El Heraldo
Opinión

Enseñanzas canal de Suez

Se paralizaron más de 400 embarcaciones, con pérdidas mayores a los USD 10.000 Millones semanales.

La semana anterior las autoridades del canal de Suez anunciaron que su navegación estaría temporalmente suspendida porque el barco Ever Given se había atravesado y encallado a lo ancho del canal. Es un ejemplo para Colombia que maneja varios puertos y muchas enseñanzas sobre el diseño y operación de sistemas de navegación. Es el ejemplo sobre crisis prolongadas.

El bloqueo fue por un gigantesco barco de contenedores con más de 220.000 toneladas, como si un mamut o una ballena hubiesen taponado la más importante ruta marítima entre Asia y Europa, impidiendo su actividad económica durante 6 días.

El canal es muy angosto con solo 345 m y el barco tiene 400 m de largo. Se tropezó contra una roca sólida que lo hizo virar y quedó atravesado. Un evento que nadie puede predecir. Es como tratar de predecir una peste, o una crisis financiera que nadie quiere que ocurra. No son fáciles de manejar eventos que ocurren de manera imprevista. Por eso todos apoyan para salir del problema.

Varios eventos naturales ayudaron al rescate, como la luna llena del domingo que subió la marea y la brisa que movió el equipo. Para el desencallamiento del Ever Given se usaron once remolcadores, varias paladragas, equipos de buzos que hicieron inspección para buscar daños en la estructura del barco.  Operarios en tierra usando grúas gigantes sacaron arena alrededor del barco. Se utilizaron modelos de computador que indicaban cómo debía ser el proceso de rescate sin afectar la estructura del barco, ni poner en peligro la carga. Se requirieron más de 1.000 operarios. El barco tenía contenedores de 40 toneladas, lo que descartó el uso de helicópteros que solo cargan 20 toneladas.

Se paralizaron más de 400 embarcaciones, con pérdidas mayores a los USD 10.000 Millones semanales.

Los egipcios celebraron el final de la crisis por lo que representa el canal para su economía. El presidente de la flota dijo que “un gran barco es un gran problema”. La clave es el aprendizaje que queda, análisis rigurosos y los cambios a implementar. La pregunta principal es: ¿qué fue lo que falló? Se dan explicaciones sobre vientos altos y tormentas de arena que dificultaron la labor, pero todo indica que hubo una alta dosis de error humano y errores técnicos de operación, que extrañamente no fueron corregidos por los sistemas inteligentes de control de navegación.

¿Las autoridades del canal de Suez y los dueños y operadores del barco hubiesen podido evitar el incidente? No puede volver a ocurrir.

Por lo pronto, se piensa aumentar la profundidad y la anchura del canal. Cada vez van a existir barcos de mayor tamaño, súper tanques de tráfico que obligarán al rediseño del canal. Se replantearán la manera de hacer las operaciones logísticas mundiales, ya se demostró que puede ser perturbada.

Quedaría las discusiones y litigios con las aseguradoras y los banqueros gravemente afectados, la definición de culpas y responsabilidades técnicas y jurídicas.

Hasta se ha mencionado que pudo ser un ataque desestabilizador en la guerra geopolítica.

Habrá una redefinición de las especificaciones de los grandes barcos y que serán el transporte marítimo del futuro para evitar que ocurran incidentes por fallas de diseño y de control operativo.

La nueva tendencia será impulsar negocios nuevos de “Near Shoring”, que es abastecer materias primas más cerca del consumo. Será la oportunidad de oro para Colombia y la Cuenca del Caribe para atender a Estados Unidos. Se habla de acelerar la modernización de la Ruta Norte del Ferrocarril Transiberiano que conecta Moscú con el lejano oriente.

Muchos cambios vendrán.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
Weildler Guerra C.

El adiós de las plantas

En estos días de encierro disponemos de mayor tiempo para interactuar con las plantas y leer acerca de ellas. Sobre este cautivador tema hay un libro cuyo título en español sería: Culturas de árboles: el lugar de los árboles y los árboles e

Leer
El Heraldo
Orlando Araújo Fontalvo

Brevedad mortífera

El confinamiento me ha hecho entender que la nostalgia no siempre se relaciona con el recuerdo triste de las cosas felices. Últimamente, he sentido nostalgia por ciertas cosas que nunca se me ocurriría calificar como «dichas perdidas»: la gent

Leer
Ver más Columnas de Opinión
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web