¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
INGRESAR Explora tu perfil

Amigo lector,

Haz disfrutado 5 de 10 contenidos gratuitos.

Nuestro deseo es que continues informandote y disfrutando de todo nuestro contenido, por eso te invitamos a iniciar sesión ó crea tu cuenta gratis en nuestro portal.

SUSCRÍBETE
Opinión

La complejidad de la polarización

Salir de la polarización no va a ser fácil. Menos en un escenario agravado por los militantes biliosos de las redes sociales. 

Gustavo Petro ha propuesto lo que él llama un ‘Pacto Histórico’ para lograr la paz. Lo llamativo es que proviene de  uno de los extremos más beligerantes de la polarización. El otro extremo lo representa el uribismo, que hoy está dolido por la detención domiciliaria de su jefe.

Un pacto para poner fin a la polarización se necesita en Colombia, ciertamente, pero tendría que superar en su dimensión histórica, me parece, al que dio origen al Frente Nacional. Éste, como se sabe, fue un pacto bipartidista que aseguró la culminación del conflicto armado entre liberales y conservadores y tuvo como principales signatarios a Alberto Lleras y Laureano Gómez.

Por supuesto, el pacto que sugiere Petro no es viable si se le asume como un simple señuelo aglutinante para sus propósitos presidenciales. El pacto es imperioso y después del Frente Nacional no ha habido en Colombia un acuerdo parecido o superior. En su momento ese pacto bipartidista  nos dio la paz, acabó con las sangrientas luchas entre liberales y conservadores, aunque su naturaleza excluyente y antidemocrática no solo animó la creación de la Anapo, del MRL y del Frente Unido, sino también la de varios grupos guerrilleros inspirados en las victoriosas revoluciones china, cubana y vietnamita.

La Asamblea Constituyente de 1991 no logró ser un completo pacto de paz porque a ella no concurrieron las Farc, el Eln y las disidencias del Epl. De hecho, la estrategia contrainsurgente encarnada en el paramilitarismo se vigoriza porque en 1990 las Farc y el Eln no tomaron la decisión de abandonar la lucha armada,  como lo hizo el M-19. Fue esa terquedad guerrerista la que consolidó el proyecto paramilitar, la que fortaleció el narcotráfico como columna vertebral del conflicto, y la que explica la aparición triunfante de Álvaro Uribe en 2002.

En ese marco, sucedió toda la locura inevitable en una guerra  degradada: masacres, secuestros de civiles, policías y militares, reclutamiento forzado de menores, violaciones sexuales, desplazamientos, robos de tierras, capturas de rentas públicas, asesinatos selectivos, falsos positivos e interceptaciones ilegales.

Tras esta tragedia, llegó la negociación de La Habana entre el gobierno del presidente Juan Manuel Santos y el Secretariado de las Farc. Uribe caracterizó esa negociación como una traicionera renuncia a la ‘Seguridad Democrática’ y Santos devino en el ‘Judas’ del uribismo. El país se polarizó por el odio acumulado en tantos años de confrontación desquiciada.

El uribismo ha mantenido una inflexible postura: exige que las desmovilizadas Farc paguen por sus crímenes. Y el antiuribismo reclama que el expresidente responda por los delitos que le atribuyen. 

Salir de la polarización no va a ser fácil. Menos en un escenario agravado por los militantes biliosos de las redes sociales. ¿Pactar el Frente Nacional fue más sencillo? Pareciera.

@HoracioBrieva

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

Javier Castell Lopez

Carmelo Valencia

Por mi tarea de comentarista en Blu Radio, tengo la oportunidad de ver a todos los equipos del fútbol profesional colombiano muchas veces, no solo cuando enfrentan al Junior. Esto, quizá,  me ayuda a formarme una idea más cercana al verdad

Leer
Enrique Dávila

Nasobuco, esguañañao

¿Por qué la palabra nasobuco solo se maneja en Cuba y en Colombia desapareció? Rodolfo Gómez Peralta, B/quilla

No pude comprobar que nasobuco, sinónimo de tapaboca o mascarilla, se use o se haya usado en Colombia. Se trata de un neo

Leer
Indalecio Dangond

¿Qué harías con $2.2 billones?

Después de varios debates, esta semana las comisiones económicas conjuntas de Senado y Cámara de Representantes aprobaron el Presupuesto General de la Nación para la vigencia del año 2021 por un monto de $ 313,9 billones, de los cuales el 59%

Leer
Marcela Garcia Caballero

90 años de verdadero amor

De vez en mes escribo columnas que se alejan de la dolorosa realidad nacional. De vez en mes me gusta escribir sobre historias que reflejan las carencias que hay en nuestra sociedad. De vez en mes me gusta escribir sobre el amor. Ese que tanto bus

Leer
Ver más Columnas de Opinión
La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web