El Heraldo
Opinión

El juego y la gestión del estrés

El juego infantil genera capacidad extra para afrontar los reveses que nos deparará la vida y fortalece nuestras habilidades para gestionar el estrés.

En mis años de infancia, el escenario del juego era básicamente la calle. Hoy, los niños de Estados Unidos, Europa y otros lugares pasan cada vez más tiempo encerrados en sus habitaciones con los videojuegos.

Una investigación de la Universidad Complutense de Madrid (2018) halló que el juego infantil en los lugares privados, interiores y domésticos ronda el 75%, en detrimento de los espacios abiertos y libres. La cuestión no es baladí.

Para el neurocientífico Michel Desmurget, del Instituto Nacional de la Salud de Francia, los actuales nativos digitales presentan un coeficiente intelectual más bajo que sus padres. Esto se debe, según dijo a la BBC, al excesivo uso de pantallas recreativas (son diferentes a las pantallas educativas), que afecta “el lenguaje, la concentración, la memoria y la cultura”.

Desmurget dice que el cerebro no es un órgano estable, por lo que sus características finales dependen de la experiencia. Y buena parte de esa experiencia está fuera de cuatro paredes, en la interacción con otros niños y mayores.

Hoy se argumentan disímiles razones para preferir la falsa seguridad de internet a los peligros del juego en exteriores. Es estrictamente cierto que hay amenazas para los niños en la calle. Sin embargo, la solución no es el aislamiento. Algo podemos hacer, teniendo en cuenta las particularidades de cada lugar.

El documental “Por qué jugamos” (The power of play), de la cadena canadiense CBC, explica en detalles el papel del juego en el desarrollo de los seres humanos. Primero muestra cómo funciona el juego en el mundo animal, donde no solo se divierten perros, gatos y monos, sino también reptiles e insectos. Luego, en experimentos con ratones, se observa cómo los animales privados del juego sufren mayor ansiedad social.

La conclusión es reveladora: el juego infantil genera capacidad extra para afrontar los reveses que nos deparará la vida y fortalece nuestras habilidades para gestionar el estrés. Además, introducir pequeños riesgos calculados en los juegos entre hijos y padres —como escalar o vencer obstáculos en la naturaleza—, ayudará a prevenir lesiones físicas y mentales en la vida adulta.

Al decir de Albert Einstein, “el juego es la forma más elevada de la investigación”. Pensemos en ello, porque el debate sobre la ansiedad y el estrés empieza en la niñez.

@cala

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
Yamid Amat Serna

Un haikú y el tiempo

“Golpea el portón de quien duerme: llamémosla primera nieve.”

Los haikús son poemas japoneses cortos, habitualmente citan temas cotidianos. Algunos de ellos tienen que ver con la naturaleza; casi todos, con las cosas que suceden a

Leer
El Heraldo
Horacio Brieva

Petro, no exageres

A raíz de las encuestas de la Alianza Verde que muestran que el 67% de sus integrantes desearía la unidad entre la Coalición de la Esperanza y el Pacto Histórico, Gustavo Petro escribió en Twitter: “Una derrota de las fuerzas progresistas e

Leer
El Heraldo
Álvaro De la Espriella

$50 mil millones

La cifra entregada recientemente a la opinión pública por las entidades institucionalizadas Constitucionalmente, sobre la plata que se pierde anualmente en Colombia por concepto de la corrupción es de cincuenta mil millones cada año, una no de

Leer
El Heraldo
Alfredo Sabbagh

El estuche y el afiche

En un centro comercial en Bogotá paseaba distraído alguien que de pronto fijó su atención en un enorme cuadro expuesto en uno de los pasillos. Era una representación de Cristo, similar a las miles que la iconografía eurocentrista nos ha inoc

Leer
Ver más Columnas de Opinión
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.