El Heraldo
Opinión

Marihuana recreativa

La legalización del cannabis recreativo debe entenderse como un asunto tanto de salud pública como de interés económico para Colombia. 

El pasado miércoles se aprobó en primer debate en la Cámara de Representantes el proyecto que busca legalizar la marihuana con fines recreativos, motivado en el reconocimiento del libre desarrollo de la personalidad y otros derechos que se han visto conculcados con las políticas de prohibición. Sin lugar a dudas, este proyecto es un gran paso en la lucha contra el tráfico de drogas, en el entendimiento del consumo de cannabis como un asunto de salud pública, como también para los intereses productivos y comerciales de Colombia.

Ahora, para que los objetivos que motivan la aprobación de este proyecto puedan obtenerse, será necesario contar con la voluntad y eficiencia administrativa de múltiples entidades que tendrán que intervenir en este proceso. Quienes participan en la industria del cannabis medicinal en Colombia han tenido que enfrentarse a un proceso lento y complejo para poder comercializar sus productos, por la ausencia de un engranaje institucional que facilite el trámite de licencias y permisos de exportación. Asimismo, se ha dejado de lado la importancia de apoyar a pequeños productores de cannabis que anhelaban que con la regulación de esta con fines medicinales podrían pasar de la ilegalidad a la legalidad. 

El proyecto de acto legislativo que abre la puerta a la legalización de la marihuana con fines recreativos debe propiciar un debate serio y profundo sobre la ejecución que tendrá esta medida por parte del Estado; cómo potenciar en términos tanto de salud pública como comerciales la eliminación de esta restricción legal. La experiencia con el cannabis medicinal da cuenta que hay un creciente interés de la empresa privada en comercializar estos productos y exportarlo a países con altos estándares sanitarios como Alemania, Canadá o Australia, sin embargo, las entidades involucradas en este proceso no han contado con los recursos humanos y técnicos para darle celeridad a estos trámites. 

Al respecto, el Estado deberá subsanar las dificultades que se presentan actualmente para la comercialización del cannabis medicinal y con esta experiencia, crear una regulación que responda a las necesidades del mercado y que le dé la oportunidad a Colombia de inclinar la balanza comercial como exportador de estos productos. Sumado a esto, la legalización de la marihuana con fines recreativos debe contar con la voluntad del gobierno nacional, con el fin de que se obtengan los mejores resultados en materia de salud, en el desmantelamiento de redes de tráfico y microtráfico y en oportunidades para pequeños productores que buscan hacer tránsito a la legalidad. Que esta reforma no sea un saludo a la bandera dependerá del interés del gobierno y las entidades públicas de actuar de forma eficiente. 

Sobre la legalización de las drogas, una recomendación para este domingo es el capítulo Fracasos del prohibicionismo de la serie Pan y Circo de Amazon. 

@tatidangond 

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
José Félix Lafaurie

La Colombia de Petro

Tuve una pesadilla. Amanece el 8 de agosto de 2022 y Petro se levanta adormilado, se tercia la banda presidencial, se mira al espejo, se empina, saca pecho y se regala su mejor sonrisa socarrona. Se siente el Bolívar -no Gustavo sino Simón- del

Leer
El Heraldo
Indalecio Dangond

Un talento llamado Silvestre

Eran tal vez las 4 de la madrugada de aquel 12 de mayo de 1980, cuando en el hospital de Villanueva (La Guajira) nació un niño que llevaría el nombre y apellido de su abuelo Silvestre Dangond.

Sus años de niñez y adolescencia los vi

Leer
El Heraldo
Enrique Dávila

¡Eche!, etimología, Amira

¿Qué es el ‘¡eche!’ barranquillero? M. Arteaga, Cali Textos sobre costeñismos dicen que “es interjección despectiva”. Alario Di Filippo afirma que “tiene cierto sentido de protesta”. No se relaciona con la interjección ‘¡che!

Leer
El Heraldo
Marcela Garcia Caballero

La ciudad del progreso

¿Por qué nos debe importar tanto que haya venido el Rey de España a Barranquilla? ¿Por qué hay tanto alboroto porque haya llegado ‘un señor’ a estas tierras caribeñas? ¿Por qué la ciudad se paraliza por algo tan ‘superfluo’?

Leer
Ver más Columnas de Opinión
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.