Editorial

Siempre nos quedarán los museos

Se conmemora hoy el Día Internacional de los Museos. Una jornada para reflexionar sobre la relevancia de estos centros culturales que cumplen una misión esencial en la construcción de comunidades. Son espacios de aprendizaje, no siempre valorados, que deben ser defendidos.

Los museos tienen el poder de transformar el mundo que nos rodea. Como proclama su Consejo Internacional (ICOM), entidad global con más de 44 mil miembros de 138 países que desde 1977 organiza cada 18 de mayo su día internacional, estos incomparables lugares son esenciales por varias razones, todas absolutamente relevantes. La primera de ellas, porque nos enseñan sobre el pasado conectándonos con nuestra historia y sus legados más significativos siendo una fuente inagotable de descubrimientos. La segunda, porque abren nuestras mentes a nuevas ideas ofreciendo formas innovadoras de abordar problemas y conflictos sociales actuales, lo que establece y mantiene diálogos interculturales, tiende puentes para crear una cultura de la no violencia o promueve el desarrollo sostenible. 

Queda claro que los museos a través de sus principales misiones (recolección, conservación, comunicación, investigación, exhibición) son centros culturales excepcionales dedicados a promover el conocimiento y el libre pensamiento con el doble propósito de informar y educar a los integrantes de la sociedad. Por eso resulta fundamental que en lo posible sean espacios accesibles y gratuitos para fomentar su visita como una práctica habitual a iniciarse –sin falta– en los primeros años de vida. De hecho, el gran reto es lograr que ir a un museo sea visto como un goce en compañía de familia y amigos, en vez de una insufrible obligación académica o algo similar. El reto de las instituciones museísticas y de su personal, también de los centros educativos y de los padres o cuidadores, para estimular la pasión por estos sitios haciéndolos más atractivos, no se presenta fácil, pese a sus muchos beneficios, lo cual es realmente desconcertante. 

Asumiéndolo como un reto colosal, la promoción de los museos –al margen de su naturaleza– requiere estrategias bien pensadas, además de incentivos o alicientes como las exposiciones temporales, por ejemplo, para que se despierte el mayor interés entre los públicos posibles. En este sentido, la cultura del mecenazgo y del patrocinio son inseparables a su éxito, teniendo en cuenta que los fondos públicos para estos lugares son extremadamente limitados. Casi en todo el mundo, salvo contadas excepciones e inclusive antes de la pandemia, los presupuestos destinados a financiarlos ya se habían recortado. Las consecuencias derivadas de la crisis sanitaria terminaron por profundizar las dificultades económicas por las que muchos de ellos atravesaban, acelerando en algunos casos su transformación a la digitalización. 

Las conexiones virtuales en los últimos dos años se convirtieron en una salida recursiva que ayudó a muchos museos a mantenerse a flote a la espera de regresar a la absoluta normalidad. Sin embargo, este es un proceso de reconversión que, como en muchos otros escenarios de la vida pospandemia, llegó con vocación de permanencia y vale la pena que sea incorporado del todo para dinamizar otro tipo de relación con los espectadores en aras de su crecimiento y expansión. Difícilmente quien recorre un museo, descubre sus colecciones, se deleita con sus exposiciones o participa de las fascinantes posibilidades de conocimiento activo y sociabilidad que pone a disposición de sus visitantes o audiencias puede sustraerse en el futuro del placer de hacerlo otra vez. Este es un encuentro trascendente que forma comunidad y encarna imprescindibles valores de diversidad, diálogo y apertura, que siempre echamos en falta. 

En el caso de Barranquilla y Atlántico, donde varios de nuestros museos más representativos lamentablemente se encuentran cerrados por distintas razones, (el Museo del Caribe, el Museo Romántico o el Museo de Antropología de la Universidad del Atlántico),  la gran pregunta es: ¿si tenemos patrimonio, por qué no contamos con más de estos espacios para posicionarnos como un punto de referencia cultural en el Caribe y en Colombia? Sus beneficios en términos de educación de la sociedad o como reclamo turístico de calidad están más que comprobados. Aún tenemos un largo camino por recorrer para hacer de los museos los espacios donde se produzcan los cambios positivos que tanto demanda nuestra sociedad. Lograr su reapertura es prioridad. Visitar los que dan la pelea por mantenerse abiertos debe ser un compromiso permanente. Que no se quede solo en palabras. Larga vida a los museos. 

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Editoriales

El Heraldo
Editorial

PAE a cuentagotas

Justo cuando comienza el cuarto mes del año en curso y dos meses después del inicio del calendario académico, de los siete departamentos de la región Caribe tres no han comenzado aún a ejecutar el Programa de Alimentación Escolar al que est

Leer
El Heraldo
Editorial

Inflación sin control

La decisión de la Junta Directiva del Banco de la República de subir las tasas de interés al 5 %, en un nuevo intento para contener la galopante inflación en el país, podría quedarse corta o ser insuficiente ante el alza de los precios que,

Leer
El Heraldo
Editorial

Seguridad: candidatos tienen la palabra

2021 no solo fue otro año violento en Colombia. Fue el más complejo, en términos humanitarios, del último lustro. Un tiempo realmente difícil, casi insufrible e insoportable, en el que el incremento de las acciones de los grupos armados no es

Leer
Ver más Editoriales
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.