El Heraldo
Cortesía Nina García
Protagonistas

“Debemos ser valientes y anunciar una nueva era de la moda”: Nina García

La editora en jefe de la revista ELLE acaba de recibir el premio CFDA Media Award en honor a Eugenia Sheppard, uno de los más prestigiosos en EE.UU. Emocionada, la barranquillera habló con Gente Caribe.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

En la industria de la moda de los Estados Unidos su figura es una de las más respetadas. La barranquillera Nina García se ha ganado a pulso ese sitial de influencia trabajando, opinando y actuando.

La editora en jefe de la prestigiosa revista ELLE desde 2017 y jurado del reality Project Runway; la niña que salió de su país en medio de una realidad violenta para perseguir sus sueños; la estudiante aventajada de arte de la Universidad de Boston, o de diseño de modas de la Escuela Superior de Artes y Técnicas de Moda, ESMOD, en París; la jovencita que recortaba artículos con modelos y tendencias de los 80 que conseguía en el Hotel El Prado; la hija que admiraba el armario de su madre en Barranquilla y su forma de vestir.

Todo eso es esta latinoamericana caribeña que en un mercado de altísima competitividad camina por la pasarela de la vida más allá de las tendencias, siempre consciente de que la sociedad está cambiando y con ella una industria que en su historia siempre ha estado marcada por las variaciones sociales.

Nina también ha sido merecedora de múltiples reconocimientos a los largo de su vida, sin embargo, uno que recibió recientemente la tiene especialmente conmovida: El Premio de Medios del CFDA (The Council of Fashion Designers of America) Fashion Award en honor a Eugenia Sheppard.

Luciendo un diseño de Michael Kors y joyas de Boucheron se subió al atril para dar las gracias en un emotivo discurso en el que sus raíces y convicciones fueron sus personajes protagónicos.

“Mi misión es tan clara. Ahora, más que nunca, es importante usar nuestra plataforma para contar historias que animen a otras mujeres y para tener conversaciones que quizás no sean tan cómodas. Debemos ser valientes; debemos ser valientes; y ciertamente debemos anunciar una nueva era de la moda, transparente, responsable y representativa”, dijo Nina en un aparte de su discurso que pronunció en The Grill Room, en Nueva York, sitio donde se realizó la ceremonia el pasado 11 de noviembre.

Nina García, siempre atenta para con esta Casa Editorial, está “feliz de compartir este momento personal tan hermoso” con su Gente Caribe.

Nina García también lidera campañas contra el cáncer de mama. Cortesía Nina García
P.

Usted ha recibido diferentes reconocimientos, todos muy importantes, pero la notamos especialmente emocionada en este que le entregaron recientemente en honor a Eugenia Sheppard. ¿Qué la emocionó tanto?

R.

La verdad es que fue una noche de muchas emociones. Cuando pisé el escenario del restaurante donde se organizaron los premios viajé inmediatamente a Barranquilla. Vi a esa niña que, tijera en manos, hacia una revista recortando páginas de las revistas internacionales que llegaban al Hotel El Prado. También fue muy emotivo porque entendí este premio como un reconocimiento a nuestra comunidad. Poco a poco los latinos vamos ganando terreno en el mundo de la moda y no sabes lo feliz que me hace ver, semana de la moda tras semana de la moda, más latinas ocupando posiciones de responsabilidad y visibilidad. 

P.

“Debemos ser valientes; debemos ser valientes; y ciertamente debemos anunciar una nueva era de la moda”, expresó en un aparte de su discurso al recibir el premio. ¿Cree que esa “nueva era” es inatajable en la industria después de la pandemia?

R.

No hay ninguna duda de que la pandemia actuó como un auténtico terremoto que ha hecho tambalear todas las estructuras sociales, económicas y políticas de nuestros países. Y la industria de la moda no ha sido inmune. Sin embargo, es necesario puntuar que el mundo de la moda tiene el gen del cambio insertado en su ADN y en los últimos años hemos visto como mi industria se ha vuelto incluso más diversa, accesible, espontánea, ecológica y abierta a nuevos talentos e ideas. El coronavirus ha acelerado este cambio y creo que es muy importante destacar como la sostenibilidad es ahora una de las prioridades de la mayoría de marcas. 

P.

Los cambios que anunciaron algunas de las más grandes marcas de la industria dirigidos al cuidado del medio ambiente, la moda sostenible y la inclusión de la mujer como tal (más allá de sus medidas y ciertos cánones de belleza) se han visto en las semanas de la moda más importantes del mundo. ¿Cree que estos cambios van a perdurar, que el público los va exigir?

R.

Estos cambios están para quedarse, no hay ninguna duda sobre ello. Fíjate que los diseñadores de moda, por ejemplo, tienen la habilidad de trasladar en una prenda el zeitgeist de un momento concreto. Es ver una minifalda de los años 60 y entender la revolución que sufrió la mujer en los 60. Algo similar cuando, en unos años veamos las propuestas de los diseñadores actuales, los que están más conectados con el presente, serán aquellos que nos ayudarán a explicar estos años con tantos cambios y retos. 

P.

Desde el periodismo de moda, qué historias deben ser contadas o deben seguir siendo contadas para animar a otras mujeres y tener conversaciones que quizás no sean tan cómodas, como lo dijo también en su discurso...

R.

 Siempre he entendido una revista como una ventana y un espejo. Una ventana porque tiene que animar a nuestros lectores a adentrarse en mundos desconocidos, ofreciéndoles historias que pongan en duda todos los cimientos de su manera de entender el mundo. Tiene que ser un espejo porque tiene que reflejar en sus páginas la sociedad del momento: ofreciendo historias que inspiren y muestren cómo es nuestro mundo. 

P.

¿Esas “declaraciones audaces” de su madre cada vez que salía de su armario, “de que la moda también le pertenecía”, es hoy una de sus más grandes inspiraciones al momento de ejercer el periodismo de moda?

R.

Lo es. Fíjese que el armario de mi mamá era como una cueva secreta. Ella era una mujer de talla 16 en un mundo de talla 4. Aprendí tanto de ella, de su confianza, de su fortaleza, de la manera en cómo cuidaba sus prendas, además ella siempre confió en mí. Mi mamá es mi máxima inspiración, mi mayor fuente de inspiración. No se imaginan cómo me hubiera gustado poder compartir este premio con ella.

P.

¿Cómo se sigue conectando con sus raíces de una manera “poderosa” para no perder su fuerza?

R.

Las raíces de una planta hay que regarlas de manera permanente. La verdad es que yo nunca me he desconectado de mi hermosa tierra, y he querido trasladar este cariño por mi país a mis dos hijos. Antes de la pandemia veníamos muy a menudo a visitar Colombia. Yo conecto con mi país cuando hablo con mi familia y amigos que viven acá, leyendo un libro escrito por tantos de los talentos literarios que tenemos en Colombia, observando el arte hecho por artistas colombianos, apoyando a los diseñadores de moda colombianos para que lleguen a conquistar el mercado americano, y por supuesto comiendo una buena arepa o un arroz con coco. 

P.

¿Qué ha cambiado en la Nina García que llegó por primera vez a Estados Unidos a la directora de marca de medios de ELLE?

R.

El cambio está en el ADN de la moda y, por tanto, yo he cambiado, adaptándome. La moda es una industria muy inspiradora y que te reta a replantearte tu manera de ser y entender el mundo muy a menudo, sin embargo, creo que los cimientos siempre han sido los mismos: la moda es mi pasión y siempre he puesto en primer plano una manera de entender la moda marcada por mis raíces colombianas. 

P.

uando junta las palabras Barranquilla y moda, ¿qué imágenes se le vienen a la mente, además de las familiares?

R.

Silvia Tcherassi, mi gran y talentosa amiga.

El día de la premiación junto a Emily Ratajkowski. Cortesía Nina García
Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.