¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
INGRESAR Explora tu perfil

Amigo lector,

Haz disfrutado 5 de 10 contenidos gratuitos.

Nuestro deseo es que continues informandote y disfrutando de todo nuestro contenido, por eso te invitamos a iniciar sesión ó crea tu cuenta gratis en nuestro portal.

SUSCRÍBETE
Opinión

Santo y seña

El carro fantasma de Coltejer era un vehículo que recorría ciertos sectores de la ciudad, en horas de la noche, deteniéndose en alguna casa seleccionada al azar. Al tocar la puerta y decir la frase: “Coltejer toca a su puerta”, quien recibía la visita debía responder con el santo y seña, que se difundía por una de las emisoras locales. Esta original forma de hacer publicidad tenía gran acogida, pues quienes atinaban a dar el santo y seña correcto, se hacían merecedores a muy buenos premios.

En esa época, este programa, uno de los favoritos, mantenía al oyente pegado al receptor, para así conocer el santo y seña. Recordamos muy bien la cuña cantada que utilizaba la empresa, pues adquirió gran popularidad. Decía: “Coltejer es el primer nombre en textiles, y produce para usted mejores driles. Dril Armada dura más, y no se acaba jamás, úselo y verá que sí es superior. La coleta Margarita, de Coltejer la más bonita, y para usted caballero, el dril Armada es el primero”.

Se popularizó de tal manera, que decir: “conoces el santo y seña?” era común en cualquier conversación entre amigos. Fue así como en una ocasión, estando una señorita en posición de agachada, un joven, ante tan imponente espectáculo, le dio un par de palmadas en aquellas partes, diciéndole: “Coltejer toca a su puerta”. La reacción de la muchacha no se dejó esperar, y propinándole una fuerte cachetada, le dijo iracunda: “¡atrevido...vaya a tocar a su madre!”. El joven, medio aturdido, le reviró diciendo: “Lo lamento, ha perdido usted el premio, ¡ese no es el santo y seña!”.

antonioacelia32@hotmail.com

 

Más Columnas de Opinión

Joaquin Mattos Omar

Cuentos para aislados (II)

Ese sábado por la tarde, de acuerdo con un viejo hábito, paseaba con sus tres nietos por el parque. Si se le comparaba con otros de la ciudad, es preciso decir que se trataba de un parque bastante grande y atractivo. Estaba situado en la pendien

Leer
Amylkar D. Acosta M.

La tormenta perfecta

Las finanzas públicas, tanto las de la Nación como la de las entidades territoriales se encuentran entre la espada y la pared. De un lado está la salud en cuidados intensivos a consecuencia de la pandemia del COVID-19, cuyo tratamiento y conten

Leer
Yamid Amat Serna

Ángel de mi guarda

“Ángel de mi guarda, mi dulce compañía, no me desampares ni de noche ni de día…”

Sus manos unidas, sus ojos cerrados pero mirando al cielo. Sus peticiones y sueños latiendo. La voz de Mamá como arrullo y en el fondo de su cor

Leer
Ver más Columnas de Opinión
La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web