El Heraldo
Juan Camilo Becerra manifiesta que su pasión es el sector de alimentos.
Orlando Amador
Centennials

La visión determinista de un joven emprendedor

El barranquillero creó un negocio de comida rápida durante la pandemia. De este contó su proceso, los retos y su anhelo de llevarlo a un punto físico.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Juan Camilo Becerra, de 22 años, no conoce de limitaciones. Su edad, por ejemplo, no ha sido obstáculo para incursionar en el mundo del emprendimiento.

Relata que haber trabajado en importación de alimentos lo llevó a entender que “la cadena que más se beneficiaba en el proceso eran los restaurantes”, así que teniendo en cuenta esta premisa y el hecho de quedar sin empleo a causa de la pandemia, maquinó en su cabeza una marca de comida convencional que, a su vez, era diferente entre toda la oferta existente en Barranquilla.

Fue así como durante la cuarentena, en medio de un panorama en el que se vislumbraba la escasez de recursos, el aislamiento obligatorio y la poca posibilidad de abrir un punto físico, pensó en materializar una cocina oculta.

“Duramos seis meses para poder empezar. En octubre del año pasado pude conseguir la cocina, el local y la ayuda de mi socio Jesús Pereira. Abrimos al público el 4 de diciembre y duramos dos meses haciendo pruebas, ensayos, fotos y todo lo relacionado con la creación de la marca, que recibe el nombre de Cheesy (...) Nos decidimos por la comida rápida porque es lo que más se mueve en la ciudad. Además, si nos damos cuenta, la gran mayoría de las personas puede acceder a una hamburguesa o a un sándwich, a cualquier hora del día. También es una comida fácil y rápida de hacer, ideal para el negocio por delivery”.

Declara que hace dos semanas él, junto con Jesús Pereira, de 19 años, y Juan Felipe Monsalve, de 22 (otro socio que se ha sumado), hizo una nueva inversión al negocio para capitalizar y para expandirse. La apuesta es abrir una cocina múltiple que en la actualidad se encuentra en el proceso de creación. Será, como él lo indica, una propuesta que hará parte del mismo sector, pero mucho más económica de la que ya tienen.

Sus productos en el presente se comercializan a través de la aplicación Rappi. A su vez brindan servicio de domicilio con un sistema de WhatsApp automatizado que, al momento en que el cliente envía un mensaje, inmediatamente recibe un link al que deberá darle clic para que pueda recibir el menú. Con este —explica— el usuario podrá escoger su plato favorito y digitar sus datos. Finalmente se generará la facturación que recibirá el restaurante.

“Con esta estrategia la idea es que se produzcan ventas propias, así que estamos trabajando fuertemente en mercadeo para que la gente nos pida directamente a nosotros”.

El barranquillero, que es estudiante de Administración de Mercadeo en Ceipa Business School, dice que uno de los obstáculos que encontró al empezar fue el hecho de no contar con la ayuda de nadie. Fue así como, teniendo claro lo que quería, se dedicó por un tiempo a trabajar en un call center para ahorrar. También, luego de tener todo montado, contó con el apoyo financiero de un familiar. Uno de sus retos durante la creación de su negocio de comida durante la cuarentena fue ingeniárselas para brindar un servicio y una experiencia, a través de un domicilio.

Ante esto —señala— tuvo que replantearse la manera de que el producto fuera llamativo, creando un buen empaque, unas buenas fotografías y una excelente cuenta de Instagram.

Esta marca solo es el inicio de Juan Camilo. Su anhelo es llegar a ser empresario y no trabajar para nadie, sino para él mismo. Sueña con diversificarse en diferentes tipos de emprendimientos, eso sí, siempre relacionados con los alimentos.

Su propósito actual es que Cheesy sea reconocida y que “a la gente le guste”. Luego, si la calamidad sanitaria cesa, su idea será crear un punto físico, que contenga  innovación 6.0.

“Este sería tecnológico 100%. No habría meseros, los pedidos se harían a través de tabletas y tarjetas de membresía. Sería un emprendimiento con una experiencia más para el consumidor. También me gustaría franquiciarlo para que así la marca tenga presencia en todo el territorio nacional”.

Juan señala que la elección del nombre del emprendimiento tiene su génesis. Indica que obedece a que de pequeño le gustaba comer mucho queso. De hecho, hoy día no existe plato en su mesa que no incluya este derivado de la leche.

Su equipo está conformado, además de sus dos socios,  por dos cocineros, tres mensajeros y su novia, quien se mantiene en la oficina recibiendo los pedidos.

Cheesy para él es un concepto innovador, “de buena calidad”, que cuenta con hamburguesas, sándwiches, entradas de mac and cheese y un perro caliente, todos rellenos de queso.

“Yo soy el encargado de crear los platos, ensayo las recetas con los cocineros durante una semana hasta que queda el plato final. Cada receta está inspirada en los viajes que hacía durante mi adolescencia. Hay preparaciones que tengo guardadas y que no he sacado porque mi idea es mantener una innovación constante”.

Recomendaciones
El golf y el tenis son dos de los deportes que disfruta practicar Juan en su tiempo libre. Orlando Amador.

Para los jóvenes que desean emprender, Juan les aconseja que pierdan el miedo. Explica que tener 22 años, como es su caso, no le demanda muchos compromisos, así que sentir temor a quedar endeudado no debe ser una limitante, al final “se puede trabajar y saldar las deudas”.

“El dinero no es el problema. El problema es conseguir a una persona a quien se le pueda presentar un buen proyecto, con excelentes argumentos para que lo apoye. Además, se debe tener en cuenta que al emprender se trabaja todos los días de la semana, durante las 24 horas, pues es mentira que por ser el empresario no se hace nada. Cuando se empieza se debe saber hacer de todo en el negocio”.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias

Más noticias de:

  • Joven
  • comida rapida
  • Pandemia
  • emprendimiento
  • emprendimiento barranquilla
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web