El Heraldo
Opinión

Las Farc no reparan

Cuatro años de la firma de pacto de Santos con las Farc. El análisis debe hacerse también desde los compromisos adquiridos por las Farc a cambio de los inmensos beneficios judiciales, políticos, económicos y reputaciones que recibieron.

Esas obligaciones fueron sencillas: justicia alternativa, contar la verdad, no reincidir en la violencia y el crimen y reparar a las víctimas. Es sobre este último punto que quiero hacer hoy una reflexión.

Las Farc presentaron en 2017 un inventario de bienes que entregarían para reparar. Fue objeto de polémica por múltiples razones, entre otras por que incluía actividades que, aún en el caso en que efectivamente hubiesen sido realizadas por los bandidos, nunca podrían monetizarse.

Pues bien, los bienes monetizables tenían un valor, según las Farc, de 548 mil millones de pesos. Entre lo que reportaron estaban 12 mil millones de pesos en efectivo, 24.456 cabezas de ganado y 319 vehículos. Hasta la penúltima semana de noviembre, solo habían entregado 2 mil millones de pesos y 448 mil dólares, 229 semovientes y 4 vehículos, 2 de ellos chatarra. El valor de todos estos bienes entregados es de 4.069 millones de pesos. Además, reportaron 722 inmuebles y solo han entregado 8 y ofrecieron entregar 440 kilos de oro y han dado 229, avaluados en 34 mil millones. Entre todo, las Farc solo han entregado el 7% de lo que reportaron como monetizable.

La fecha para la entrega de todos los bienes era el 31 de julio. El Gobierno les amplió el plazo hasta el 31 de diciembre. Todo indica que las Farc no cumplirán con lo ofrecido. De hecho, ya advirtieron que no iban a entregar, alegando diferentes motivos, 10 mil millones de pesos, 17.533 cabezas de ganado, 200 inmuebles y 157 vehículos. Y seguramente entregarán muy poco de los demás pendiente.

Mientras tanto, se supo sobre la intención de las Farc de lavar 500 millones de dólares a través de operaciones financieras en Grecia y Turquía. Ese dinero está en Colombia, parte del mismo encajetado en la selva.

No sobra recordar que las Farc eran antes del pacto con Santos la organización mafiosa más grande y poderosa del planeta. Sus ingresos por narcotráfico, en décadas de dedicarse al lucrativo negocio, fueron de miles de millones de dólares. A ellos hay que agregar los que recibieron por sus otras actividades delincuenciales, como la minería ilegal o el secuestro y la extorsión. Por mucho que hayan gastado en el mantenimiento de su empresa criminal, el acumulado ha debido ser multimillonario. Sin embargo, para reparar a las víctimas, apenas se comprometieron a entregar dineros y bienes por valor de 150 millones de dólares y solo han entregado efectivamente 10,5 millones de dólares. 

Mientras tanto, planean lavar activos por medio billón de dólares. Estoy seguro de que los defensores del “mejor acuerdo posible” no dirán ni mu sobre este nuevo incumplimiento de las Farc. Pasarán agachados, como es costumbre. La pregunta, sin embargo, es qué harán el 1 de enero, cuando se confirme el incumplimiento, el Gobierno nacional y, en especial, la JEP. Porque lo que no puede pasar es que, como viene ocurriendo, no pase nada.

 

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
Iván Cancino G.

La paja en el ojo ajeno

Por estos días se han llenado los titulares de prensa de múltiples conjeturas acerca de la familia Char sin respetar del debido proceso y la presunción de inocencia que gozan quienes son investigados. Si bien algunas personas de la familia Char

Leer
El Heraldo
Amat Zuluaga

Problema para la transición energética

La tecnología, así como la transición energética requiere de minerales críticos que son el corazón de su funcionamiento y construcción. Entre estos están las conocidas tierras raras, son 17 elementos, entre esos el neodimio y el disprosio,

Leer
El Heraldo
Julio César Henríquez

La política criminal

Los máximos exponentes de la escuela clásica de la criminología afirmaban que todo ser humano era un potencial delincuente. Cualquiera podía cometer un delito en circunstancias inmanejables o insostenibles. Sus argumentos reposaban sobre la po

Leer
El Heraldo
Enrique Dávila

Atenas suramericana, La Tramacúa

Hace poco usted denostó de ‘Atenas suramericana’, el hermoso apelativo de Bogotá… Ilse Bertel, Bogotá

Denosté del apelativo, pero no de una ciudad que quiero mucho. Que Bogotá es o fue la Atenas suramerican

Leer
Ver más Columnas de Opinión
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.