Últimas noticias

06:38

En lucha constante por preservar un modo de vida bajo...

Boris Ríos, colecciona cómics y es uno de los distribuidores de estos cuadernillos en la ciudad.
00:00

Tres coleccionistas de los cómics del recién fallecido...

Titanes de Barranquilla deberá ganar hoy si quiere acceder a la final del torneo.
00:00

El quinteto barranquillero perdió anoche 84-78 ante...

Juan Manuel Buelvas, gerente de Telecaribe.
00:00

La transmisión de la velada de elección y coronación de la...

Gabriela Tafur Náder lee la edición del pasado martes de EL HERALDO en la que se anuncia su victoria.
00:00

La nueva Señorita Colombia atendió a los medios de...

Imagen del ‘gran K’.
00:00

Este será sustituido por una constante matemática.

Rodolfo Llinás.
00:00

Otro importante reconocimiento para el prestigioso...

La diabetes tipo 2 se debe en gran medida a un peso corporal excesivo y a la inactividad física.
00:00

Este tipo representa la mayoría de los casos mundiales,...

Obra ‘Eros cabalga’, de Ángel Loochkartt.
00:00

Hoy se inaugura también la exposición ‘Yo seré tu reflejo’.

Eva y Candela construyen una relación única que se irá desgastando con el tiempo.
00:00

La ópera prima de Ruth Caudeli, que se proyecta por estos...

El titulo es:Capital humano y liderazgo, la apuesta de Adolfo Meisel

Capital humano y liderazgo, la apuesta de Adolfo Meisel

Con 113 cajas de libros y papeles el nuevo rector de la Universidad del Norte viajó desde Bogotá a Barranquilla.

Cortesía.
Cortesía.
Adolfo Meisel, rector de la Universidad del Norte. De fondo, el edificio donde está ubicada su nueva oficina. Cortesía.

Con 113 cajas de libros y papeles el nuevo rector de la Universidad del Norte viajó desde Bogotá a Barranquilla.

Quien lo ve tan callado y reservado en la primera fila de un evento pensaría que su ser Caribe quedó escondido debajo de las corbatas bien ajustadas al cuello, luego de 31 años de servicio en una de las entidades más serias y formales de Colombia: el Banco de la República.

Es un hombre tajante, directo. Sin embargo tiene el don de refrescar cada una de sus intervenciones con una sonrisa que se dibuja al recordar una anécdota, porque si algo lo caracteriza es que acompaña cada una de sus intervenciones con alguna vivencia jocosa que haya marcado sus años de juventud en las calles del Caribe.

Adolfo Meisel Roca es el nuevo rector de la Universidad del Norte luego de haber sido el tercer costeño, después de Salomón Kalmanovitz y Antonio Hernández Gamarra, en sentarse en la Junta Directiva del Emisor a determinar las directrices de la política monetaria del país. Nada más y nada menos.

Meisel vuelve al Caribe feliz, con la esperanza de seguir atesorando más experiencias, acompañado de su familia, de la que proviene y la que conformó, y a trabajar en un campo de la vida por el que ha dado la batalla a lo largo de su trayectoria profesional: la educación. Qué más se le puede pedir a la vida.

Señala que todo ha sido muy rápido y recuerda, entre risas, las 113 cajas de libros y papeles que se trajo de su oficina en el Banco de la República, sin contar las de su casa. Está por publicar una nueva investigación y en medio de eso, llegó a la Universidad del Norte desde el 3 de julio y ya ha realizado diversas reuniones con el cuerpo académico y administrativo, así como instalado los primeros eventos y entregado sus primeras entrevistas. Todo en menos de una semana.

 

Aún con las diferencias notables entre las agendas de ambas organizaciones, Meisel aterriza contento y encuentra, tal como él mismo lo destaca, “una institución consolidada”, lo que permite “que uno pueda imponerse retos de mejoramiento, de lograr cosas que cree que puedan ser importantes para que cada vez la calidad de la educación sea mayor”.

También llega tranquilo porque deja ‘la vara alta’ en su trabajo más reciente como codirector del Banco de la República, cargo que ocupó tras haber iniciado como Economista ‘A’ del Departamento de Investigaciones Económicas en 1987.

“La inflación, afortunadamente, va por buen camino, ya está acercándose a la meta del 3% y este año debe quedar muy cerca de esta”, enfatiza. Agrega que “el choque que implicó el fenómeno de El Niño y la caída de los precios del petróleo, que dispararon la inflación, ya pasaron y se salió bien librado en el frente de la inflación y sin mucho costo para el país”.

Es un completo enamorado de la región. Lo manifiesta convencido, alegre. Es un hecho que ha materializado en la mayoría de sus investigaciones y más recientemente en la iniciativa Casa Grande Caribe, que coordina. Él mismo le puso el nombre, al pensar en la obra del célebre escritor Álvaro Cepeda Samudio y en la necesidad de que todos, sin distingo alguno, entren a la casa, a esa casa, a su casa.

Detesta la discriminación, el estigma, que haya unos por encima de otros. De hecho, durante el evento de socialización de las investigaciones de Casa Grande Caribe no permitió que hubiese puestos reservados o VIP y fue claro en definir que el almuerzo sería un sándwich para cada uno de los asistentes y conferencistas.

Adolfo Meisel sabe que ahora, desde Uninorte, puede hacer mucho por la región. “En la universidad, obviamente, tenemos la responsabilidad de formar a los mejores profesionales del país y aportar al conocimiento a través de la investigación que hacemos”, dice.

 

En la universidad tenemos la responsabilidad de formar a los mejores profesionales del país

“También hay que focalizar unas prioridades que tienen que ver con varios temas: el primero es eliminar la pobreza en el Caribe colombiano (…) y dos, un tema que me interesa mucho, es el liderazgo y el futuro de la región, porque para lograr las soluciones debemos tener un liderazgo con la capacidad para convertir las propuestas en realidades”.

Sobre la primera idea, el rector señala que es una propuesta que se hizo en Casa Grande Caribe y en la que “la universidad puede ayudar, no tanto al diagnóstico porque ya se hizo, sino para avanzar en las soluciones”.

Meisel vuelve a Barranquilla, a la ciudad en la que nació, con 64 años bien vividos y con todas las ganas de servir a la región. Ya no le acompaña la foto de Diomedes Díaz que permaneció en su oficina en Bogotá, que compró en una calle de Valledupar. “Se la regalé a un amigo guajiro, porque no sabía si la foto podía terminar en la basura una vez yo saliera del Banco de la República”, menciona entre risas.

Vuelve no solo para asumir compromisos administrativos, sino también para dictar clases e investigar, y para hacer posible lo que él mismo ha recalcado: “Necesitamos un nuevo liderazgo, no un liderazgo mesiánico, sino el liderazgo de los ciudadanos comprometidos en construir un nuevo Caribe, una nueva Colombia, en paz, próspera y alegre”. 

Diseño: Jairo Galvis

Noticias más populares

  • EN EL HERALDO
  • EN Más negocio...
  • EN VÍDEOS
  • EN FOTOS
¡Hola!

Recuerda que puedes usar tu cuenta de EL HERALDO en cualquiera de nuestros portales:

Inicia Sesión
Regístrate
¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
sssssss
La sesión ha sido cerrada con exito
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web
#Rusia2018 ¿Cúal es tu marcador? Juega aquí
¿Quieres asistir a la inauguración? Compra tus entradas aquí
¡Estamos listos! marcadores en cero, inicia la segunda fase. Haz tus predicciones AQUÍ
Continuar al sitio
Noticias más leídas del 2017 1