El Heraldo
Opinión

Soberbia política inunda campaña

El que vivamos en una sociedad enferma por la soberbia no es el punto de reflexión de esta columna. Se trata más bien de visibilizar la discapacidad mental de los máximos dirigentes en campaña, caracterizados por su petulancia, soberbia y sobradez, con las que envenenan, transmiten e inoculan, al desprevenido e indefenso pensamiento ciudadano.

La campaña electoral está plagada de actores políticos soberbios. Algunos de ellos asumen posiciones tan soberbias que se espantan solos con su propia sombra, porque consideran que su juicio y presencia es la única válida en el universo.

El problema no es solo la presencia de una élite política soberbia sino que desde la cima de la sociedad, la soberbia, haga metástasis hasta sus bases, cuando lo correcto es la promoción incansable del derecho igualitario del ser humano.

Frases clasistas, como: “Gente de bien”, “De izquierda, Centro o Derecha”, entre otras, denotan un profundo desprecio hacia los congéneres, evidencia una discapacidad mental de quienes la expresa, ajena a las verdaderas condiciones de valor del ser humano. Se trata, sin duda, de una posición política verdaderamente soberbia tanto de políticos como de ciudadanos. 

Ya lo había advertido, José De San Martín, cuando acuñó: “la soberbia es una discapacidad que suele afectar a pobres infelices mortales que se encuentran de golpe con una miserable cuota de poder.”.

Entonces, se puede afirmar que el político y ciudadano soberbios son discapacitados mentales. 

Al respecto, la Organización Mundial de la Salud (OMS), explica la discapacidad científicamente como aquella restricción o impedimento de la capacidad de realizar una actividad en la forma o dentro del margen que se considera normal para el ser humano. 

Así mismo, la Organización de Naciones Unidas (ONU), define la discapacidad como una condición que afecta el nivel de vida de un individuo o de un grupo. El término se usa para definir una deficiencia física o mental, como la discapacidad sensorial, cognitiva o intelectual, la enfermedad mental o varios tipos de enfermedades crónicas.

El que vivamos en una sociedad enferma por la soberbia no es el punto de reflexión de esta columna. Se trata más bien de visibilizar la discapacidad mental de los máximos dirigentes en campaña, caracterizados por su petulancia, soberbia y sobradez, con las que envenenan, transmiten e inoculan, al desprevenido e indefenso pensamiento ciudadano, con el virus de la soberbia, propulsora de la ignorancia, discapacidad que a su vez produce:  odio, división y exclusión social.

José De San Martín lo expresó con claridad, al sentenciar que el soberbio es un pobre mortal, discapacitado e infeliz, quien se topa por sorpresa, en un momento de su vida, con una miserable cuota de poder, suficiente para edificar una superioridad que solo existe en su psiquis y mente enferma.

Este comportamiento soberbio de la clase política en campaña por igual es patético en candidatos, servidores públicos y ciudadanos. Entonces, una pregunta válida a formularnos, sería: 

¿Un simple mortal, infeliz, soberbio, discapacitado y enfermo mental, quien por avatares de la vida detenta una miserable cuota de poder, y, se cree un ser superior, merece nuestro voto y sumisión?

Si su respuesta es sí, vaya a un psiquiatra, algo está sucediendo con su autoestima. Si su respuesta es no, sería un acto de “soberbia” inteligencia, óptimo y de bella factura.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
Iván Cancino G.

#ColombiaEnFicción

Cómo no hablar de lo que seguramente todos estarán hablando: Encanto, la película de Disney que muestra una versión de Colombia, pero no se preocupen que en esta columna no voy a hablar de la película en sí, se trata más bien de una mirada

Leer
El Heraldo
Enrique Dávila

Chan con chan, pea, guereguere

¿De dónde sale la frase ‘pagar chan con chan’? Andrés Urzola L., B/quilla

Cuando pagamos de contado o en efectivo una transacción comercial, un servicio o un producto, es decir, de inmediato o sin plazos, se dice que lo hemos hec

Leer
El Heraldo
Indalecio Dangond

Hechos claves en el 2022

La pandemia de la covid-19. Lidiar con la cuarta ola del covid-19 será un reto difícil pero no imposible que deberá enfrentar con determinación el gobierno el año entrante. El objetivo ya no será erradicar la covid, sino, frenar su propagaci

Leer
El Heraldo
Marcela Garcia Caballero

Las brisas del crimen

Hace exactamente un año nos empezaba a ‘golpear’ la Navidad. Nos comenzábamos a dar cuenta que ese diciembre definitivamente no traería consigo las tres de ‘las cuatro fiestas’ que normalmente traía, nos percatábamos que ‘el corre c

Leer
Ver más Columnas de Opinión
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.