Columnas de opinión
Actualizado hace 1 meses

El fenómeno Greta Thunberg

Una adolescente sueca, 16 años, ha logrado captar la atención del mundo del poder y el dinero con su sonrisa Monalisa, sus trenzas y un mensaje contundente: es la última oportunidad que tiene la humanidad para evitar el desastre total con el cambio climático que ya tiene fecha para el comienzo del final: 2030.

Ese es el año cuando se calcula que la temperatura mundial habrá aumentado fatídicos dos grados centígrados, por lo que el mar subirá de altura por el desordenado derretimiento de los hielos marinos en el ártico y la Antártida tragando voraz islas y litorales –en Colombia será el Caribe el que sufrirá mayor impacto: miren el kilómetro 19 de la carretera Barranquilla/Ciénaga y vendrá la gran tercera guerra que será por el agua dulce y para detener las migraciones ambientales que ya abandonan países por sequía o inundaciones, la gran paradoja creada por el humano, la especie asesina que ha terminado con el 60 por ciento de la fauna del mundo apenas unos pasos más atrás que nosotros en el proceso de evolución.

Greta sufrió su primera depresión severa a los ocho años y está diagnosticada con Aspergen (igual que Messi), una condición mental dentro del amplio espectro del autismo que la hace obsesiva, monotemática y tímida pero que ha vencido la principal dificultad de ese síndrome: la comunicación y el relacionarse con otras personas. Y debemos bendecir esa obsesión que la hace imparable y capaz de enfrentarse al Congreso de los Estados Unidos, su más reciente intervención ante los poderosos para decirles que tienen que hacer algo ahora para paliar los destructivos efectos del cambio climático que ya sufrimos en todos los rincones del mundo.

Su decisión está siendo capitalizada y tal vez patrocinada por empresas noruegas que trabajan por la ecologización de las economías occidentales, según el New York Times, proveedoras de energías renovables y amigables con la naturaleza, el bienestar humano y el cuidado de las reservas de agua, como el gigantesco acuífero que guarda la Amazonia si Brasil logra salir del presidente Bolsonaro que considera esa selva una fuente de riqueza para madereros y ganaderos los dos terrores de los cientos de etnias que allí habitan y han sido los guardianes de la vida (Vean Frontera Verde en Netflix). ¿Y qué? ¿Acaso el capitalismo salvaje no puede tener un lado decente donde enriquecerse provenga de garantizar un final amable para el antropoceno? El sol se muere, la tierra no lo sobrevivirá, pero es mejor heredar a las nuevas generaciones mientras les dure un planeta con mucho verde, agua dulce y aire limpio: tiene mucha razón Greta Thunberg.

 losalcas@hotmail.com

Has disfrutado de todos los contenidos gratuitos del mes que ofrecemos a nuestros visitantes

Te invitamos a registrarte en EL HERALDO

¿Ya tienes una cuenta?

Disfruta de los siguientes beneficios:

Acceso ilimitado
Imagen de maria.vega
X

Hola,

Bienvenido a tu cuenta de EL HERALDO.

Con tu cuenta de EL HERALDO vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

Bienvenido a EL HERALDO

Bienvenido, puedes ingresar con tu correo electrónico y contraseña registrada.

Si todavía no tienes una cuenta, puedes registrarte aquí, es gratis.

Conéctate con tu cuenta de Facebook ó Google

Registrate en EL HERALDO

Crea tu cuenta en EL HERALDO y vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

* La contraseña debe ser mayor de 5 caracteres, contener una mayuscula y un numero

x

Reestablecer tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el cual te registraste, te enviaremos un enlace para que puedas restablecer tu contraseña y acceder de nuevo.

La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web