El Heraldo
Opinión

Ataques a misión médica

La Misión Médica nos protege y ayuda sin distingo de colores, credos o filiaciones políticas.

En 1864, un año después de la fundación del Comité Internacional de la Cruz Roja, se firmó en Ginebra, Suiza, el primer convenio que lleva su nombre y que, en conjunto, con protocolos posteriores sirven como acuerdo universal para respetar ciertos derechos de los seres humanos en tiempo de guerra. De manera general se puede afirmar que estas normas protegen a las personas que no participan en las hostilidades (civiles, personal sanitario, miembros de organizaciones humanitarias) y a los que no pueden seguir participando (enfermos, náufragos, heridos, prisioneros de guerra). Son ellas las que regulan las formas en que se pueden librar los conflictos armados, y funcionan como la piedra angular del derecho internacional humanitario (DIH).

El gobierno colombiano en varios actos legales se ha comprometido frente a la comunidad internacional a respetar y hacer respetar las normas del DIH en el país. De hecho, Colombia lideró la iniciativa para que en la resolución WHA 55.13 de la 55ª Asamblea General de la Organización Mundial de la Salud se exhortara a los países miembros a condenar los ataques dirigidos al personal sanitario en las esferas humanitarias o sanitarias y se promoviera la aplicación de medidas que garanticen la seguridad del personal de salud.

Cumpliendo con la obligación adquirida, el Ministerio de Salud en la Resolución 4481 del 2012 adoptó el Manual de Misión Médica, donde se define ella como el conjunto de bienes, instalaciones, instituciones, transportes, equipos y materiales necesarios para llevar a cabo las actividades propias de la prestación de servicios de salud, en el marco de la misión humanitaria en situaciones de conflicto armado u otras situaciones de violencia que afecten la seguridad pública, desastres naturales y otras calamidades.

A pesar de todo lo anterior, durante el ya largo mes que llevan las protestas en el país, la ultima información reportada habla de más de 250 agresiones contra la Misión Médica. La gran mayoría de ellas involucran restricciones a la movilidad de insumos o pacientes, como los dos lamentables casos de recién nacidos fallecidos en medio de bloqueos a vías. Estos hechos, al igual que los ataques directos al personal de salud en Bogotá, motivados en información falsa que circuló en redes sociales, nos degradan como sociedad y desvirtúan el sentido social y humano de la inmensa mayoría de jóvenes que han salido a las calles de manera pacífica para reclamar la construcción de un país con mayor equidad y justicia.

Condeno la violencia, venga de donde venga, por lo que creo todos debemos expresarnos con contundencia en contra de la violación del derecho a la salud de nuestros conciudadanos que generan los ataques a la Misión Médica, al igual que lo hacemos para exigir se respete el derecho a la protesta de los marchantes por parte del Estado.

La Misión Médica nos protege y ayuda sin distingo de colores, credos o filiaciones políticas. Callarnos e ignorar los ataques que ha sufrido puede, entre otras cosas, terminar en algún momento limitando las posibilidades de supervivencia de cada uno de nosotros, independientemente de que estemos o no involucrados en los grupos que se enfrentan en el conflicto de actualidad.

hmbaquero@gmail.com

@hmbaquero

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
Eduardo Verano

Democracia y partidos políticos

La democracia contemporánea es fundamentalmente representativa, lo que indica que, el gobierno democrático se ejerce mediante representantes que deben ser seleccionados en un proceso electoral regulado por leyes que garanticen la parti

Leer
El Heraldo
Manuel Moreno Slagter

35 años de cine

El pasado 8 de septiembre, la Cinemateca del Caribe cumplió 35 años. Que en nuestra ciudad sobreviva una institución de esa naturaleza, dedicada a promover la exhibición de películas que suelen evadir las carteleras comerciales y a propiciar

Leer
El Heraldo
Julio César Henríquez

Los síntomas de la belleza

¿La suerte de la fea, la bonita la desea? ¿Quién dijo que el refrán popular es una verdad absoluta? Al parecer la idea de la belleza es una subjetividad presumida desde una aparente objetividad por quien la califica, la promueve o la denuncia.

Leer
El Heraldo
Roberto Zabarain

Una mujer

Ya empezaron los precandidatos presidenciales a desfilar por las capitales del Caribe sosteniendo que el futuro del país está en la costa, y anunciando un tratamiento especial que, claro, nunca llega. Habituados a mentir, ni se sonrojan prometie

Leer
Ver más Columnas de Opinión
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.