a todos los personajes de la obra. Las calumnias e injurias son sus armas maestras. Yago es uno de los grandes personajes de la literatura y representa a varios de los líderes populistas de la contemporaneidad. 

La posverdad siente fascinación por los Yagos y desprecia a los Otelos. La tendencia política mundial es generar emociones en lo ciudadanos, mentir hasta conseguir que salgan a votar “emberracados”. Crear controversia, meter cizaña, polarizar, introducir matices de xenofobia, jugar con la fe y alimentar el odio son los ingredientes para lograr la receta esperada: subyugar las clases inferiores ante el poder. 

En Colombia, la moda populista continúa en furor. Los supuestos líderes de los partidos tradicionales acarician las malas mañas de la posverdad. Enredan a los ciudadanos con mentiras y calumnias. Comprenden sus miedos y los incrementan. La desgracia de Venezuela es lo mejor que le pasó a la derecha colombiana. Sabotear el proceso de paz, escudándose en la hipócrita defensa hacia la víctimas y en el castrochavismo, resulta mezquino aunque les funciona. 

Trataron de hundir las 16 circunscripciones de paz que les dan voz a las víctimas y a los sectores rurales en el Congreso. Como siempre, los conservadores, Cambio Radical y el Centro Democrático descuartizando lo poco que queda del Acuerdo, lo poco que realmente beneficia a las víctimas. Aún así consiguen votos inventándole a los ciudadanos que estamos a un paso de ser Venezuela y que la impunidad es imperdonable. Esa misma que defienden para lo que les conviene. La realidad es que lo que menos les interesa son las víctimas y la justicia. 

Mientras el proceso de paz se mantiene gélido y la actitud frívola de los políticos colombianos envuelve a los ciudadanos, congresistas como María Fernanda Cabal afirman sin ningún tipo de vergüenza que “la Masacre de las Bananeras es un mito histórico y que lo del Palacio de Justicia no son desapariciones forzosas porque ya están apareciendo”. Tremenda falta de respeto hacia las víctimas. Inaceptable manipulación de la historia. Burla descarada a la memoria y la verdad. 

La psicología con la que Shakespeare jugaba en cada uno de sus personajes se refleja a la perfección en esta actualidad delirante. Estamos llenos de Yagos, de líderes que no son líderes sino una farsa populista a la que llaman posverdad para que suene trendy y no tan grave. Mentira: esa es la única palabra que cabe en esta contemporaneidad sinvergüenza. 

Y como afirmó Yago en el final del primer acto: “Así hago siempre de un imbécil, mi bolsa. (…) Para conseguir su puesto y dar libre vuelo a mi venganza por una doble bellaquería… ¿Cómo? ¿Cómo?... Veamos… El medio consiste en engañar”. En este caso la bolsa somos nosotros… los ingenuos ciudadanos. 

maria.matus.v0@gmail.com - @mariamatusv

Has disfrutado de todos los contenidos gratuitos del mes que ofrecemos a nuestros visitantes

Te invitamos a registrarte en EL HERALDO

¿Ya tienes una cuenta?

Disfruta de los siguientes beneficios:

Acceso ilimitado
Imagen de JoshMattar
X

Hola,

Bienvenido a tu cuenta de EL HERALDO.

Con tu cuenta de EL HERALDO vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

Bienvenido a EL HERALDO

Bienvenido, puedes ingresar con tu correo electrónico y contraseña registrada.

Si todavía no tienes una cuenta, puedes registrarte aquí, es gratis.

Conéctate con tu cuenta de Facebook ó Google

Registrate en EL HERALDO

Crea tu cuenta en EL HERALDO y vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

* La contraseña debe ser mayor de 5 caracteres, contener una mayuscula y un numero

x

Reestablecer tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el cual te registraste, te enviaremos un enlace para que puedas restablecer tu contraseña y acceder de nuevo.

La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web