El Heraldo
Opinión

UE a prueba

La Unión Europea vive uno de sus momentos más álgidos, cuando se creía que después del lio con el BREXIT nada podría salir peor, resulta que llegó la covid-19 y los pone nuevamente a prueba. Son tantas las restricciones y normatividad para los Estados miembros, que dichas reglamentaciones son hoy vistas como “trabas” que generan la lentitud con la que la logística torpe de la vacunación está funcionando en el viejo continente.

He sido siempre una gran defensora de la UE, como ciudadana demócrata y como académica, creo fielmente que es una de las mayores conquistas políticas de la humanidad, que un continente que se caracterizó por estar en guerra, hoy puedan convivir sus naciones bajo una misma sombrilla es simplemente maravilloso. Entendiéndose y con una unificación monetaria referente. Pero estamos ante una verdad innegable: Europa está enredada no solo con el manejo de la pandemia, sino con la compra y aplicación de las vacunas.

De los principales valores que rigen la Unión es la igualdad. Ello significa que todos los ciudadanos tienen los mismos derechos ante la ley. El principio de “igualdad europea” entre hombres y mujeres sustenta todas las políticas de la UE (hoy incluso el proceso de vacunación mismo) y es la base de la integración. Se aplica en todos los ámbitos. Bajo este tipo de postulados las regulaciones se han convertido en restricciones en esta crisis sanitaria global.

¿Y cuál es la gran ironía? Que los europeos están acogiendo la producción en masa de las vacunas contra la covid-19, el gran dilema ha venido después, en la comercialización/aplicación. Tienen una capacidad científica instalada que les ha permitido lo primero, pero están inmersos en una mancomunidad -o algo así- que no les ha facilitado la celeridad.

Fruto de ello, tenemos a Italia, Alemania, España… etc. Con una vacunación que además de lenta, parece que tuviese un freno de mano puesto. Uno impuesto desde Bruselas para ser más específicos. ¿A propósito?, no seguramente, pero es que está quedando evidenciado que la Unión Europea no estaba preparada para una guerra de estas, una batalla contra un virus que muta y revela de manera implacable nuestras debilidades.

De hecho, Bruselas (sede capital política de la UE para quienes no lo tengan claro), ha desarrollado prácticamente un poder de “veto” en las exportaciones de vacuna, señalan que es la capacidad que tienen para bloquear que las mismas salgan del territorio comunitario, para así reservárselas para ciudadanos europeos únicamente. Esto a primera vista se observa como una medida de protección necesaria y acertada. Sin embargo, es también evidencia fehaciente de la cantidad de reglamentación excesiva al respecto.

Lo cierto es que esta lentitud prolonga la pandemia, son más los muertos, los flujos turísticos no se reactivan. Y desde países como el nuestro, como Colombia, vemos a los líderes europeos complicados con el tema, lo cual nos causa aún más susto y ansiedad como ciudadanos porque entonces no sabemos qué esperar en América Latina.

@KATHYDATOS

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
Tatiana Dangond

La mentira de Instagram

Aunque para muchos resulte obvio que Instagram afecta la salud mental de sus usuarios, los resultados de un estudio realizado por Facebook y dado a conocer esta semana por The Wall Street Journal muestran los graves efectos de esta red social sobr

Leer
El Heraldo
Rafael Nieto

Por una Colombia sin crimen

La seguridad se está deteriorando a pasos agigantados. No es un problema de percepción. Las cifras lo demuestran: el delito común está tornándose más violento; asesinan un promedio de dos miembros de la fuerza pública por día; a junio llev

Leer
El Heraldo
Ismael Cala

Desconéctate para conectar contigo

La tecnología ha sido nuestra gran aliada para facilitarnos la vida, de eso no cabe la menor duda. Sin embargo, es normal que, ante el uso y abuso constante de cualquier artefacto conectado a internet, nos sintamos tan agotados que nuestro cuerpo

Leer
El Heraldo
Jesús Ferro Bayona

Amor eterno

Parece que fue ayer cuando se dijo : “Almas y corazones con dolor, salud en su señor que es el Amor”. Pero no fue ayer. Hace siglos que Dante Alighieri lo cantó. Esta semana que termina, el mundo entero conmemoró los 700 años de la muerte

Leer
Ver más Columnas de Opinión
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.