El Heraldo
Opinión

Humanos hackeados, democracia en jaque

¿Complejo todo esto? Por supuesto. Pero es una realidad, las redes son las ágoras de hoy, llegaron para quedarse.

Son varios los científicos políticos y sociólogos que vienen llamando la atención sobre el peligro que corren los sistemas democráticos debido a la inteligencia artificial y el uso excesivo de las redes sociales por parte de los ciudadanos. De las lecturas a esta situación que más acertadas me parecen son las del profesor Yuval Noah Harari -autor consagrado de Sapiens – y la de los profesores de Harvard Levitsky y Zibatt en su libro How Democracies Die. Simpatizo con esta línea teórica, ya que hacen énfasis en la urgente necesidad de entender las novedades de la democracia a partir de los actuales comportamientos humanos.

Por estos días, de hecho, se ha vuelto particularmente popular un documental en la plataforma Netflix llamado: El Dilema Social. El cual es sumamente relevante en esta columna porque este producto audiovisual, nos relata cómo los gustos y aberraciones de cada ser humano, son rastreables a partir de su uso y consumo de las diferentes aplicaciones disponibles en internet. Y más importante aún, esto nos lo cuentan los mismos creadores de las páginas que diariamente reciben mayor número de visitas.

Si nos ubicamos en las elecciones estadounidenses Barack Obama hizo uso de la social media de manera efectiva en su primera campaña, siendo el pionero en llegar a los ciudadanos de forma económica a través de sus propias pantallas; gracias a esto, es un caso de estudio en cualquier curso de marketing político. Asimismo, es ampliamente conocido que su sucesor en la Casa Blanca contrató los servicios de la hoy clausurada Cambridge Analytica para acumular información personal y privada de los usuarios de varias apps para así utilizarlo en su publicidad. Ahora, en su nuevo intento por convertirse en Presidente, el millonario no ha cambiado ni de táctica ni de estrategia. Los demócratas más jóvenes, como Alexandra Ocasio Cortez, han pedido incluso a las nuevas generaciones, que les expliquen a sus padres y abuelos lo perjudicial que puede ser manifestar su posición política ante algún tema en Facebook, ya que esto será usado de inmediato para manipularlos.

¿Complejo todo esto? Por supuesto. Pero es una realidad, las redes son las ágoras de hoy, llegaron para quedarse. Pueden ser aliadas o enemigas, tanto de un buen como de un mal candidato. Eso, creo que ya cualquier político o intento de ello, lo tiene bastante claro. Quienes necesitamos enterarnos y documentarnos de manera seria, somos los ciudadanos. Nuestra información está allí afuera, y está siendo utilizada por personajes que quieren obtener poder político. Es nuestro derecho y deber, no convertirnos en presas ni en parte del rebaño digitalmente amansado.

Un libro que recomiendo, que si bien no profundiza en el tema de las redes sociales, sí lo hace en la importancia que ha tenido el manejo o descontrol de las emociones en los relatos y discursos políticos. Emociones Políticas de la filósofa Martha Nussbaum.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
José Félix Lafaurie

La Colombia de Petro

Tuve una pesadilla. Amanece el 8 de agosto de 2022 y Petro se levanta adormilado, se tercia la banda presidencial, se mira al espejo, se empina, saca pecho y se regala su mejor sonrisa socarrona. Se siente el Bolívar -no Gustavo sino Simón- del

Leer
El Heraldo
Indalecio Dangond

Un talento llamado Silvestre

Eran tal vez las 4 de la madrugada de aquel 12 de mayo de 1980, cuando en el hospital de Villanueva (La Guajira) nació un niño que llevaría el nombre y apellido de su abuelo Silvestre Dangond.

Sus años de niñez y adolescencia los vi

Leer
El Heraldo
Enrique Dávila

¡Eche!, etimología, Amira

¿Qué es el ‘¡eche!’ barranquillero? M. Arteaga, Cali Textos sobre costeñismos dicen que “es interjección despectiva”. Alario Di Filippo afirma que “tiene cierto sentido de protesta”. No se relaciona con la interjección ‘¡che!

Leer
El Heraldo
Marcela Garcia Caballero

La ciudad del progreso

¿Por qué nos debe importar tanto que haya venido el Rey de España a Barranquilla? ¿Por qué hay tanto alboroto porque haya llegado ‘un señor’ a estas tierras caribeñas? ¿Por qué la ciudad se paraliza por algo tan ‘superfluo’?

Leer
Ver más Columnas de Opinión
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.