El Heraldo
Opinión

¿La medicina para qué?

 La carrera de medicina se ha convertido en una de las más demandadas por los estudiantes alrededor del mundo. Ser médico implica una responsabilidad que no todo el mundo está dispuesto a tener, pero al mismo tiempo ofrece la oportunidad de mejorar la calidad de vida de una sociedad mediante la orientación a los pacientes, la prevención, la consejería, la investigación y el tratamiento adecuado de enfermedades.

La medicina hace parte de la historia, como ciencia dedicada al estudio de los conocimientos y prácticas médicas a lo largo del tiempo. Desde la prehistoria cuando se fundamentaba en el uso de plantas, y otras sustancias, con principios  que incluían rituales mágicos conformada por sacerdotes, magos, brujos, espiritualistas o adivinos. Inicialmente con dos tendencias opuestas, el empirismo primitivo, y una medicina mágico-religiosa, que buscaba las explicaciones en los dioses para intentar comprender lo inexplicable. A pesar de muchos años, algunos países y en general muchas personas permanecen bajo la influencia de estas dos. Diferentes culturas legendarias como la medicina Āyurveda de la India, el antiguo Egipto, la antigua China y Grecia con reconocidos defensores desde donde se destacó Hipócrates conocido como el padre de la medicina, y Galeno quien promulgaba más la  técnica y el hacer, enfrentado a Hipócrates, quien promulgaba más la ciencia, y el pensar. En el siglo VIII, los musulmanes tradujeron al árabe  los trabajos de Galeno y Aristóteles, dando comienzo a la investigación médica.

La importancia de la Medicina Humana se debe a que es la única profesión que atiende y protege la salud de las personas antes de nacer y aún después de morir. La carrera de medicina se ha convertido en una de las más demandadas por los estudiantes alrededor del mundo. Ser médico implica una responsabilidad que no todo el mundo está dispuesto a tener, pero al mismo tiempo ofrece la oportunidad de mejorar la calidad de vida de una sociedad mediante la orientación a los pacientes, la prevención, la consejería, la investigación y el tratamiento adecuado de enfermedades.

En la actualidad sabemos que todos los días mueren miles de personas alrededor del mundo por falta de servicios básicos de salud. Cifras aumentadas durante la pandemia de la Covid-19, donde el número real de muertes por la pandemia en todo el mundo es de casi 15 millones, donde los países de América Latina, han tenido tienen mayor exceso de mortalidad (OMS).

Permanece la aparición de nuevas enfermedades, y otras de carácter emergentes o reemergentes. Se persiste en el estudio del origen, causa o etiología de una gran cantidad de ellas, y en la eficacia y precisión en su diagnóstico. Se realizan estudios observacionales, epidemiológicos, moleculares, clínicos y de laboratorio, los cuales han venido mejorando en los últimos años, dándole un mejor manejo y tratamientos, a un buen número de enfermedades, los avances de la medicina han sido enormes. Los médicos, seguimos cumpliendo una misión que cubre gran parte de nuestras vidas, con sacrificio y entrega para el beneficio de la humanidad.

El aumento de la brecha social y los derechos a la salud, siguen siendo vulnerados en poblaciones en difíciles condiciones socioeconómicas. Las organizaciones mundiales, líderes en salud, gobiernos, asociaciones, fundaciones, y toda clase de recursos han sido insuficientes para corregir graves problemas en crecimiento.

La tecnología científica colombiana actual, ha tenido un crecimiento moderado debido en parte por las bajas asignaciones presupuestales, al lado de los grandes avances mundiales, con organizaciones y establecimientos destacados, impulsada por un gran número de investigadores. Sin embargo, grandes necesidades han colocado al médico en una situación laboral deficitaria, a pesar de los grandes sacrificios, como los demostrados durante la pandemia de la Covid-19. Se espera un mejor reconocimiento en la proyectada reforma a la salud, que dignifique a la profesión y estimule a nuevos profesionales, necesarios a nivel nacional y mundial.

La participación de los profesionales médicos, en las políticas de Estado sigue siendo deficiente y debería ser tenida más en cuenta para no tomar decisiones equivocadas. Sin esta medida existe una imposibilidad de integrar lo científico con lo social, no logrando entender las graves necesidades en salud, sin dejar por fuera las diferencias socioeconómicas de millones de seres humanos que continúan desatendidas, por dificultades en el acceso a su atención, o por la prestación de servicios de mala calidad.

Mis felicitaciones sinceras a todos los profesionales que dignamente prestan sus servicios a diferentes niveles y a una gran cantidad de personas que nos necesitan.

alvillan@gmail.com

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
Yamid Amat Serna

La ruana desteñida

Eran las 10:45 pm, una leve llovizna asomaba por la ventanilla y dejaba en ella las primeras gotas de lo que sería una noche de cielo nublado.  

El día había sido largo para todos. En la atmósfera se sentía la energía die

Leer
El Heraldo
Álvaro De la Espriella

Discurso sobre la Ley

El espacio para estas columnas no nos permite profundizar en un tema que es de alta alcurnia jurídica pero aún así trataremos de ser en la retórica misma lo más elemental posible para que los gruesos de los lectores no familiarizado

Leer
El Heraldo
Alfredo Sabbagh

Chateando

Revuelo ha causado el uso de la inteligencia artificial por parte de una empresa para crear un chat donde se puede interactuar en tiempo real con una máquina entrenada para mantener conversaciones y responder preguntas. Como bien se admite en la

Leer
El Heraldo
Amylkar D. Acosta M.

Sumando peras con manzanas

La ministra de Minas y Energía, Irene Vélez, declaró en el Foro Económico Mundial en Davos que en Colombia “no vamos a conceder nuevos contratos de exploración de gas y petróleo. […] es una señal de nuestro compromiso en la lucha contra

Leer
Ver más Columnas de Opinión
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.