El Heraldo
Opinión

GGM, salvaguarda, campana

El libro no trata de la disciplina para escribir y del consecuente éxito y fama de García Márquez, sino de cómo un hijo experimenta la muerte de su padre célebre, de cómo era su relación con él, de cómo es su nostalgia y de cómo son sus recuerdos.

Tengo sentimientos encontrados hacia el libro de Rodrigo García Barcha. ¿Debió revelar asuntos personales de sus padres? José Antonio Moreno Armella, Guayaquil

El libro no trata de la disciplina para escribir y del consecuente éxito y fama de García Márquez, sino de cómo un hijo experimenta la muerte de su padre célebre, de cómo era su relación con él, de cómo es su nostalgia y de cómo son sus recuerdos. Si bien el prestigio de García Márquez irradia a su familia, también, vástago y heredad de Colombia, de alcance e importancia universal, irradia a toda la nación. Entonces, es procedente que sus lectores en el país y en el mundo, que no son, precisamente, un puñado, se enteren de algunos intríngulis familiares, comunes y corrientes, de una figura a la que han admirado tanto, narrados por su propio hijo, quien, como es natural, los conoció de primera mano.

Para cuidar el patrimonio existe el Plan Especial de Salvaguardia. ¿Salvaguarda o salvaguardia? Edward Cortés Uparela, Sahagún

Salvaguardia y salvaguarda son voces sinónimas y correctas, y significan “salvoconducto, custodia, protección, amparo y garantía”. Se usa más salvaguarda, pero salvaguardia es muy frecuente. Son femeninas para referirse a las señales que en tiempos de guerra se les ponen a ciertas casas o áreas para que los soldados no las dañen, o cuando hacen de credencial (“ingresé cuando mostré mi salvaguardia”), o cuando aluden al amparo de algo (“proyecto para la salvaguardia”). Son masculinos cuando se refieren al guardián de una cosa o de un espacio (“un salvaguarda del cuartel”).

¿Es cierto que la expresión boxística “salvado por la campana” procede de ataúdes con campanas? Kid Quillero, B/quilla

Sobre todo entre los siglos XVII y XIX, como consecuencia de distintas epidemias que asolaban a la población europea, algunos moribundos, inadvertidamente, eran sepultados aún con vida, tal como comprobaban tiempo después cuando al abrir sus ataúdes de madera encontraban la tapa plagada de arañazos, señal de que el muerto había despertado. Era tal el terror que producía ser enterrado vivo que se idearon féretros con mecanismos para que en caso de un entierro prematuro el falso difunto pudiera avisar y fuera rescatado. El más frecuente de estos mecanismos era una campana con un cordón que se ataba a una mano del fallecido. Una de las figuras más importantes supuestamente enterradas vivas fue fray Luis de León, el excelso poeta del Siglo de Oro Español. En el boxeo, la frase “salvado por la campana” traduce que a un pugilista en la lona lo libra del nocaut el sonido de campana que señala la conclusión del asalto aun cuando el árbitro no haya terminado el conteo que habría decidido el final del combate. Referida a muertos aparentes, la frase surgió en el siglo XVIII, la misma centuria en la que el boxeo moderno empezó a popularizarse desde Inglaterra. Entonces, podría creerse que los dos escenarios aludidos contribuyeron al tiempo a la difusión de la frase.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
Tatiana Dangond

La mentira de Instagram

Aunque para muchos resulte obvio que Instagram afecta la salud mental de sus usuarios, los resultados de un estudio realizado por Facebook y dado a conocer esta semana por The Wall Street Journal muestran los graves efectos de esta red social sobr

Leer
El Heraldo
Rafael Nieto

Por una Colombia sin crimen

La seguridad se está deteriorando a pasos agigantados. No es un problema de percepción. Las cifras lo demuestran: el delito común está tornándose más violento; asesinan un promedio de dos miembros de la fuerza pública por día; a junio llev

Leer
El Heraldo
Ismael Cala

Desconéctate para conectar contigo

La tecnología ha sido nuestra gran aliada para facilitarnos la vida, de eso no cabe la menor duda. Sin embargo, es normal que, ante el uso y abuso constante de cualquier artefacto conectado a internet, nos sintamos tan agotados que nuestro cuerpo

Leer
El Heraldo
Jesús Ferro Bayona

Amor eterno

Parece que fue ayer cuando se dijo : “Almas y corazones con dolor, salud en su señor que es el Amor”. Pero no fue ayer. Hace siglos que Dante Alighieri lo cantó. Esta semana que termina, el mundo entero conmemoró los 700 años de la muerte

Leer
Ver más Columnas de Opinión
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.