El Heraldo
Opinión

“A la gente hay que creerle”

En efecto, Petro, que tomó prestado de Álvaro Gómez su “Acuerdo sobre lo fundamental”, proclamó que su gobierno será de concertación…, y “a la gente hay que creerle”. La democracia no es unidad ni unanimismo, y por ello el disenso es su esencia, para construir, desde visiones encontradas, nuevos consensos en beneficio de la sociedad. 

Colombia tiene por primera vez presidente de izquierda, resultado que debe ser acatado, pues no podemos ser demócratas solo cuando el dictamen de la democracia nos favorece. El presidente electo es Gustavo Petro y alrededor de esa realidad debemos concentrarnos para que, dentro de lo posible y de los propósitos del nuevo gobierno, el país no se detenga.

En estos días he recordado el consejo sencillo -la sabiduría siempre es sencilla- de Álvaro Gómez Hurtado: “A la gente hay que creerle”. Él lo hizo cuando aceptó presidir la Constituyente del 91 con un miembro del grupo ilegal que lo había secuestrado, el M-19; al que perteneció el presidente electo. 

“A la gente hay que creerle”, y Petro, así como se comprometió con la Reforma Rural Integral del Acuerdo Fariano, acorde con su posición sobre la tierra y el Desarrollo Rural, temas que discutimos hace años para constatar que teníamos visiones diferentes, pero coincidíamos en el objetivo de recuperar el campo y su potencial para el desarrollo, también ha convocado a concertar. 

En efecto, Petro, que tomó prestado de Álvaro Gómez su “Acuerdo sobre lo fundamental”, proclamó que su gobierno será de concertación…, y “a la gente hay que creerle”. La democracia no es unidad ni unanimismo, y por ello el disenso es su esencia, para construir, desde visiones encontradas, nuevos consensos en beneficio de la sociedad. 

Coincidimos en que en el campo se concentra la pobreza y, aunque disentimos en las causas y soluciones, nos une la urgencia de cerrar la brecha y potenciarlo como generador de riqueza a partir de la producción de alimentos, aprovechando las ventajas del trópico y la condición de potencia hídrica y biodiversa. 

Coincidimos en que la industrialización es necesaria, pero no es nuestro fuerte, frente a países con 200 años de Formación Bruta de Capital Fijo desde la Revolución Industrial, y con delantera inalcanzable en Ciencia y Tecnología. La vocación agropecuaria de Colombia no es una frase, sino una gran oportunidad. 

Coincidimos en gravar la tierra improductiva, pero con grandes diferencias sobre el concepto de productividad, que solo se fija en el tamaño y desconoce la condición de actividades como la ganadería y las carencias de infraestructura para la producción agropecuaria, frente a las cuales la ganadería es más adaptable.  

Al final, si la actitud es de concertación, Fedegán está dispuesto a confrontar visiones y buscar consensos frente a un objetivo común; con independencia y respeto; sin perder de vista los derechos y expectativas de los ganaderos, pero atendiendo el consejo de mi mentor: “A la gente hay que creerle”. Y ahí estaremos.
 

@jflafaurie

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
Hernán Baquero Bracho

Educación en cuidados intensivos

Si la salud pública necesita una respiración boca a boca, la mala calidad de la nutrición ahonda cada día más la crisis que ha vivido el Departamento y que por ahora no mejora, se suman los resultados internacionales de las pruebas en la educ

Leer
El Heraldo
Roberto Zabarain

No es toda Colombia

En su incontinencia verbal los nuevos e inexpertos ministros repiten un estribillo que asegura que en sus particulares misiones Colombia votó por el cambio. En el caso, por ejemplo, de la suspensión de la exploración de petróleo y gas, la Minm

Leer
El Heraldo
Haroldo Martinez

2 tasas de agua por 1 de arroz

Aunque resulte difícil de creer, se me ha vuelto un asunto serio aprender a hacer el arroz que me quede “volao” y con el cucayo dorado, y eso que me precio de preparar platos con cierto nivel de sofisticación. Soy el clásico chef postmodern

Leer
Ver más Columnas de Opinión
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.