Opinión | EL HERALDO

¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
INGRESAR Explora tu perfil

Amigo lector,

Haz disfrutado 5 de 10 contenidos gratuitos.

Nuestro deseo es que continues informandote y disfrutando de todo nuestro contenido, por eso te invitamos a iniciar sesión ó crea tu cuenta gratis en nuestro portal.

SUSCRÍBETE
Opinión

¿Cómo tratar la indisciplina social?

Esta pandemia ha puesto en pantalla gigante desde las estupideces de Trump y Bolsonaro, hasta las ruindades de los mandatarios locales colombianos que han usado la emergencia para tumbarse una plata. 

Ha desnudado, asimismo, nuestros casi genéticos comportamientos inciviles. Yo decía, hace poco, citando al humorista Laureano Márquez, que a nosotros ese desperfecto de fábrica nos viene del abuelo español que nos inculcó que la Ley se acata, pero no se cumple.

Pero, ese cuadro de generalizada desobediencia crónica, en una emergencia sanitaria, no se cura con medicamentos draconianos. Como los toques de queda, el pico y cédula y los comparendos (que hasta el viernes pasado llegaron a 6.500 en el Atlántico, y solo 2 habían sido cancelados). 

Aún más: entre algunos intelectuales se ha discutido sobre el peligro de volver a la tentación autoritaria de  los estados de excepción padecidos en épocas pasadas. Como el Estado de Sitio que se empleó en Colombia siempre que había un trastorno popular en las calles. O que la guerrilla desde la selva profunda proclamaba un paro armado. Las sociedades de control funcionan en lugares como China por sus milenarias tradiciones de obediencia y por la dictadura del Partido Comunista. Allá la voz de Xi Jinping es más respetada que la del Papa en el mundo católico.

 Acá es otra cosa. No tenemos tampoco el sentido del acatamiento de los anglosajones. Un inglés, dice Márquez, en un semáforo en rojo que no cambia preferirá morir ahí y no volárselo. En contraste, en nuestro universo de la transgresión es probable que en un semáforo nos vendan,  a la vez, cerveza y el Código de Tránsito.

Por eso, no debe sorprendernos el masivo funeral de Candelaria. Menos la festiva insubordinación en Barranquilla y el área metropolitana durante el Día de la Madre. “Ron, baile y dominó”,  según un titular de EL HERALDO, fue lo que se vio el domingo en el “planeta sur” de la ciudad, como le llaman los locutores locales a este sector.

Así de delirante es nuestra realidad. No somos Noruega o Finlandia, o cualquier otro paraíso nórdico, donde, como dice Márquez, la gente se deprime de no tener de que deprimirse. Desde luego, muchas familias han llevado con paciencia este obligado encierro, lo resalto y aplaudo, pero proliferan los que han preferido ignorar el virus homicida. Están también los que, abandonados de la mano de Dios y del gobierno, han tenido que salir, comprensiblemente, a rebuscarse en las calles.

Creo que es inevitable esta conclusión: los gobiernos locales, así como han acudido a la opinión de los expertos en salud para que les digan qué hacer, deben convocar a los que pueden ayudarles a construir una nueva ciudadanía. Esta debe ser una de nuestras prioridades de aquí en adelante. Implica tiempo y recursos, pero ayudará a civilizar esta sociedad y a mejorar la calidad de la democracia.

@HoracioBrieva

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

Eduardo Verano

Obregón

Se acaban de cumplir 100 años del nacimiento de Obregón.

Obregón y García Márquez son el mayor referente cultural Caribe con el que crecimos teniéndolos como un modelo del ser Caribe ¡Tuvimos el privilegio generacional de formarno

Leer
Weildler Guerra C.

Los otros salvajes

Las variadas reacciones ante los casos de violaciones de niñas indígenas en Risaralda y el Guaviare son un reflejo crudo de la sociedad nacional. No solo debemos centrarnos en los soldados que cometieron los hechos sino en la sociedad de donde e

Leer
Francisco Cuello Duarte

¿Condena perfecta?

Colombia es un país inteligentemente torcido, que reclama con urgencia su enderezamiento físico y mental, no sólo por parte del Gobierno sino de todos sus habitantes. Gabriel García Márquez, en su discurso ante la Misión de Ciencia, Educaci

Leer
Roberto Zabarain

Embudo y pandemia

Ninguna alharaca se formó, brillaron por su ausencia las  voces de protesta que cada vez que muere o se agrede a algún malandro salen airadas a descalificar a las Fuerzas Armadas y a acusarlas de excesos. Desaparecieron oenegés, Derechos H

Leer
Ver más Columnas de Opinión
COVID-19 🚷 Toque de queda desde las 8 p.m. hasta las 5 a.m. en el Atlántico 🔴 Colombia supera los 100 mil casos de coronavirus 🔴 Número de casos registrados: Bogotá 31.417 🔺 Atlántico 24.212 🔺 Valle del Cauca 10.508 🔺 Bolívar 9.392 🔺 Antioquia 4.660 🔺 Nariño 3.521 🔺 Cundinamarca 2.849 🔺 Amazonas 2.319🔺 Magdalena 1.903 🔺 Chocó 1.682 🔺 Sucre 1.373🔺 Meta 1.271 🔺 Cesar 1071 🔺Tolima 1021 🔺 Córdoba 801🔺 Santander 757 🔺 Risaralda 546 🔺La Guajira 479 🔺 Cauca 405🔺 Boyacá 390 🔺 Norte de Santander 342 🔺Huila 340 🔺 Caldas 264 🔺 Quindío 167🔺 Arauca: 80 🔺 Casanare 67 🔺 Guaviare 39 🔺 Caquetá 39 🔺 Vaupés 28 🔺 Putumayo 28 🔺San Andrés y Providencia 23 🔺 Guainía 14 🔺 Vichada 1 🔴 X
La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web