El Heraldo
Atlántico Crea

Hilo ecológico, una alternativa para la conservación ambiental

La iniciativa recicla los desechos de hilo y los vuelve funcionales para el trabajo textil.

A través de una máquina desfibradora, creada por una alianza de innovación colaborativa del programa AtlántiCOcrea, la industria textil busca eliminar el desecho que generaban los procesos de producción de hilos y telas. La idea surgió de la Compañía Nacional de Textiles (Contex), una empresa dedicada a la fabricación y comercialización de productos para el hogar como hamacas, toallas, sobrecamas y piolas de madera, que en su proceso de producción generan un 10% de desperdicio, equivalentes a 12 toneladas mensuales, las cuales eran acumuladas en bodegas o terminaban en los rellenos sanitarios de la ciudad. Situación que afecta en gran medida el medio ambiente. 

Erlinda Geraldino, gerente administrativa de Contex, explica que esta problemática se presenta en todas las empresas textiles del departamento, pues, en la costa atlántica no existía un sistema de recuperación de fibras, fue allí cuando se les ocurrió crear una maquina desfibradora que se encargara de recuperar todo el desperdicio y convertirlo en un hilo funcional. 

Para el desarrollo de éste hilo ecológico la Compañía Nacional de Textiles generó una alianza con el Centro de Transferencia de Conocimiento e Innovación - CienTech, quién a través del grupo de investigación ECODESARROLLO de la Universidad Autónoma del Caribe, ocupó el rol de generador de conocimiento en el proyecto.; Bico Industries, que fueron los encargados de entregar los textiles para empezar a hacer las pruebas y para desarrollar la materia prima; y Telary Home, quiénes son los encargados de la comercialización de los productos textiles creados por los artesanos haciendo uso del hilo ecológico. 

La PhD. Astrid Barrios del grupo de investigación Ecodesarrollo de la Universidad Autónoma del Caribe, Asevera que. “El Hilo reciclado es una oportunidad de crear un producto ecoinnovador, con características diferenciadas en su composición y procesos en las empresas del sector textil e industria creativas y culturales. Es un proyecto que por su naturaleza en la innovación colaborativa, tributa de forma directa a preservar la tradición inicialmente a las tejedoras y tejedores en la Región del Caribe Colombiano.

La Ingeniera Marcela Figueredo, jefe de producción y logística de la empresa Contex, manifiesta “Somos el vivo ejemplo de que se puede trabajar con el estado sin ninguna clase de palanca, porque es la primera vez que trabajamos en la convocatoria, es la primera vez que desarrollamos un proyecto de innovación colaborativa, pero gracias a las capacitaciones encontramos un norte para el proyecto de tal manera que hoy estamos presentando la cultura a través de nuestros artesanos”.

El proceso de desarrollo del proyecto constó de cinco etapas: la primera fue el diseño de la estructura de la máquina, la segunda fue la creación física de la máquina, la tercera era la creación del hilo que constaba de una verificación de la máquina que se estaba creando para saber si realmente era capaz de transformar esos desechos en producto útil, la cuarta etapa consistía en involucrar artesanos en la creación de los productos usando el hilo reciclado, y finalmente la quinta etapa era la comercialización de dichos productos, etapa en la que aún se encuentra trabajando el proyecto. 

 

Geraldino manifiesta que las personas encargadas de operar esta máquina desfibradora son personas que tienen discapacidad auditiva logrando que este proyecto también tenga un enfoque de inclusión. 

“Apoyamos la inclusión social a través de personal con discapacidad auditiva. En ese momento hablamos con las entidades como las alcaldías para que nos ayudaran y fue un proceso muy bonito porque todos tenemos que aprender el lenguaje de señas para poder hacer partícipes a nuestro nuevo equipo de trabajo”. El hilo ecológico está hecho de los desechos de telas de algodón 100%, luego de ser sometido al proceso de restauración este material pierde un 35% de pureza, lo que le da un costo más bajo para ser accedido por los artesanos que a su vez se refleja en una mayor rentabilidad del producto final. 

Para que el hilo se encuentre en condiciones de ser trabajado debe pasar por una etapa de desfibración que cuenta con varios pasos: el primero es la recolección de la fibra, el segundo es el proceso de inicio de la máquina qué es la encargada de convertir esa fibra en hilos individuales, el tercer paso es la selección por color, el cuarto paso es el tren de apertura, el quinto paso son las cartas y manuales, y el sexto es crear el hilo ecológico como tal. 

Una vez obtuvieron el hilo de la máquina desfibradora, la alianza textil envió el producto a unos 250 artesanos ubicados en Chorrera, Montes de María, Usiacurí, La Guajira, Santana, San Jacinto, El Morro, San Luis y Barú, entre otros, que realizaron productos artesanales propios de su municipio haciendo uso de esta nueva iniciativa ecológica, productos que se encuentran actualmente siendo comercializados por Telary Home, una de las empresas aliadas. 

Gabriel Abuchaibe, Gerente de Contex, manifiesta que la maquina desfibradora además de generar bajos costos para los artesanos, también tiene un alto impacto ambiental pues a través de su uso no se necesitan colorantes, no se necesita agua y los desechos no terminan siendo agentes contaminantes de la ciudad de Barranquilla. 

Por su parte, Wendy Caro, diseñadora gráfica de Contex, afirma que este proyecto es de vital importancia, ya que incluye el trabajo de artesanos que “realizan su oficio con mucho amor” y generan productos detrás de los cuales hay “una historia de vida”, lo que le da valor al trabajo realizado. 

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.