El Heraldo
Opinión

Efluvio telógeno

Ahora resulta que, a los tres o cuatro meses post-Covid, puede presentarse una caída repentina y masiva del pelo debido a un proceso conocido como efluvio telógeno, una de las fases del proceso de maduración del pelo conocida como etapa de reposo del folículo piloso que termina con la caída del cabello.

Tenía planeada la calvicie para después de los 80 años, pero me cayó la novena plaga de Egipto y se me está cayendo el cabello a velocidad de crucero cambiándome todo el esquema de la peinada, debido a que no encuentro cómo distribuir los pocos que me están quedando para tapar el cuero cabelludo que se asoma brillante. Digo la novena plaga sabiendo que son diez porque con este cuento del Coronavirus uno no sabe qué esperar.

Ahora resulta que, a los tres o cuatro meses post-Covid, puede presentarse una caída repentina y masiva del pelo debido a un proceso conocido como efluvio telógeno, una de las fases del proceso de maduración del pelo conocida como etapa de reposo del folículo piloso que termina con la caída del cabello. Fase en la que se encuentran los pocos pelos que me quedan en la región frontal parietal de ambos lados, lo que llamamos entradas, cuyo avance no he podido detener a pesar del inútil cuidado al peinarme.

La esperanza que me queda, antes de empezar a usar gorras beisboleras a diario para proteger el cuero cabelludo de la canícula que ya parece abarcar todo el año, es que su definición es alentadora: Caída difusa del pelo de duración menor a 6 meses, que se inicia a los 3 o 4 meses del evento desencadenante y puede ser reversible dependiendo de la forma en que sea tratada. Lo que me parece barro es que hasta ahora se dice que afecta al 20% de los que hemos padecido la infección por Covid y tener que caer yo en ese porcentaje porque, barro también, puede volverse crónico.

Cronicidad implica preocupación y es sinónimo de dedicación para tratar de contener este pilicidio, esta masacre de folículos pilosos a los que este Coronavirus del carajo no les da la oportunidad de ayudar a tapar la caída natural del cabello por la edad y pretende adelantar unos años que no hemos vivido en esta tercera juventud de las personas de mi edad.

Dedicación implica ir donde los colegas dermatólogos a que le pongan la lupa en el cuero cabelludo, comprueben la deplorable fase de los folículos pilosos, sean testigos directo de este acto atroz contra el cabello, del cual hay que responsabilizar a este virus enemigo público al que debemos sacar del país y cerrar todas las fronteras con la vigilancia estricta de las medidas de bioseguridad.

Debe presentarse una situación de estrés severo para que se desencadene este proceso. Yo no me he sentido estresado pero, por si las moscas, el fin de semana y después de 2 años de confinamiento preventivo, esquema completo de vacunación y con carnaval frustrado, me tiré una bailada en un sitio público previa observación de las medidas pertinentes, con el fin de exorcizar cualquier cansancio o estrés. Nunca se sabe. Así que, esta alopecia difusa que crece a diario frente a mi espejo, que no puedo detener, y que me va a obligar a echarme cremas en el cuero cabelludo, es producida por este bicho indeseable que, además de todo el daño que sigue haciendo, ahora pretende dejarnos calvos a todos.

Uno pretende llegar con una pinta digna a la última fecha en el calendario.

haroldomartinez@hotmail.com

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
Hernán Baquero Bracho

Juego de tronos

Sin duda alguna las elecciones presidenciales en cualquier estado del planeta generan mucha conmoción y controversia por la expectativa de la transición de poder que acarrean y nuestro país no es la excepción. Todos creen tener la razón en qu

Leer
El Heraldo
Roberto Zabarain

Que otra vez fracase

No hay plazo que no se cumpla, así que el domingo estaremos en lo que antes fue una fiesta, convertida hoy en desfile de rostros herméticos que no dejan traslucir preferencias. Tal como en las películas de terror, los avances sugieren escenas h

Leer
El Heraldo
Haroldo Martinez

Zoonosis alborotada

Insisto en lo que recomiendan las autoridades de salud serias en este mundo cuando dicen que debemos mantener la guardia arriba con respecto a todo lo que se está presentando a nivel universal con el advenimiento de epidemias que se vuelven pande

Leer
El Heraldo
Fabrina Acosta Contreras

Un bololó llamado Colombia

Bololó en una palabra de uso especial en contextos del Caribe donde tuve el honor de nacer. “Se armó tremendo bololó” era muy usual escuchar dicha frase, para cosas caóticas, parranderas o de las cotidianidades particulares de la tierra de

Leer
Ver más Columnas de Opinión
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.