El Heraldo
Archivo
Rincón Juniorista

“El atraco no va a cambiar lo que siento y quiero a Barranquilla”: Sambueza

El mediocampista argentino, de 33 años, le contó a EL HERALDO cómo él y su familia han pasado estos días después del atraco que sufrieron el pasado miércoles.

El paso de los días ha traído tranquilidad en el seno del hogar de Fabián Sambueza. El volante argentino del Junior sufrió un atraco el pasado miércoles, junto a su familia, que trastocó la felicidad que significaba el volver a ver su hermano, el también futbolista Rubens Sambueza, y a sus sobrinos, que llegaban de visita a la ciudad.

El centrocampista, de 33 años, habló con EL HERALDO del duro momento que vivieron y dejó claro que independiente de la amarga experiencia, la primera que vive en el país, “no va a cambiar este sentimiento y lo que quiero al país y a Barranquilla”.

P.

Ya con el paso de las horas y de analizar la situación con cabeza fría. ¿Cómo se han sentido en la parte anímica luego del atraco sufrido la tarde del pasado miércoles?

R.

Yo a mi hermano no lo veo mucho, a mis sobrinos tampoco, por ahí una vez por año, así que bueno, lo del asalto pasó a un segundo plano y tratamos de disfrutar, más allá de lo ocurrido. Lo importante es que estamos bien, lo que perdimos fueron cosas materiales y gracias a Dios estamos todos juntos.

P.

¿Cómo está su familia, que por ahí vino a visitarlo y le tocó vivir esa dura experiencia de entrada en la ciudad?

R.

Sí, todavía mi cuñada sigue por ahí un poquito asustada. Hoy (ayer) los saqué para que se comieran un helado y para compartir en familia, pero por ahí ve una moto y se asusta, relaciona todo. Sale cuando estamos todo. Mi señora a veces la invita a que salgan, pero todavía sigue con un poquito de miedo. Y bueno, ahí vamos, tratando de que se sientan un poco mejor, que estén un poco más cómodos, porque como les dije, esta ciudad es muy bonita, muy hermosa y tiene muchas cosas para conocer. Además, el clima lo permite.

P.

¿Qué le hablado de la ciudad a sus familiares?

R.

Precisamente antes que nos pasara este mal rato que nos tocó vivir, veníamos hablando en el carro y yo les contaba que ahí en el barrio donde vivía se podía caminar tranquilos, que yo sacaba a diario al nene, que normalmente había mucha seguridad, la policía, los guardas de los edificios. Pero bueno, lamentablemente pasó lo que pasó. Yo siempre les hablo bien de la ciudad, porque no les miento tampoco, pero todos sabemos que en todas las ciudades y en todos los países del mundo hay inseguridad, y bueno, justo nos tocó a nosotros y queda como ese sinsabor de la llegada más que todo, porque fue llegando.

P.

¿Era la primera vez que visitaban Colombia o primera vez que venían a Barranquilla?

R.

No, la primera vez que mi cuñada visitaba Colombia. Mi hermano y mis sobrinos ya habían estado en Cali. Era la primera vez que todos venían a Barranquilla. Esta mañana (ayer) cuando estábamos desayunando charlaba un poco con mi hermano Rubens de lo que había pasado y él me decía, que esto es algo que pasa en todos lados. También fue un error nuestro, que por ahí no confiamos de la situación.

P.

¿Lo único que les robaron fue un anillo y un reloj?

R.

Sí, solo eso.

P.

¿El anillo era el de matrimonio?

R.

No, era un anillo que justo me había hecho con mi señora, pero no era el de compromiso, sino ya me hubiesen echado de la casa (risas).

P.

¿Cómo fue la reacción de ustedes en el momento del atraco?

R.

Mi reacción cuando vi que el ladrón me apuntó con el arma fue intentar cerrar el vidrio, fue lo primero que se me ocurrió. Ahí fue cuando me dijo: ‘baja, porque los voy a matar a todos’. Bajé el vidrio y le pedí disculpas, y empezó que le diéramos las cosas, el reloj, el anillo. Mi hermano, su esposa y mis sobrinos estaban asustados pero tranquilos. No queríamos que pasara nada.

P.

¿Las autoridades le han dado algún reporte de la investigación?

R.

Sí, la verdad es que la Policía ha estado muy atenta y nos han colaborado mucho. Ojalá Dios quiera se pueda dar con el paradero de estos ladrones, porque bueno, esta vez me tocó a mí, y justo da la casualidad que venía Rubens, pero seguramente pasa todo el tiempo y hay que tratar de ayudarnos entre todos.

P.

¿Qué opina de la recompensa de 10 millones de pesos que están ofreciendo por información que conduzca a los ladrones?

R.

Me parece bien, porque también, como te digo, es cuestión de ayudarnos entre todos. Por ahí, yo en el caso de que si a veces veo que le están robando a alguien y tengo la posibilidad de llevarme al ladrón, lo haría, porque a uno se le mete ese instinto de ayudar a la gente. Es bueno que entre todos podamos ayudarnos y defendernos.

P.

Ha sentido el apoyo de las personas más cercanas, los amigos y los compañeros de equipo, el Junior como institución…

R.

Sí, claro. Por ahí me tocó llegar un poquito tarde al entrenamiento, por las declaraciones que tuve que hacer, y pues no hubo problema con el profe (Arturo Reyes). En el club han estado muy pendientes de cómo estoy yo y mi familia. También me han escrito de muchas partes, de Bogotá, de Cali, amigos y conocidos que uno deja. Me he sentido querido, a pesar que no estoy en mi país.

P.

¿Es la primera vez que le pasa algo así en Colombia?

R.

Sí, es la primera vez. Por eso uno peca de ingenuo, porque no se da cuenta de la situación. Yo quiero mucho a este país, conozco mucha gente buena y jamás me imaginé algo así. Pero tengo claro, que este suceso no va a cambiar este sentimiento y lo que quiero al país y a Barranquilla.

P.

Le toca ahora como anfitrión cambiarle a sus familiares esa imagen que se llevaron a su llegada a la ciudad…

R.

Si, ojalá Dios quiera que de arranque podamos ganar —el sábado frente a Atlético Nacional, en Medellín— y mi familia vea el aprecio y el cariño que la gente de la ciudad le tienen al Junior, que vean ese folclor lindo de la ciudad entorno al equipo, algo que ya uno conoce porque tuve la fortuna de salir campeón acá. Ojalá las cosas se den de buena forma para que ellos terminen de pasar una linda estadía acá y se olviden de lo malo.

P.

¿Su hermano Rubens se queda para el partido frente al Cali?

R.

Justo él pensó que jugábamos el día anterior. El día que jugábamos con Cali creo que tiene vuelo. Le voy a preguntar para ver si se anima a cambiar el tiquete para que vaya al estadio.

P.

Ojalá todo este episodio se borre con la alegría que producirá un buen resultado en Medellín, frente a Nacional, en el arranque de los cuadrangulares semifinales de la Liga…

R.

Ojalá Dios quiera que podamos traernos esos puntos y que no nos roben, que es lo más importante (risas)…

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.