Verde

Ballet: la danza de la disciplina y la constancia

Incluir el ballet en su plan de ejercicios puede traerle beneficios como corrección de su postura y fortalecimiento de sus músculos.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Entrar al salón de baile Don Quijote del ballet de Barranquilla es respirar automáticamente sofisticación y elegancia. Con sus pisos demarcados para la ubicación de cada integrante y con grandes espejos que permiten admirar la delicadeza de cada movimiento, las chicas están listas para iniciar la clase.

La danza clásica o académica, como es reconocido el ballet, más allá de su precisión en los refinados movimientos que se admiran en los bailarines también puede convertirse en una excelente técnica para ejercitar el cuerpo humano, así lo confirma Jorge Arnedo, administrador de empresas, gestor y empresario cultural, y director del Ballet de Barranquilla.

“Aprender ballet se traduce en bienestar físico, emocional y espiritual porque es un arte que trasciende y lleva a tener un cuerpo fornido, saludable, lleno de fortaleza y vitalidad, con el que el cuerpo adquiere toda la libertad para moverse”.

Aunque la danza ha sido marcada en la sociedad apta para ser practicada solo por niñas o jóvenes esbeltas y delgadas, Jorge  explica que es una posición que está completamente revaluada, por eso en su escuela ya no solo hay clases para niñas y jóvenes,  sino también para mujeres adultas que más que convertirse en bailarinas profesionales quieren tomar esta técnica como una actividad para recrearse, divertirse y ejercitarse.

“Hay una nueva tendencia de formación de bailarines, donde no hay la necesidad de determinar edades. Una opción es para convertirse en bailarín profesional de ballet y está la opción para quienes quieren aprender y fortalecer su cuerpo con esta danza. Simplemente necesitará de un trabajo más fuerte para moldear sus articulaciones, pero es algo muy relativo”.

Primera posición de pies con brazo en preparación. Esta postura se realiza normalmente para iniciar la ejecución de los distintos ejercicios en la barra. John Robledo

Incluir el ballet en su rutina de entrenamiento puede traerle beneficios como: elasticidad, motricidad, fortalecimiento muscular, coordinación, concentración, expresión corporal y postura, entre otras.

“El ballet logra trabajar toda la parte física y te prepara para bailar cualquier tipo de danza. En el área de la recreación y el ejercicio brinda muchas opciones”.

La danza que parece difícil practicar no es más que un mito, como cuenta Jorge, pues para lograr danzar solo es necesario, “el deseo, las ganas, la perseverancia, la disciplina y la constancia”.

“El ballet lo miran como una técnica difícil, y a grandes rasgos lo es, pero todo depende de cómo se sumergen en el proceso y cómo es la guía porque es distinto para un adulto y para un niño”. 

Una clase de ballet puede durar una hora y está compuesta por dos fases, una es la técnica de la barra y la segunda ejercicios en el centro. Se requiere un calentamiento previo de 15 minutos. Su práctica varía de acuerdo a los resultados que desee quien lo practica y de acuerdo a su nivel de experiencia. Se recomienda al menos practicar tres veces a la semana.

Ejecución de movimiento en el centro (preparación para un ‘soutenu’). John Robledo

Para asistir a una clase debe tener el cabello perfectamente recogido, contar con unas zapatillas de media punta, una trusa, unas mayas, unas faldita y no tener ningún tipo de  accesorios, en el caso de las mujeres, mientras que los hombres también necesitarán zapatillas, camiseta y mallas o mono de un tejido normalmente más grueso que las medias de la mujer.

Otro mito que marca la danza contemporánea es que es excesivamente costoso, lo que desmiente el gestor cultural.

“El ballet no es solo para la elite. Ahora hay muchas oportunidades para estudiarlo o para que puedan tenerlo como entretenimiento o parte de su formación física. Todo va de acuerdo al plan de clases que cada persona quiera escoger”. 

Para Martha Alcalá Castro de 56 años, odontóloga de profesión, la danza ha sido una bendición en su vida, la cual adoptó desde los siete años, pero que en varias ocasiones le tocó suspender y que ahora está retomando nuevamente.

“Para mí el ballet es como un estilo de vida. Me regaló algo muy importante que es la disciplina y una salud mental e integral sana a mi vida. Realmente esta es mi manera de relajarme de mis actividades diarias”.

La danza clásica es un portal abierto para quienes deseen tener un nuevo aire en sus días de entrenamiento y encontrar nuevos beneficios para llevar una vida saludable de una manera artística.

‘Attitude devant’ y ‘derrière’ en piso. Trabaja la correcta colocación del cuerpo. John Robledo
Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias

Más noticias de:

  • baila ballet
  • Ballet
  • danza
  • Vida saludable
  • ejercicio
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web