¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
INGRESAR Explora tu perfil

Amigo lector,

Haz disfrutado 5 de 10 contenidos gratuitos.

Nuestro deseo es que continues informandote y disfrutando de todo nuestro contenido, por eso te invitamos a iniciar sesión ó crea tu cuenta gratis en nuestro portal.

SUSCRÍBETE
Opinión

Casa por pensión

El cuidado de los adultos mayores representa un gran reto para las sociedades modernas pues la forma cómo tradicionalmente se hacía está en crisis

Usualmente las personas de la tercera edad eran atendidas por su familia más cercana, en especial por las mujeres quienes históricamente han asumido el rol de cuidadoras. Sin embargo, su incorporación al mercado de trabajo lo hace cada vez más difícil. Además, las nuevas arquitecturas de las viviendas tienden a reducir los espacios, limitando la cantidad de individuos que pueden vivir en ellas.

Esto sucede justo en el momento en que crecen las personas que precisan ayuda, pues la expectativa de vida al nacer ha aumentado. En Colombia es de 73 años para los hombres y 79 para las mujeres, lo que conlleva una necesidad de asistencia, aún más si aparece alguna discapacidad o dificultad asociada a la edad avanzada.

Con este panorama, el riesgo de vejez cubierto por la seguridad social es uno de los más importantes hoy en día. Se materializa a través de la anhelada pensión que constituye una conquista social asociada al tiempo de ocio y al disfrute en términos de calidad de vida. El problema es que del total de la población que está en edad de jubilarse solo el 35% recibe la prestación.

Para solucionarlo, recientemente el gobierno nos anuncia una fórmula que pretende financiar las necesidades de los adultos mayores con cargo a su propio patrimonio.  Se trata de la “Hipoteca Inversa” a la que pueden acudir quienes tengan 65 años o más transfiriéndole a una entidad financiera un bien inmueble de su propiedad a cambio de una suma mensual hasta el fallecimiento.

Ocurrida la muerte, los herederos podrán readquirir el bien pagando lo que diga el banco o abandonarlo. Como cualquier otro préstamo o crédito este tiene dos elementos que juegan un papel fundamental, un plazo y unos intereses, estos aún no se conocen pues dependerá de la regulación posterior, pero serán definitivos a la hora de “negociar” con la entidad.

La Hipoteca Inversa no es nueva, este producto existe en el mundo desde los años sesenta. Sin embargo, tradicionalmente se ha comercializado mal, por ejemplo, en España la idea se vendió a personas mayores, especialmente vulnerables, haciéndoles creer que a cambio de esta hipoteca recibirían un pago vitalicio hasta el final de sus días. 

Pero lo cierto es que la figura no tenía dicho plazo vitalicio sino una fecha de vencimiento, y una vez alcanzada esta, el adulto mayor tenía que devolver el préstamo, de lo contrario perdía la vivienda. Además, la suma recibida que teóricamente tenía que sustituir una pensión, resultó ser un pago mensual ínfimo y ridículo.

Entonces, este puede ser otro producto financiero que ofrezca la banca colombiana y que beneficie a algunos (sospecho que pocos). Sin embargo, la auténtica amenaza de una hipoteca inversa es que nos la vendan como una solución a las necesidades de los adultos mayores que no cuentan con una pensión.

Aceptarlo sería relevar al Estado de su obligación, esto es, garantizar una calidad de vida a todos, que incluya el acceso a la salud y los servicios de cuidado, en especial a la población de la tercera edad por ser sujeto de especial protección. Quizá si esto se convirtiera en una política estatal, no tendríamos que ver a los nuestros hipotecando su casa al banco para poder comer hasta que mueran.

marzunigaromero@gmail.com

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

William Mebarak

El postre de la vida

No existe un sinónimo de amor tan perfecto que se condense en una sola palabra y esa es: “Abuelo”,  este es un verdadero privilegio que sólo sentimos los que vivimos esa maravillosa etapa de la vida, y llegar a serlo es una bendición d

Leer
Yamid Amat Serna

Dos caminos

Tenía dos opciones: Ponerme a llorar o ponerme a hacer pañuelos para quienes lloran. Tomé la segunda.”

Sus manos registran las huellas del esfuerzo, los sobresaltos esporádicos de su pierna izquierda son una pequeña secuela de sus

Leer
Amylkar D. Acosta M.

Los elefantes blancos

Enhorabuena el contralor General de la República, Carlos Felipe Córdoba, ha resuelto establecer el registro nacional de obras inconclusas en las que están comprometidos recursos públicos, más conocidas como elefantes blancos, que por mandato

Leer
Álvaro De la Espriella

La compensación

Cuando despertamos por las mañanas a veces nos ponemos a pensar, como lo hacen miles de colombianos, cual será en esta semana o quincena el escándalo que estará victorioso o cuál el alarmante acontecimiento que estremecerá los cimientos del

Leer
Ver más Columnas de Opinión
La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web