El Heraldo
Opinión

Cuba

Las acciones son necesarias, no solo dentro de Cuba sino fuera de ella.

Hablar de Cuba y su situación política es hasta atrevida... porque cuando pensamos en La Habana, seguro lo que tenemos son recuerdos de buena música y geniales vacaciones en el Caribe. El Castrismo y todo lo que ha deshecho a su paso, se nos volvió un paisaje caricaturesco. Sabemos que existe y que tiene a la isla repleta de miseria pero eso era problema de los cubanos que se quedaban y no decían nada. O al menos eso nos gustaba pensar.

Hay desabastecimiento, pobreza, desconexión tecnológica, en fin... En Cuba reina la ausencia de comodidades. La clase media no existe. Hay demasiadas heridas en una población que no sabe si seguir resignada o salir a la calle a protestar con el riesgo de ser acallados y olvidados con rapidez.

El precario internet del que gozaban es hoy aún peor desde que empezaron las protestas, Cuba está detenida en el tiempo hace muchísimo. Viven en una época donde las telecomunicaciones y las aplicaciones de mensajería parecen del futuro o de un episodio de los supersónicos. ¿Hay mayor reflejo del letargo que no contar con una red de wiki potente? –aunque dicho sea de paso la cobertura en zonas rurales de Latinoamérica tampoco es que sea un motivo de celebración–.

Los cubanos están abandonados por el mundo, y eso es ya culpa de nosotros y no de ellos. Este nuevo estallido social es una especie de grito de auxilio de parte de una ciudadanía que le ruega al mundo que por favor voltee a mirar hacia allá. Ya que a Fidel se lo comieron los gusanos, y ellos siguen atados de pies y manos a su nefasto legado.

Diaz-Canel, el actual disfraz de presidente que hay en la Isla, responsabiliza a Estados Unidos de todos los males cubanos. Cada una de sus últimas afirmaciones rayan entre lo ridículo y lo delirante. Ha insistido en lo que él define como la “reafirmación revolucionaria...”. Un desastre de mandatario, digno del fallido comunismo que impera allá.

Lo que sí es cierto es que serán necesarias mucho más que unas declaraciones de Joe Biden para que estas protestas tengan cómo torcer el rumbo fatídico de Cuba. No es verdad que a punta de tuits e imágenes de SOS Cuba en Instagram, los líderes mundiales van a poder tener una influencia real en lo que está pasando en la isla.

¿Por qué le seguimos dando la espalda a los cubanos?; ¿Por qué se amparan los gobernantes más poderosos del mundo en un discurso de no intervención estatal que ellos mismos no han respetado con otros países?; La verdad es que esta situación trae muchísimos interrogantes para los habitantes de la isla pero también gran cantidad de cuestionamientos para los que estamos afuera y nos conformamos teniéndola de destino turístico paradisíaco.

Recordemos aquellas declaraciones de Barack Obama, que emocionaron al mundo y con las que se creía el famoso “bloqueo” sería parte del pasado. De ello, nada quedó. Y es precisamente este mismo, el que sigue edificando ese inmaduro discurso Castrista de que los estadounidenses son los responsables de la mala suerte cubana. Las acciones son necesarias, no solo dentro de Cuba, sino fuera de ella.

Katherine Diartt Pombo

Kdiartt@uninorte.com

Profesora Ciencia política Uninorte

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
Francisco Cuello Duarte

¿El barco se está hundiendo?

Cada día que pasa Colombia se parece más a Venezuela, en cuanto a su pobreza, sin que se haya producido un cambio en la dirección política del Estado, pues todo sigue en manos de quienes han manejado el poder en estos 200 años de independenci

Leer
El Heraldo
Cecilia López Montano

Cuando todo es histórico

Cuando todo lo que se hace es histórico la simple lógica demuestra que nada es histórico. Es tan elemental esta afirmación que debería ser innecesario recordarla, pero las circunstancias obligan. Esto es exactamente lo que le está sucediendo

Leer
El Heraldo
Nicolás Renowitzky R.

Salvar a Monómeros

La de Monómeros Colombo Venezolanos S.A. es una de esas historias que son bellísimas en sus comienzos, cuando de pronto se atraviesa una desgracia y acaba con el encanto para terminar en desastre.

Desastre que tiene nombre propio. Empr

Leer
Ver más Columnas de Opinión
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.