El Heraldo
Opinión

Temporada de Patos – Texturas de juventud

Con un particular sentido del humor, que con mucho tacto deja escapar instantes de dramatismo, la historia se desarrolla en su mayor parte dentro del apartamento, con actuaciones convincentes y un inteligente dialogo que se ha asociado con el cine de Jim Jarmush, alcanzando a conmover nuestra fibra sensible.

Son las 11 de la mañana y Flama (Daniel Miranda) y Moko (Diego Cataño), dos adolescentes de 14 años y mejores amigos desde niños, se preparan para pasar otro domingo de aburrición en casa. Parecen tener lo necesario para sobrevivir sin la presencia de los padres: dos coca-colas gigantes, video juegos, revistas porno y dinero para ordenar una pizza.

La monotonía del momento da para que lo simple cobre atención especial, y la cámara logra transmitirlo con habilidad utilizando enfoques y ángulos especiales en blanco y negro, separando los tiempos. Sin prisa alguna nos ubica en el complejo de apartamentos donde suceden los hechos, y una vez al interior empieza a concentrarse en detalles, como dos vasos vacíos donde los muchachos han de servir la Coca-Cola, controlando con precisión la espuma para evitar que se desborde.  

Después vemos a los jóvenes absorbidos en el video juego donde dos caracteres denominados Bush y Bin Laden compiten. Se encuentran tan enfrascados, que terminan dejando entrar a la insistente vecina, Rita (Danny Perea), quien toca el timbre varias veces pidiendo prestado el horno para preparar un pastel, ya que el suyo se encuentra averiado.

Pero la armonía del momento no dura mucho, y el juego se interrumpe por los frecuentes cortes de luz en la ciudad. Sólo entonces los jóvenes registran la presencia de Rita, y ésta empieza a interactuar con ellos.  

La aburrición vuelve a pesar en el ambiente, y más por eso que por hambre, deciden ordenar una pizza a domicilio. El repartidor, Ulises (Enrique Arreola), llega 11 segundos tarde, hecho que se presta para un altercado respecto al pago, lo que prolonga su estadía por más tiempo de lo previsto.

Desde ese momento se desencadena una dinámica entre los cuatro personajes que podría ser considerada la parte narrativa de la cinta, sin desvalorar el previo juego de observación o documentación de la aburrición.

El nuevo contexto expone interesantes temas relacionados con la realidad de cada uno de ellos. Divorcio de los padres, problemas económicos, un partido de futbol Real Madrid-Manchester que se juega en el momento, la preparación de unos brownies que cambian el tono de la cinta y un pequeño cuadro con unos patos que da nombre a la película.

Con un particular sentido del humor, que con mucho tacto deja escapar instantes de dramatismo, la historia se desarrolla en su mayor parte dentro del apartamento, con actuaciones convincentes y un inteligente dialogo que se ha asociado con el cine de Jim Jarmush, alcanzando a conmover nuestra fibra sensible.

Temporada de Patos se presentó en la Semana de la Crítica del Festival de Cannes en 2004; ganó 11 premios Ariel en México, incluyendo Mejor Película y Mejor Director y ha sido incluida en la lista de las mejores películas mexicanas de todos los tiempos. Se presenta en Netflix con una versión remasterizada.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
Juan Bravo

Algo falta...

Terminó la temporada regular de Grandes Ligas. 13 colombianos vieron acción. Pero pocos tuvieron regularidad.

Urshela sacó la cara. Cambió el uniforme a rayas tradicional de los Yankees por el de uno menos mediático como el de los T

Leer
El Heraldo
Roberto Zabarain

Continuidad y lealtad

Obvio que, aunque por aquí estemos bacano, no podemos desentendernos del acontecer nacional, que Elsa y Pumarejo, para la culminación de su estupenda gestión, en buena medida dependen del apoyo que Petro pudiera brindarles, aunque las esperanza

Leer
El Heraldo
Haroldo Martinez

Neandertales colombianos

Gracias a los descubrimientos del genetista sueco Svante Pääbo acerca de la evolución humana que le valieron la distinción con el Premio Nobel de Fisiología y Medicina de este año, he podido comprender por qué hay en este país paisanos y p

Leer
Ver más Columnas de Opinión
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.