El Heraldo
Opinión

Convención nacional feminista

Hay una verdad y es que sin las mujeres la democracia está y estará incompleta.

Esta columna la escribo con profunda esperanza y desde la orilla de la sororidad, porque estamos viviendo momentos tejedores de nuevas realidades. Esto en razón a que mujeres de todo el país se reunirán este 5 de abril en Honda, Tolima, para desarrollar la convención nacional feminista, lo cual es un suceso poderoso para la historia de una Colombia que necesita vivir desde la equidad e igualdad de derechos, sin asesinatos de mujeres, sin exclusiones, discriminaciones o racismo. Merecemos habitar un país que se base en acciones garantes para todas y se permita la genuina transición de lo privado a lo público, es momento de reconocer que todos los actos son políticos y dejar de normalizar y privatizar las violencias basadas en género; las mujeres son sujetas de derechos y merecen escenarios paritarios y garantes de los derechos humanos femeninos, como lo es la participación pública en cargos de poder político que le permitan aportar a procesos de transformación social con mujeres autónomas y libres de sometimientos falocéntricos, este es el sendero efectivo para que el sistema patriarcal se deconstruya y desarraigue.

Por ello, la convención es un hecho histórico en el que mujeres diversas, lideresas, capaces y valientes de todo el país se reunirán para seguir reafirmando la potencia política, democrática y transformadora que tiene el colectivo femenino, porque ya no es una mujer con su lucha en solitario, ahora es la unión de muchas que las hace imbatibles en un momento decisivo en Colombia, donde la ley de paridad no puede ser un saludo a la bandera y tiene que cumplirse a cabalidad desde cambios al interior de los diferentes sistemas.

El prejuicio social de que las mujeres no quieren participar en lo público debe erradicarse porque la realidad es que si quieren a pesar de las pocas garantías, de los riesgos que asumen, de los desafíos que deben enfrentar, y esto se logrará a partir de la unión de muchas fuerzas, por eso me atrevo a afirmar que la convención es un útero fructífero que parirá transformaciones que urgen en la actualidad desigual que debe despatriarcalizarse para trascender a escenarios incluyentes, desde los cuales hombres, mujeres y diversidades sexuales desarrollen sus liderazgos con libertad y plenitud, es decir, que hacer política transformacional en Colombia no signifique un riesgo de muerte, sino un acto democrático garantizado.

Hay una verdad y es que sin las mujeres la democracia está y estará incompleta, sin los feminismos, las fuerzas alternativas, las revoluciones académicas, culturales y sociales no se podrán lograr cambios en la histórica y estructural violencia machista, es el momento, no hay aplazamientos para tal apuesta y la convención es una nueva manera de decir a grito empoderado que estamos listas, que no tenemos miedo a declararnos feministas, a empoderarnos de los espacios sociales/políticos y a  impregnar nuestra huella en la historia del país que merece tener más tinta femenina.

Finalizo estas letras con algo poderoso que me dijo –una amiga y aliada– la concejala de Medellín Dora Saldarriaga:

“La convención es acto político imperdible para las mujeres del país, que tienen claro el horizonte político feminista. Es un hito histórico que quedará registrado dentro de la participación política de las mujeres de Colombia”

¡Bienvenida la Convención Nacional Feministas, un espacio de cocreaciones poderosas!

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
Hugo Illera Jiménez

El momento de las definiciones

Es posible que, de esta campaña del Junior 2021, podamos escribir una interesante historia sobre los ensayos de Amaranto, las pruebas y los errores hasta encontrar una alineación básica, el paso del fútbol individual al colectivo, de jugar sie

Leer
El Heraldo
Emilio Sardi

Hablando claro

No es fácil vivir en una ciudad sin país. Porque eso es lo que son Cali y el Valle del Cauca. Entregados en rehén a la barbarie por el gobierno de Bogotá, son territorios apátridas, donde no rigen las leyes colombianas y donde rutinaria y per

Leer
El Heraldo
Frauky Jiménez Mazo

Guía para dormir en pareja

Para algunas personas dormir con la pareja ha sido por años un continuo malestar. 

Es por ello que he diseñado una lista de lo que no se debe hacer con la pareja en la cama:

Discutir en la alcoba. Si existen situaciones

Leer
El Heraldo
Simón Gaviria

¿Disminución de pobreza?

Nunca he cuestionado un dato del DANE. Eso sí, los directores de la Entidad no deberían editorializar los datos ni defender al gobierno, así tengan la razón, le quitan credibilidad. Sorprendió la disminución de pobreza en centros poblados y

Leer
Ver más Columnas de Opinión
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.