El titulo es:¿Por qué nosotros?

Últimas noticias

José Mosquera, mánager de Toros, durante la pelea.
00:53

Peloteros de Toros discutieron fuertemente con los...

00:27

Así lo dio a conocer el alcalde de la capital del...

La presidente de Anato, Paula Cortés Calle.
00:00

Diseñan planes para integrar a visitantes con las...

00:00

La guerrilla señalada del atentado en la General Santander...

Edwin Besaile fue inhabilitado por la Procuraduría por su presunta participación en el Cartel de la Hemofilia.
00:00

Se venció el periodo de encargo de Sandra Devia Ruíz. ...

Acción de uno de los partidos del Mundial de Tenis que se disputó ayer en el Parque de Raquetas.
00:00

Los jóvenes tenistas luchan contra las fuertes brisas que...

Mariana Jiménez Bustillo en medio de lágrimas.
00:00

La cartagenera salió dolida por su derrota ante la...

Luis Antonio Anaya Martínez y Luis Alberto Cabrera Palacín fueron capturados por ser los presuntos desmembradores de Antonio Abel Ávila Cabrera.
00:00

Según el inspector de Policía de Santa Cruz de Luruaco,...

El presidente Iván Duque hizo presencia en la Plaza de Bolívar, hasta donde llegó la marcha en Bogotá para rechazar los actos de violencia recientes.
00:00

En las capitales del Caribe los ciudadanos se unieron a la...

Un trabajador de una empresa del sector de confecciones que opera en Barranquilla.
00:00

Al menos 9 millones de trabajadores en el país deben...

Columnas de opinión
Actualizado hace 1 años

¿Por qué nosotros?

Estamos inundados de coca. Según el Gobierno de Estados Unidos, nunca habíamos producido tanta cocaína con 209 mil hectáreas sembradas a lo largo y ancho del país. No solo aumentaron los cultivos en un 11% desde el año pasado, sino que creció en un 19% la productividad. Para contextualizar, en los últimos seis años del Gobierno Santos, las hectáreas se multiplicaron por cuatro. 

Desde hace un par de años, se escucha que el problema es la demanda y no la oferta, y que nuestro problema endémico de producción de droga solo se puede resolver con la legalización. El credo recurrente es el siguiente: mientras haya demanda habrá oferta por ley del mercado. 

Sí, es cierto, la demanda tanto nacional como internacional es la que fomenta el flagelo. No solo afecta a la salud de la población que consume las sustancias tóxicas, sino que también alimenta al narcotráfico y a su inherente círculo vicioso de ilegalidad y violencia que rodea y permea hasta las sociedades más intachables. Este constato lo conocemos todos. También estamos conscientes de que en un mundo idílico la demanda debería ser reducida menos desde la sanción penal y policial del Estado y más desde la prevención y la salud pública. 

Sin embargo, no seamos ingenuos. Más allá del debate moral, de salud y de su real eficacia, sabemos muy bien que Colombia no puede unilateralmente legalizar las drogas. Primero, porque nuestro Estado es históricamente débil: no controla ni su territorio ni la aplicación de sus normas. Si el Estado a duras penas logra combatir el contrabando de alcohol, imagínense lo que podría pasar con otros mercados paralelos y los daños en la salud pública. Segundo, la legalización no es una posibilidad seria en un mundo globalizado mientras las grandes potencias mundiales no decidan desarrollar la legalización multilateralmente (sí, Colombia es interdependiente de aquellas aunque lo nieguen los más chauvinistas). 

Ante este constato, ¿qué nos queda? La otra cara de la moneda: reducir la oferta. En este aspecto Colombia tiene toda la responsabilidad. Sabemos de las causas del fenómeno en nuestra nación, pero preguntémonos ¿por qué tenemos que ser nosotros el país que más produce cocaína en el mundo?, ¿por qué nosotros y no otro? Mucho más allá de nuestra característica y privilegiada ubicación geográfica, ¿por qué aquí el problema tiene que ser endémico? Me rehúso a pensar que no tenemos alternativa. Tenemos que dejar esa manía nuestra de escondernos tras la excusa de que la causa es externa y que no podemos hacer nada al respecto. Sé que hacerse el de la vista gorda es un deporte nacional, pero aquí no hay causa perdida y los pasados gobiernos lo demostraron: en el 2012, los cultivos llegaron a reducirse a 48 mil hectáreas. Hoy tenemos que volver hacia esas tendencias porque todos distinguimos que entre más hectáreas de coca, menos paz. 

@QuinteroOlmos  

Imagen de jesika.millano

Recuerda que puedes usar tu cuenta de EL HERALDO en cualquiera de nuestros portales:

Inicia Sesión
Regístrate
¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
sssssss
La sesión ha sido cerrada con exito
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web
#Rusia2018 ¿Cúal es tu marcador? Juega aquí
¿Quieres asistir a la inauguración? Compra tus entradas aquí
¡Estamos listos! marcadores en cero, inicia la segunda fase. Haz tus predicciones AQUÍ
Continuar al sitio
Noticias más leídas del 2017 1
Aumenta tus posibilidades de ganar, suscríbete a EL HERALDO desde $30.000
Regresa a clases con EL HERALDO ¡Compra maletín + lonchera térmica + cartuchera a precio de locura!