¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
SUSCRÍBETE
El Heraldo
Editorial

El Editorial | Vacunación justa y a tiempo

Ante el retraso en la entrega de vacunas por falta de disponibilidad, Colombia empezaría a recibir dosis en febrero gracias al mecanismo Covax, el único capaz de garantizar equidad en medio del acaparamiento de países ricos a nivel global.

Nada nuevo bajo el sol. La inequidad campea en la aplicación de las vacunas contra la Covid-19 en el mundo. De las más de 40 millones de dosis aplicadas hasta ahora en medio centenar de naciones, menos del 1% fue en países de escasos recursos, lo que confirma el acaparamiento de los lotes disponibles por parte de las economías más ricas del planeta, como la misma Organización Mundial de la Salud (OMS) había advertido en su momento anticipando un reparto poco equitativo.

Si bien es cierto que Estados Unidos, Israel o países europeos pagaron miles de millones de dólares por sus vacunas a las farmacéuticas Pfizer o Moderna, las primeras en ser aprobadas, para iniciar cuanto antes las campañas de inmunización, si no hay una distribución equilibrada de los biológicos y las naciones más pobres se quedan rezagadas esperando en el último peldaño de este complejo proceso no será posible alcanzar la famosa inmunidad de rebaño que garantice el control del virus a nivel global, pero sobre todo el mundo fracasará en el imperativo ético y moral de asegurar vidas a través de esquemas de vacunación justos.

Un escenario tan desesperanzador como alarmante. Los enormes desafíos por la falta de suministro de dosis debido a problemas de producción de las farmacéuticas, las complicaciones logísticas en la administración de las vacunas y la misma desconfianza de la población a ser inmunizada, además de las nuevas olas del virus con las que se lucha juegan en contra de la distribución del tratamiento en las naciones más vulnerables que dependen de mecanismos como Covax para tener acceso a una repartición igualitaria de las vacunas. Es evidente que países productores están priorizando el cumplimiento de los acuerdos bilaterales, antes que enviar dosis a territorios vulnerables, lo que podría disparar su valor.

Covax, plataforma de la OMS de la que hace parte Colombia para distribuir vacunas gratis en países pobres gracias al respaldo económico de los más ricos, estaría enviando las primeras dosis a Colombia en la primera semana de febrero, según la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Es una buena noticia porque Colombia aparece hoy en la cola esperando las vacunas adquiridas a través de contrataciones bilaterales. Ante la falta de claridad sobre el inicio de la campaña, debido a los acuerdos de confidencialidad exigidos por las farmacéuticas que impiden ejercer veeduría ciudadana sobre los contratos de compra –un reclamo que también se realiza con insistencia en Europa–, solo queda cruzar los dedos para que el Gobierno nacional y el Ministerio de Salud estén listos para distribuir y vacunar. “Estar preparado es más importante que ser rápido”, advierte la misma OPS reconociendo que los países de la región no se encuentran preparados para recibir las 20 millones de dosis iniciales, mientras el contagio sigue disparado poniendo en jaque a los servicios médicos y la capacidad de laboratorios para realizar testeos masivos por el avance de las nuevas infecciones súper contagiosas.

Desalentador panorama que exigirá una enorme solidaridad para que la vacunación contemplada como la solución a la pandemia, que agudizó la desigualdad y marginación de las personas más vulnerables, no se convierta en una nueva fuente de inequidad en la que los criterios de acceso sean determinados por los poderosos intereses económicos. El ingreso de Estados Unidos como uno de los financiadores de Covax podría ser decisiva para que esta profunda crisis sanitaria no termine por desatar otra aún mayor de precariedad entre los más pobres.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Editoriales

El Heraldo
Editorial

El Editorial | Gesto humanitario

En Colombia estarían residiendo más de un millón 730 mil venezolanos, de los cuales cerca de un millón se encuentra de manera irregular tras haber ingresado al territorio nacional por trochas o pasos prohibidos, arriesgando sus vidas sometidos

Leer
El Heraldo
Editorial

El Editorial | Proteger el Carnaval

Luisa Elvia Orozco Solano ha dedicado 59 de sus 68 años a mantener viva la tradición alrededor de la gran pasión de su vida, el Carnaval de Barranquilla. Su empeño por la continuidad de esta manifestación cultural es tan grande que hace 28 a

Leer
El Heraldo
Editorial

El Editorial | Cuenta regresiva

A toda marcha el Gobierno nacional y los entes territoriales alistan la logística y preparación necesarias para enfrentar el mayor reto de salud pública para el país en su historia: la vacunación contra la covid-19, prevista para comenzar el

Leer
El Heraldo
Editorial

El Editorial | Máxima alerta en la Sierra

Volvió al país, deportado de Estados Unidos tras cumplir una condena de 12 años por narcotráfico, el exjefe del extinto Bloque Resistencia Tayrona de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), Hernán Giraldo Serna. Hombre extremadamente viole

Leer
Ver más Editoriales
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web