El titulo es:Vamos a hacerlo

Últimas noticias

00:00

El camino más largo siempre comienza cuando damos el primer...

20:09

Este 24 de marzo se celebra el Día Mundial de la Lucha...

19:59

Consideran que el Gobierno está incumpliendo la hoja de...

19:53

Un pulso al interior de Cambio Radical se vivió este...

19:33

Entre las rutas cancleadas, hay dos que salen ...

Bill Klinton explica que sus padres lo bautizaron así en agradecimiento del expresidente Bill Clinton.
19:17

En esta ciudad, atacada por Serbia hace 20 años y que...

El bebé pingüino albino permanece junto a sus padres y otros cuatro pingüinos.
19:04

Para los voceros del parque zoológico de  Gdansk, en...

18:49

Actualmente se encuentra con detención domiciliaria después...

Los esposos cuando eran ingresados a la URI de la Fiscalía.
18:34

Los esposos eran requeridos por el Juzgado Sexto de...

18:31

Actualmente, en el mercado hay diversas tecnologías que...

Columnas de opinión
Actualizado hace 1 años

Vamos a hacerlo

Cada año que termina nos hace pensar en todo lo que no hemos hecho, lo que nos propusimos en el pasado 31 de diciembre y no logramos o no tuvimos la voluntad de cumplir. Pero con ese reproche también llegan nuevas aspiraciones, viajes, metas personales o profesionales, hábitos, tiempo para querer, en fin, de todo un poco. 

En medio de todo esto, siempre he creído que lo importante es perder un miedo cada año: el miedo a emprender, el miedo a tomar un nuevo trabajo, a enamorarse, a renunciar, a cambiar, a estudiar. 

Si cada año derrumbáramos un miedo estaríamos, por lo menos, un poco más cerca de cumplir ese propósito o ese sueño del que tanto hablamos o pensamos pero que no hemos sido capaces de trabajar para lograrlo.

Se suele criticar constantemente a los millennials porque sueñan con cambiar el mundo, con trabajar por un propósito de vida o de sociedad, algo que va en oposición a trabajar por el hecho de hacerlo, del trabajo como un fin en sí mismo. Pues bien, un poco de ese espíritu de trabajar por un objetivo que te haga sentir pleno y feliz, tal vez es lo que le falta mucho a los que les pasan los años llenos de uvas, agüeros, esperanzas y propósitos sin ejecutar. 

En todo esto hay un aprendizaje que nos dejan los emprendedores de la historia y de la actualidad:  hacer las cosas y pensar que fallar no es tan grave como suena, ante bien, permite cumplir los objetivos validando los errores y generando verdaderas propuestas de valor. Esta lección se extiende a todo en nuestras vidas, abrirle las puertas a las metas de cualquier índole va de la mano de asumir las fallas y los errores como parte de la vida. 

Yo en este 2019 les quiero desear que sueñen, se ilusionen y lo hagan, porque no hay mayor satisfacción que sentir que eso que anhelabas ahora es tuyo, material o espiritualmente.

En medio de todo esto debemos tener en cuenta no solo nuestros objetivos personales, sino todos aquellos que tenemos como sociedad. En Colombia en particular tenemos muchos objetivos muy importantes  en materia de desarrollo, progreso, igualdad y responsabilidad social, y cualquiera de los objetivos específicos o de las metas específicas que tengamos, debemos buscar que desde lo personal y desde lo profesional siempre aportemos a la construcción de un Estado unido, democrático y sólido.

Como colombianos es muy importante que tengamos en cuenta que el país se encuentra en el marco de un posconflicto que requiere la acción concreta de cada uno de nosotros para buscar la inclusión social y la paz, pero también es cierto que tenemos una gran agenda en contra de la corrupción, y en esa medida todas nuestras acciones deberían estar encaminadas en lo que refiere a nuestro actuar como ciudadanos y como personas, a combatir la corrupción desde los actos más pequeños hasta los mayores, porque definitivamente la corrupción es una cuestión que solamente se puede evitar a partir del proceder positivo de los ciudadanos y del control político que hagamos durante todos los días de nuestras vidas.

¡Les deseo un Feliz 2019!
@tatidangond

Imagen de deniro_guete
Ya soy suscriptor web