¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
INGRESAR Explora tu perfil

Amigo lector,

Haz disfrutado 5 de 10 contenidos gratuitos.

Nuestro deseo es que continues informandote y disfrutando de todo nuestro contenido, por eso te invitamos a iniciar sesión ó crea tu cuenta gratis en nuestro portal.

SUSCRÍBETE
Entretenimiento

Vínculo presente y futuro

La educación vista desde la influencia de la tecnología.

En psicología definimos el vínculo afectivo como un lazo emocional, una conexión recíproca o un apego entre el bebé y su madre o cuidador. Este vínculo, moldeará la vida emocional del niño y se convertirá en el prototipo de las experiencias emocionales futuras, en primera medida con los padres y posteriormente con los amigos, la pareja y los hijos.

En los años 70, la psicóloga Mary Ainsworth diseñó el experimento de “La Situación Extraña”, en donde observó la interacción del niño con su madre y con una persona extraña. Los resultados establecieron que existen 3 patrones de vínculo: seguro, ambivalente y evitativo.

Posteriormente se estableció un cuarto tipo: el desorganizado.

Para que se establezca un apego seguro, la madre o cuidador debe conectar con las señales subyacentes del bebé, como las auditivas, olfativas y visuales y tener, a su vez, una respuesta diferenciadora acorde a éstas, involucrándose más con el niño, disfrutando del contacto físico, hablándole cariñosamente y expresando emociones positivas.

De esta forma, el vínculo se dará de forma adecuada, y el niño podrá satisfacer sus necesidades de afirmación y dependencia y logrará una mayor capacidad de adaptación y funcionamiento competente dentro de sus interacciones sociales.

También desarrollará patrones de confianza y de seguridad en sí mismo, mayor autorregulación, buena disposición frente a los límites y logrará formar vínculos con otras personas diferentes a su familia, como su pareja.

Por su parte, el apego ambivalente, también llamado apego ansioso, se presenta si la madre o cuidador es inestable frente a las necesidades del bebé, mostrándole poco afecto. Son madres que cuando interactúan con su hijo, lo hacen dependiendo de su estado de ánimo, respondiendo poco a su llanto y teniendo poca aceptación. Usualmente no tienen mucha comunicación verbal y se distancian físicamente de este.

En este caso, el niño tendrá una dependencia exagerada, con conductas de acercamiento y rechazo frente a la madre; falta de autonomía; poca o nula interacción con las demás personas; llanto constante e irritabilidad que no cesa fácilmente con el consuelo de la madre; no acepta las reglas fácilmente y por lo general, posee un comportamiento colérico y ambivalente.

En la adultez, son personas que tienden a buscar la aprobación constante de los demás, incluyendo su pareja, y suelen ser desconfiadas y dependientes.

El apego evitativo, también llamado inseguro-evitativo, se presenta cuando la madre posee resentimiento y rechazo frente al bebé, mostrando oposición frente a sus deseos. Esta madre o cuidador suele tener un estado de ánimo irritable, por lo cual regaña constantemente al niño; es indiferente físicamente frente a sus conductas y controla todas sus actividades. Son madres que utilizan la violencia o la fuerza física para educar y poseen poco contacto físico con sus hijos.

Estos niños, por lo general, tienden a evitar tanto física como afectivamente a la madre o a ignorar su presencia, pues mantienen distancia comunicativa y se alejan mirando para otro lado. Tampoco interactúan con otras personas y no poseen casi ansiedad por separación.

Lo anterior los lleva a ser adultos con dificultades emocionales, pues tienden a reprimir y ocultar sus emociones y poseen dificultades para confiar y para intimar con los demás.

Por último, el apego desorganizado o desorientado es fruto de conductas contradictorias y confusas por parte de la madre o cuidador. Se trata de figuras parentales incompetentes y patológicas, lo cual puede generar en el niño sentimientos tanto de miedo como de tranquilidad.

Por lo anterior, son niños que pueden llegar a asumir roles que no les corresponden y se muestran tanto evitativos como resistentes frente a su madre o cuidador.

En la adultez, son personas que tienen relaciones volátiles, pues tienen dificultad para relacionarse afectivamente y pueden llegar a desarrollar un trastorno de la personalidad.

Los seres humanos tenemos una capacidad cognitiva que nos diferencia del resto de los seres vivos, y es la de saber identificar las necesidades de los demás. Por esto es muy importante tratar, en lo posible, de atender las necesidades del bebé de una forma adecuada y segura.

Sé que existen muchos obstáculos en el camino como la depresión posparto u otras dificultades, por lo cual los invito a pedir ayuda y a no sentir vergüenza. Pues son circunstancias que se presentan y lo importante es salir adelante, recordando siempre que los primeros años de vida son cruciales y son los que ayudarán a desarrollar los vínculos futuros.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

Hugo Illera Jiménez

Junior, ya casi de vuelta

Parece que, por fin, vamos a hablar de fútbol y no de boxeo verbal que ha sido el deporte en DIMAYOR en los últimos tiempos. Si la Liga BetPlay se reanuda el último fin de semana de agosto (viernes 28) estamos a 17 días que regrese el fútbol

Leer
Horacio Brieva

La complejidad de la polarización

Gustavo Petro ha propuesto lo que él llama un ‘Pacto Histórico’ para lograr la paz. Lo llamativo es que proviene de  uno de los extremos más beligerantes de la polarización. El otro extremo lo representa el uribismo, que hoy está dol

Leer
Álvaro De la Espriella

Los baños públicos

No sabemos cuál es la razón por la cual el exalcalde Alex Char no pudo concretar en su magnífica gestión el impulso y la logística para el establecimiento de los baños públicos de la ciudad, tan exageradamente necesarios. Sobre todo teniend

Leer
Alfredo Sabbagh

Por cultura se pregunta

El Plan de Gobierno 2020-2023 del alcalde Pumarejo incluye en sus páginas 39 y 40 los lineamientos rectores en lo que a cultura y patrimonio respecta. Comedida y respetuosamente me permito formular algunas apreciaciones e interrogantes:

Leer

Ver más Columnas de Opinión
La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web