El Heraldo
Opinión

Rabia y miedo

 La vieja fórmula del caudillismo resurge (como si alguna vez se hubiera ido) como remedio eficaz para no sentir ninguna de las dos cosas. Más miedo y rabia da creer que las profundas grietas sociales que atraviesan al país se tapan con algún mesiánico estuco. 

Asesinan a dos niños por robar unas pendejadas en una tienda. Destituyen a una patrullera de la policía acusada de robarse una crema facial luego de acosarla e intimidarla por su condición de mujer trans. Le dan casa por cárcel al marido que desfigura el rostro de su pareja. Revientan a patadas a un perro y suben el video en redes sociales. A los que disparan a manifestantes los reciben como héroes en reuniones políticas. Una valiente mujer decide libremente poner fin a su sufrimiento y unos burócratas acosados por la godarria camandulera de siempre le niegan su justo anhelo. Se matan líderes sociales, indígenas y madres de familia; mientras que a los que les va bien reciben esquelas con algún chance para salir corriendo. 

Y podemos seguir: El Congreso es una cueva de Rolando, en la presidencia le hacen honor a una reconocida canción de Shakira que hace referencia a limitaciones sensoriales y cognitivas; y la justicia, con algunas pocas excepciones, deja claro siempre que es para los de ruana. Los de vestido fino esperan en casa la negociación. Siempre será más peligroso robarse una pastilla de caldo que los recursos para la alimentación o el acceso a internet de niños en condición vulnerable.

Rabia. Enorme, visceral y terrible rabia. Carcome desde adentro y nubla el entendimiento. Vivimos lidiando con la rabia y la indignación que producen la inequidad, desigualdad y el irrespeto total a la condición humana que envuelven a todas y cada una de las situaciones anteriores, duramente reales y todas evitables si en el momento en que se podía las decisiones hubieran sido distintas.

Esa rabia se junta y se confunde con el miedo, ese vecino desagradable al que nos creemos acostumbrados por tenerlo cerca, pero no. Miedo al sonido de las motos, miedo a sentarse en la puerta de la casa, miedo a ir a la tienda de la esquina, a salir a caminar, al acento extranjero, al color de piel distinto, a la pinta como rara. Miedo a levantar la cabeza, miedo a opinar, miedo amplificado en noticieros con relatos construidos a punta de robos y ataques que quedaron “en cámara”, miedo por el grupo de whatsapp, por el muro de Facebook, por el reply del Twitter. El miedo viaja y se reproduce por todas partes.

El miedo vende y la rabia también. Deciden elecciones poniendo a la gente a “votar berraca” por quien se vista con ropajes de superhéroe o superheroína. La vieja fórmula del caudillismo resurge (como si alguna vez se hubiera ido) como remedio eficaz para no sentir ninguna de las dos cosas. Más miedo y rabia da creer que las profundas grietas sociales que atraviesan al país se tapan con algún mesiánico estuco. 

Si no nos ponemos de acuerdo en unos mínimos de respeto alrededor del debate argumentado y la búsqueda de puntos comunes que no se negocien ni aplacen, volverán a triunfar la rabia y el miedo a la hora de elegir. Ya llevamos mucho tiempo en ese sonsonete. Ojalá que la energía que le dedicamos a la rabia y al miedo la volquemos a buscar sosiego.

asf1904@yahoo.com
@alfredosabbagh

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
Horacio Brieva

Los noes de la Coalición de la Esperanza

Como se sabe, la Coalición de la Esperanza es una alianza que recoge a una parte del centro y la conforman Sergio Fajardo (Compromiso Ciudadano), Juan Manuel Galán (Nuevo Liberalismo), Jorge Enrique Robledo (Dignidad), Juan Fernando Cristo (En M

Leer
El Heraldo
Álvaro De la Espriella

Una palabra y una frase

Quienes  sostenemos una columna de opinión con frecuencia nos encasillamos en los temas relacionados con el diario vivir. Es lo lógico, a no ser que formemos parte de ese maravilloso mundo de intelectualidad selecta, artistas, genios de las

Leer
El Heraldo
Alfredo Sabbagh

Es público

Desde hace días Telemedellín es noticia. Al despido del director del noticiero de dicho canal se sumaron las filtraciones de unos audios en los que el actual gerente reconocía “hacer un caso el verraco” a lo que el jefe le pidiera, y ahora

Leer
El Heraldo
Amylkar D. Acosta M.

¿Hidroicuándo?

Una vez más ha saltado a la palestra Hidroituango, proyecto este de vital importancia para todo el país, el cual está enfrentando en este momento sus mayores dificultades, en medio de una trifulca y un pulso político que ha trascendido a los e

Leer
Ver más Columnas de Opinión
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.