El Heraldo
Este rincón de la península de La Guajira fue declarado Reserva forestal en el año 2007, con el fin de preservar la diversidad en fauna y flora que reside en el lugar.
Entretenimiento

Montes de Oca, el paraíso escondido de La Guajira

Ubicada en el extremo norte de la Serranía del Perijá, esta reserva natural alberga alrededor de 200 especies de plantas, 67 mamíferos, 45 anfibios y 177 clases de aves.

Caminar por los senderos de los Montes de Oca es como adentrarse en un cuento de Gabriel García Márquez. Allí, en ese pequeño rincón de La Guajira, a diferencia de las obras de Gabo, el olor a monte purifica los pulmones y sus aguas refrescan al caminante. 

De manera recelosa el extremo norte de la Serranía del Perijá esconde este paraíso que hoy es reserva forestal y salvaguarda su fauna y flora. 

La Corporación Autónoma Regional de La Guajira (Corpoguajira) describe que en este templo natural habitan cerca de 200 tipos de plantas, 67 mamíferos —que corresponde al 15% del total nacional—; 45 anfibios y reptiles — que es el 62,5% que habita en la región Caribe—; y 177 especies de aves —que atañen al 25% del total conocido en  nuestra región— .

 

Entre los municipios de Maicao y Albania, exactamente en el corregimiento de Carraipía, se encuentra esta área protegida que tiene por lo menos 14.400 hectáreas de bosque seco. 

Llegar hasta los Montes de Oca desde Barranquilla requiere de una travesía de más de 300 kilómetros, es decir, aproximadamente 7 horas en carro. También se puede tomar un autobús con destino a Maicao, que tiene un valor aproximado de 40.000 pesos.

La segunda parada del recorrido es en el corregimiento de Carraipía, a 20,1 kilómetros (20 minutos en carro) de Maicao. En la vía principal que conduce de este municipio a Albania se pueden conseguir vehículos de transporte público que por un valor de $5.000 llegan hasta Carraipía. Allí se encuentran vehículos especializados que por un valor de $10.000 lo trasladan hasta la reserva.

25 kilómetros de distancia —20 minutos en carro — se recorren para llegar desde Carraipía hasta Montes de Oca. Manuel Manjarrez, especialista en ecosistema y biodiversidad de Corpoguajira, recomienda que lo mejor es llegar a la caseta de vigías ambientales, que se encuentra en inmediaciones del camino, para ingresar a la reserva en compañía de guías conocedores de la zona. 

Senderos de ingreso a la reserva forestal protegida Montes de Oca desde Carraipía. Michelle Romero

Luego de vislumbrar los  paisajes y la diversidad de la flora que se encuentra en el camino de llegada a Montes de Oca, está la entrada del lugar. Como si de Macondo se tratase, cientos de mariposas la adornan. La mayoría son denominadas “Morfo Azul” una especie de lepidóptero ditrisio nativa de Centro y Suramérica. Una belleza local que solo en ciertos lugares del continente se encuentra. 

Trece cascadas de un característico color azul nacen al interior de la reserva que se alimenta del Río Jordan y que en 2007 se convirtió en la primera área natural protegida por Corpoguajira. Este paraíso nacional que se encuentra cerca de la frontera con Venezuela, es el lugar ideal para realizar caminatas y exploraciones que permitan la observación de flora y fauna silvestre y disfrutar  de su clima tropical, que pasa de húmedo a seco.

“Montes de Oca por ser una reserva natural protegida, tiene usos permitidos y ciertas restricciones a tener en cuenta. En muchas de las cascadas del lugar su uso es solo para contemplación, investigación, fotografía y conocimiento del paisaje”, advierte Manjarrez. 

En los Montes de Oca se encuentran también  mantos de calizas de gran atractivo y rocas de distintos origines y edades. 

Entre las piedras se pueden encontrar las jurásicas, cretáceas, terciarias y cuaternarias, entre otras, que con su belleza aportan a los diversos paisajes del lugar. 

Cuentan las personas que habitan en las cercanías del bosque que anteriormente era un territorio habitado y protegido por la comunidad wayúu, pero con la bonanza marimbera que vivió esta zona del país en las décadas de los 70 y 80 se vieron obligados a retirarse de la zona. 

Puma Concolor. Shutterstock.

Ahora solo una familia aún reside en las inmediaciones del lugar. Se trata de  doña María, una mujer de aproximadamente 60 años que junto a sus hijos y nietos construyeron su hogar al lado de las instalaciones de la planta de tratamiento del acueducto de Maicao, una de las entradas a la reserva.  

Esta zona, además de ser un paraíso natural, es la fuente de agua de la que depende el suministro del servicio potable para más de 112.000 habitantes de Maicao.

Entre la diversidad de flora que reside en este bosque protegido destacan especies forestales en vía de extinción como el Ébano, Corazón fino, Guayacán, y Araguaney, entre otros.  

Una especie de saurópsido escamoso destaca entre la variedad de fauna que ofrece el lugar. Se trata del Camaleón Anolis SP, una nueva especie hallada por monitoreo, que aún se encuentra en estudio  y que es endémica de la zona, según registros de Corpoguajira. Al igual que el Anolis SP esta reserva resguarda animales como la rana amarilla, el imponente puma concolor y el jaguar que veneran los arhuacos. El oso perezoso, el oso hormiguero, la guacamaya, el mochuelo, el elegante rey guajiro, el tucán (ave en peligro de extinción), entre otras especies, también habitan en esta reserva. 

Una sola  regla se debe tener en cuenta para visitar este lugar abierto a los viajeros. Básicamente estar dispuestos a disfrutar y cuidar de este  rincón de la península de La Guajira que al igual que Macondo retrata la fantasía natural y palpable de nuestro país. 

Montes de Oca, sin duda, es ese realismo mágico que supera cualquier ficción. 

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.